¡No te puedes hacer a la idea de la cantidad de kilómetros que hacemos al año en Aromas de Té! Para acudir a ferias, a mercados, para repartir mercancía o para seguir aprendiendo sobre comercio electrónico y mejorar nuestra web para ti, entre otros motivos.

¿Que por qué te cuento esto? Muy sencillo. Porque a lo largo de esos miles de kilómetros que hacemos en un sólo año, aprendemos mucho. Tradiciones, gastronomía o formas de pedir las cosas, principalmente. ¡Incluso idiomas! Y entre todas esas cosas que vamos conociendo en nuestros viajes, también están las formas de pedir o de preparar café en España.

Porque sí, ¡en España hay muchas maneras de pedir y de preparar un café! Y ya no me refiero sólo a hacerlo en euskara, catalán o gallego, sino a las costumbres que hay en cada rincón de nuestro país. Te pueden gustar más o menos, pero hay algo que me ha quedado claro: si la materia prima es buena y la persona que lo prepara, sabe dar con la clave para hacerlo de la mejor manera, ¡la experiencia siempre es un placer!

Así que hoy, en este nuevo post, quiero hablarte de las principales maneras que hay de preparar café en España, repasando los que nosotros conocemos y otros que hemos recopilado a través de diferentes artículos de profesionales del sector de la alimentación, en Internet.

Pero, previamente, creo que es necesario hacer un repaso a algunos de las cifras más curiosos que se conocen, hasta el momento, sobre el café. ¿Me acompañas? ¡Empezamos!

Datos sobre el café en España y en el mundo

Alguno quizá piense que son cifras exageradas y a otros, probablemente, les parecerá que se quedan cortas. Todo depende de la cantidad de café que tú mismo tomes. Pero, por empezar con una cifra, ¿sabías que la media de kilos de café que una persona toma al año en España se sitúa en 4,5 kilos? Así es.  Y eso teniendo en cuenta que, sin embargo, España no es de los países donde más café se consume del mundo.

¿Quieres saber cuál es? ¡Finlandia! Claro, que esto tampoco nos extraña con el frío que hace allí gran parte del año y lo bien que sienta una buena taza de café para calentar cuerpo y mente, ¿no crees? ☕ En total, la media de kilos de café al año por finlandés se va… ¡hasta los 12!

Teniendo esto en cuenta, seguro que la media de tazas al día es superior a la de España, donde según el portal de estadísticas, Statis.es, en nuestro el 51,9% de las personas reconoce que toma una taza de café al día. Cifra que desciende hasta el 29,7% de personas, si hablamos de consumir dos tazas de café al día, y hasta el 6,8% para aquellos que toman entre 3 y 5 tazas de café al día.

Dato que, por cierto, también revela que la media de la gente que consume café, lo hace bastante bien, teniendo en cuenta que los estudios más recientes aseguran que tomar de 2 a 3 tazas de café al día alargaría la vida de estas personas, además de mejorar su salud cardiovascular y reducir el riesgo de sufrir Alzheimer, así como el avance de esta enfermedad, entre otros beneficios.

Pero hay otra cifra aún más curiosa. ¿Cuál es la cuna del café, por excelencia, en Europa? Italia, ¿verdad? Pues a pesar de la fama que tiene esta bebida en el país alpino, se consumen aún menos kilos que en España; en concreto, 5,9 kilos por persona, al año.

Y si España ocupa el puesto 19 del ránking mundial en consumo de kilos de café por persona, por detrás nuestro se encuentra Estados Unidos, donde consumen 4,1 kilos de café por persona; eso sí, traducido a número de tazas por día, la cifra es algo más llamativa: 400 millones de tazas. No está mal, ¿no??

Queda claro entonces que café se consume, y mucho, al día en el mundo (la cifra ronda los 1400 millones de tazas), pero ¿cuál es la variedad más consumida? La arábica y la forma más común de consumirlo es el expresso.

Y ya, para terminar, toma nota de estos últimos datos: Brasil es el país donde más café se produce del mundo y también donde más se consume si hablamos de países productores, seguido de México, si bien este es el sexto productor del mundo de café.

10 formas de pedir café en España que quizá no conocías

Dependiendo de la climatología o, simplemente, de las tradiciones, en España puedes pedir cafés que, en otras partes del país no sabrán ni qué es y, mucho menos, cómo prepararlas. Algunas de las más conocidas son:

  1. Barraquito: originario de las Islas Canarias, especialmente de La Palma y de Tenerife, el mismo se elabora a base de café, leche condensada, leche normal, canela, limón y licor, principalmente, Tía María, Licor 43 o Cachaça. Este sería el barraquito completo, pero también hay dos variedades más: el zaperoco, que lleva mayor cantidad de licor; y el leche y leche, que aunque se considera también barraquito, no lleva ni canela, ni limón.
  2. Asiático: originario de la región murciana de Cartagena, similar al que acabamos de mencionar. El mismo se elabora con café solo, leche condensada, brandy, Licor 43 y canela. En algunos lugares, además, añadirán corteza de limón. La manera ideal de servirlo es en vaso de cristal y bien caliente. Al ser dulzón y estar bien cargado, muchos lo consideran un auténtico reconstituyente. Eso sí…¡no lo tomes para ir a trabajar!?
  3. Café del tiempo: debido a las altas temperaturas que registra gran parte del año la Comunidad Valenciana, una de las formas más típicas de pedir café y refrescarse es, precisamente, ésta. El café del tiempo se elabora con café solo largo, hielo en cubitos y una rodaja de limón.
  4. Blanco y negro: seguimos en la Comunidad Valenciana, donde un blanco y negro no es otra cosa que un café granizado, con leche merengada. Sin duda, una manera dulce de terminar una comida o para tomar a media tarde, en alguna de las numerosas terrazas frente al mar que encontramos en esta parte del país.
  5. Celta: de Valencia nos vamos hasta Galicia, donde este café es toda una tradición, especialmente en la ciudad de Vigo. Se podría decir que es una variante gallega del tradicional carajillo que puedes pedir en cualquier punto de España y que se elabora café, azúcar moreno, orujo; en algunos lugares, le añaden nata montada.
  6. Quemadillo de Ron: típico de Navarra y La Rioja, cuando lo pidas, te servirán un café con azúcar, ron flambeado, leche y 3 granos de café. Realmente, ¡merece la pena probarlo!
  7. Resolí: originario de Cuenca, este tipo de café despierta la mente de cualquiera. Se trata de café con brandy, azúcar, acuardiente de la Sierra, peladura seca de naranja y un poco de canela al gusto.
  8. Tricolor (o trifásico): cuando vayas a Barcelona, si quieres pedir un café diferente, acuérdate de este que lleva  café, brandy y leche. Muy bonito de ver por la combinación clara de los 3 colores al prepararlo.
  9. Sobra: que no, sol y sombra, este café es originario de Málaga. El mismo se elabora a base de café (20%) y leche (80%); algunos lo confunden con el café manchado.
  10. Mediano: es la forma de pedir en Cantabria un café con leche a medio camino entre el que se suele tomar en el desayuno y el tradicional cortado. Se dice que, antiguamente, se le solía añadir una hoja de avellano para aromatizar.

Y tú, ¿cómo pides el café en tu tierra? ¿Hay alguna forma especial de prepararlo? ¡Cuéntanoslo!

Pide el mejor café para ti

Si eres amante del café y lo tomas a diario, nada mejor que prepararlo con materia prima de primera calidad. Nosotros ponemos el café y tú el resto de ingredientes, según la variedad que desees tomar ese día. Así que sólo tienes que entrar en Aromas de Té y solicitar aquel que más te guste aquí, en función de tus gustos. Lo recibirás en 24-48 horas, con portes gratuitos a partir de 20 euros.

¿Te ha gustado este post? Entonces, ¡compártelo en tus redes! Nos vemos en el próximo post