Es curioso; estoy convencida de que hoy, cuando ingleses y americanos toman en el té, lo hacen con un objetivo común: cuidar de su salud, mientras se proporcionan un momento de bienestar. Tú también lo crees ¿verdad? Y, sin embargo, probablemente no se hayan parado nunca a pensar que el té que hoy consumen, generó hace más de dos siglos el desencadenante a la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos.

Así es. Y es que si las cosas estaban tensas entre ambos territorios a finales del siglo XVIII, la gota que colmó el vaso y desencadenó el famoso conflicto bélico fue el Motín del Té, que tuvo lugar el 16 de diciembre de 1773, cuando en la localidad americana de Bostón se lanzó al mar todo un cargamento de té, como acto de rebeldía frente a la subida de diferentes precios de productos por parte de Gran Bretaña, entre los que se incluía el té.

¿Te das cuenta de lo importante que ha sido el té en nuestra historia? Así que sí, es curioso que un producto que hoy es sinónimo de paz y bienestar, fuera en su momento una herramienta para encender la mecha de uno de los conflictos más importantes de la historia.

Teniendo esto en cuenta y vistas las batallas que también lidiaron diferentes países para hacerse con los títulos de distribuidores de café, hoy no nos extraña que tanto uno como otro estén presentes en diferentes ramas de la cultura y el arte o que sus protagonistas sean firmes defensores de ambos productos.

Si nos acompañas, te mostraré películas, documentales o libros donde el té o el café son protagonistas y también haré un repaso de los personajes y famosos que tanto ayer como hoy, son firmes consumidores de uno o ambos productos. ¡Comenzamos!

El té y el café en el séptimo arte

Ya sea en películas, documentales o cortometrajes, el café y el té son protagonistas o forman parte de la narración de diferentes formatos del séptimo arte. A continuación vamos a ver algunos de ellos:

  • El Motín del Té: estaba claro que un hecho tan importante no podía quedar fuera del séptimo arte, teniendo en cuenta que éste siempre se ha nutrido de hechos reales para desarrollar sus historias. El Canal Historia así lo refleja en este documental:

  • Té para dos: es el título de una de las películas más famosas de Doris Day, con una canción de nombre homónimo, cantada por ella misma y que han interpretado importantes personalidades del mundo de la música, como Edith Piaf:

Pero estos no son los únicos títulos del cine donde el té es protagonista. Mucho más recientes son las películas ‘Té con Mussolini’ (1999), o las cintas francesas ‘El té en el jardín de Arquímedes’ (1985) o ‘La Ceremonia del té’ (2014).

Si pasamos al café, éste es uno de los grandes protagonistas en películas tan importantes como Desayuno con Diamantes (1961), donde no hay nada más sensual y glamouroso que ver a Audrey Hepburn tomarse un café en un vaso para llevar y ataviada de manera elegante.

Pero el café y las cafeterías también forman parte de algunas de las escenas más importantes de películas como ‘Amélie’, ‘James Bond’ (sí, este famoso personaje, además de Martinis, también sabe mucho de tomar cafés de calidad), ‘Sherlock Holmes’, cuyo personaje principal decía “No hay nada como una taza de café para estimular las células del cerebro” o ‘Iron man’, cuyo personaje principal necesita una buena dosis de cafeína nada más comenzar el día.

Pero el café y el té no forman sólo parte de las historias o de la vida de los protagonistas de numerosas películas o documentales, sino que también, actores, actrices y directores han sucumbido a los encantos, sabores y propiedades de estas deliciosas bebidas.

El director del misterio por excelencia, Alfred Hitchcock siempre defendió que no podía vivir sin él. De sobra conocida es la relación que tiene George Clooney con una famosa marca de café, pero es que no se trata de una mera fachada, sino que es algo real, tal y como él mismo ha explicado en más de una ocasión.

El té y el café en la música y la literatura

(FOTO: gloriaziegler.wordpress.com)

Y si del cine nos vamos a la música o a la literatura, importantes personalidades de la historia, como Honoré Balzac o Voltaire, quienes eran amantes confesos del café, como también lo fueron  Johann Sebastian Bach o Bethoven; este último, cuando componía, siempre tenía cerca una taza de café que le inspirará y el primero llegó a declarar que “el buen café endulzado, delicioso es más que mil besos, dulce sabe cual vino moscatel, ¡café, sí, es café lo que quiero”.

Pero no fueron los únicos, Verdi aseguraba que “El café es un bálsamo para el corazón y el espíritu” y el filósofo Kant también se declaró un verdadero amante del café.

Si nos vamos hasta el mundo del té, uno de los firmes defensores y consumidores del té y de las infusiones a base de flores y plantas es el Dalai Lama, al que acompañan un largo listado de famosos escritores, como es el caso de Oscar Wilde, Stephen King, Simone de Beauvoir o Jane Austen, entre otros.

El té y el café en el mundo de la farándula

FOTO: Instagram @gwynethpaltrow

En el mundo de la farándula, una de las que más se ha pronunciado a favor del té y sus beneficios, en concreto del té matcha, ha sido Gwyneth Paltrow; pero no es la única, a la modelo de Woman´s Secret, Alessandra Ambrosio, también es habitual verla pasear con algún preparado de té matcha.

Tras dejar sus problemas de adicción con el alcohol, Brad Pitt ha descubierto los beneficios del té matcha, el cual, le ayuda a cuidar de su salud. En esa misma línea se mueven otras compañera de profesión: Cameron Díaz, Jessica Alba o las hermanas Olsen.

El director de cine David Lynch, por su parte, es tan amante del café, que incluso ha creado su propia marca. Curiosa es la historia del actor Hugh Jackman, quien comenzó a aficionarse a esta bebida, tras conocer la vida de los agricultores de café para una película. De hecho, él también tiene su propia marca de café.

Como ves, el listado es realmente amplio. Y tú, ¿echas de menos a alguien?