fbpx

3 recetas saludables con té matcha para el desayuno

Son perfectas para completar un desayuno que combine vitaminas y minerales necesarias para tener vitalidad durante el resto de la mañana. El té matcha te aporta parte de ellas, además de mucha energía

Hay para quien es sagrado levantarse y desayunar. Otros lo hacen pasado un rato, a veces, incluso algunas horas, porque son de mucho madrugar. Y también los hay que, directamente, ni lo hacen, porque se levantan sin ganas de desayunar, ya que dicen no tener nada de hambre.

Sin embargo, en este caso no se dan cuenta de que cometen un gran error, ya que cuando dicen que el desayuno es la comida más importante del día, no se equivocan.

El desayuno nos tiene que aportar los primeros nutrientes, vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita para afrontar el día. Por eso también es importante que lo que consumamos en esta comida, sean alimentos saludables y que te aporten la energía suficiente para el desarrollo de actividades de tu día a día.

El té matcha forma parte de ese listado de alimentos que te vendrá genial tomar durante tu desayuno. Sin embargo y para que no siempre lo tomes en infusión, hoy te hemos traído un listado de recetas que puedes tomar en el desayuno, que incluyen té verde y que son saludables.

Beneficios del té verde en el desayuno

Té verde y té rojo son las dos variedades de más infusiones que más se consumen. El té rojo porque ayuda a despejar la mente y pone nuestro metabolismo en marcha y el té verde por sus propiedades antioxidantes.

Pero, ¿sabías que el té matcha tiene hasta 10 veces más de antioxidantes que el té verde normal? Así es. Además, aporta una gran cantidad de vitaminas, minerales y, sobre todo, mucha energía, sin necesidad de tener que tomar más cafés cargados de la cuenta.

Conclusión: es saludable, es fácil de preparar. Se puede tomar con agua o con agua y leche y, lo mejor, al ser un té en polvo, también es perfecto para preparar recetas saludables con él.

De ellas, precisamente, queremos hablarte hoy en este post. Todas ellas son fáciles de preparar. Algunas las puedes dejar hechas el día anterior y, otras, las puedes preparar en un momento, el mismo día.

Puding de té matcha y chía para desayunar

Lo mejor para tomarte esté puding en las mejores condiciones, es dejar la chía a remojo el día anterior, de manera que te puedas beneficiar de todos sus nutrientes.

Para preparar el puding vas a necesitar:

  • 2 cucharadas de té matcha del sabor que más te guste
  • medio vaso de chía
  • 1 vaso y medio de leche vegetal (con la de coco queda muy rico) o si prefieres, de vaca.

Cuando tengas todo, solo tienes que juntar la chía ya hidratada junto con la leche y el té matcha, mezclar y ya estará listo para tomar.

Y si quieres darle un toque algo más dulce, puedes añadir un poco de canela o trocitos de fruta como plátano, arándanos o fresas, que le va genial.

¿Por qué nos gusta esta receta para el desayuno? Por la combinación perfecta entre chía y té matcha, teniendo en cuenta que la chía es saciante, una fuente natural importante de fibra, es un antiinflamatorio natural, además de aportarnos calcio y omega 3.

Gofre de avena y té matcha

Algunos puede que se hayan echado la mano a la cabeza nada más leer la palabra gofre, pero desde ya te adelantamos que este nada tiene que ver con los tradicionales, que llevan grandes cantidades de azúcar y harinas refinadas.

Es perfecto para el desayuno en familia de los fines de semana, porque lo vas a disfrutar tranquilamente. Eso sí, si eres de los que tiene algo más de tiempo para desayunar cualquier día de la semana, tómalo cuando lo desees, porque es realmente saludable y muy completo.

Para elaborar este gofre vas a necesitar:

  • 1 huevo
  • 1 taza de harina de copos de avena
  • 3/4 de leche (vegetal o de vaca)
  • 1 toque de canela
  • 1 cucharada de té matcha
  • 1 puñado de espinacas frescas
  • 2 cucharadas de miel pura
  • 1 cucharada de levadura
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Cuando tengas todos los ingredientes solo tienes que meterlos en una batidora, batir bien y servir la cantidad justa para elaborar un gofre en la gofrera de casa. Normalmente, deberás dejarlo entre 3 ó 4 minutos, pero es cierto que depende de cada aparato.

A la hora de servir, le puedes añadir un poco de cacao puro en polvo, fruta fresca cortada (plátano y fresa le van genial). Acompáñalo de otra infusión o de un café y tendrás un desayuno completo y variado.

¿Por qué nos gusta? Por lo que acabamos de mencionar. Si te fijas, tiene avena, que aporta fibra, el té matcha que nos aporta energía, junto con las espinacas, que son fuente de vitaminas, el huevo que nos daría la proteína y el acompañamiento que es muy saludable.

Granola casera con té matcha

Si eres de las personas que no tiene tiempo para disfrutar mucho del desayuno por las mañanas, esta receta es perfecta. Solo tienes que prepararla una vez cada dos o tres semanas y tendrás el desayuno preparado en 2 minutos y será muy, pero que muy saludable.

Para elaborarlo vas a necesitar:

  • 1 tarro hermético grande y de cristal
  • 200 gramos de avena
  • 60 gramos de nueces
  • 60 gramos de almendras
  • 1 cucharada de canela
  • 1 cucharada de semillas de lino
  • 2 cucharadas de té matcha
  • 3 gramos de pipas de calabaza
  • 60 gramos de miel pura
  • 1 puñado de pasas
  • 1 puñado de orejones
  • 1 cucharada de AVOE
  • 1 pizca de sal

Ahora que ya lo tienes todo, lo primero que tienes que hacer es precalentar el horno durante 10 minutos a 150 grados. Mientras pasa este tiempo, pondrás en la bandeja del horno, sobre papel vegetal, la avena, las nueces y las almendras partidas en varios trozos, así como las pipas de calabaza.

Por otro lado, añade la canela, el té matcha y las semillas de lino, junto con la pizca de sal y mezcla todo bien.

Por último, añadimos la miel y el aceite que previamente haremos calentado unos segundos en el microondas, para que se pueda esparcir mejor y echamos sobre el resto de ingredientes para, antes de meter al horno, mezclar bien.

Metemos en el horno y lo dejamos durante 25 minutos, aunque lo sacamos cada 8-10 minutos para remover todo de nuevo y volver a meter.

Durante el tiempo que está el horno en marcha iremos cortando las pasas y los orejones en trozos pequeños. Pasados los 25 minutos, sacamos la bandeja, la dejamos sobre una superficie de madera para que no queme nada, añadimos los orejones y las pasas ya cortadas y mezclamos bien.

Cuando esté frío, lo metemos en el tarro de cristal y lo usamos en el desayuno, cuando lo deseemos. Estos tarros aguantan muy bien unos dos meses, siempre y cuando nos aseguremos que hemos cerrado bien el tarro.

¿Con qué tomarlo? Puedes mezclarlo con leche, con yogur, añadirlo al puding que hemos descrito más arriba o, simplemente, tomarlo tal cual y acompañarlo de una taza de matcha latte, café con leche u otra infusión que nos guste.

Desayunos saludables con té matcha

Como puedes ver, desayunar saludable, sin necesidad de invertir mucho tiempo, es más que posible. Si te gusta hacerlo con té matcha, te hemos dado tres recetas que son perfectas para todo el mundo y que, prácticamente, tomándolas solas son el desayuno perfecto.

¿Te animas a prepararlas? ¿Ya lo hacías? Cuéntanos en comentarios qué te ha parecido y si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes para que otros puedan beneficiarse de él.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.