El otro día, mientras conducía de camino a la oficina, escuché en la radio que uno de los sectores que más está creciendo en lo que a negocios digitales se refiere, es el de la salud y la alimentación. La verdad es que no me sorprendió.

Por fortuna, cada vez son más las personas que se preocupan por su salud y bienestar. Y es que hemos pasado de una sociedad donde las mujeres tenían todo el peso del hogar y, por tanto, velaban por la salud y alimentación de todos los miembros de la familia, a otra en la que las tareas se reparten de manera equitativa.

Sin embargo, en esa transición, se han perdido muchas nociones y conocimientos sobre la alimentación tradicional, dentro de la cual se incluye el uso de plantas medicinales. Y, ahora, es cuando se está volviendo a tener interés por estas últimas y, en general, por todo lo que tenga que ver con la alimentación y la salud natural.

A continuación, hablaron sobre la moringa. Un de esos productos que, en la actualidad, se ubican dentro de la lista de superalimentos por todos los beneficios que consumir la misma aporta. De hecho, de esta planta de origen indio se puede decir que es como el cerdo, «se aprovecha todo«.

Y de ella quiero hablarte hoy. De su origen, propiedades y beneficios y usos. Además, como sucede con otros casos, veremos si la la moringa puede ser consumida por todo el mundo o no, según estudios científicos.

¿Te interesa saber más? Entonces te invito a acompañarme y seguir leyendo. ¡Disfrútalo!

¿Qué es la moringa? Origen y propiedades

Podría decir que la moringa es la solución a muchos problemas y eso lo saben, en especial, en países como La India, de donde es originario el árbol del que se recogen sus hojas y vainas que después se utilizan en ungüentos, cremas naturales, infusiones, aceites esenciales…

Pero el norte de La India no es el único lugar donde crece hoy en día esta variedad de árbol; también lo hace en otros países de Asia, África o América Latina. Y es que una de las ventajas de la moringa es que casi cualquier tipo de suelo, porque se adapta muy rápido; incluso en aquellos más áridos.

Es, sin duda, una planta muy agradecida y que ofrece muchos beneficios gracias a sus propiedades, entre las cuales cabe mencionar:

  • Diurética
  • Depurativa
  • Hepática
  • Antiinflamatoria
  • Antioxidante
  • Antidiabética
  • Disminuye los niveles de colesterol

Además, la moringa es rica, entre otros aspectos, en:

  • Vitaminas: A, B, C y E (algunas de ellas están presentes en todas las partes del árbol, otras en las hojas, semillas o brotes)
  • Minerales: como el magnesio, hierro (de hecho, se dice que efecto es 3 veces mayor que el de las espinacas), calcio y yodo (estos últimos, presentes en sus hojas y frutos)
  • Fibra: que se encuentra en sus hojas, frutos, semillas y brotes
  • Flavonoides: presente en sus frutos
  • Aminoácidos esenciales: como la treonina triptófano, entre otros aminoácidos, que ejerce la labor de metabolizar las grasas que se depositan en órganos como el hígado y que también podemos encontrar en ciertas legumbres, como las lentejas.

Beneficios de la moringa

Las propiedades antes mencionadas sobre la moringa hacen que la misma sea muy beneficiosa para la salud, especialmente, en lo que a los siguientes aspectos se refiere:

  • Adelgazar: ya que ayuda a acelerar el metabolismo y disminuye el apetito. Además, al ser diurética, tal y como mencionaba antes, reduce la retención de líquidos, que puede ser causante del aumento de peso en algunas personas u ocasiones determinadas. La manera más sencilla para conseguir este efecto es tomarla en infusión (más adelante te hablo de ello).
  • Pelo: al igual que la piel, el cabello también se debilita con el paso del tiempo. La moringa, al aportar vitaminas y minerales y ser un potente antioxidante, ayuda a regenerar las células muertas y aporta los nutrientes necesarios que el cabello necesita para mantenerse sano. Además, contiene Keratina, un aminoacido que fortalece el cabello. La manera más fácil de conseguir estos resultados es aplicando la moringa en aceite.
  • Piel: sus propiedades antioxidantes hacen que las células de la piel se regeneren constantemente, además de aportarle las vitaminas necesarias para mejorar el aspecto de la misma. Además, al ser antiinflmatoria y antiséptica, ayuda a curar heridas o quemaduras. De hecho, la moringa se utiliza en muchos productos de cosmética y dermofarmacia.
  • Hígado:  un estudio elaborado por la Universidad de Putra (Malasia) demostró que la moringa tiene propiedades protectoras para los tejidos del hígado. Así las cosas, la infusión de moringa se utiliza en medicina tradicional para limpiar el hígado y aportarle los nutrientes que necesita.
  • Sistema inmunitario y energía: al aportar una gran cantidad de nutrientes a nuestro cuerpo. La energía que aporta sería similar a la que puede aportar el azúcar, pero de manera natural y más duradera (de hecho, equilibra los niveles de azúcar y por eso es buena para los diabéticos). Además, el sabor de esta planta es realmente agradable y suave.

Además, otros beneficios que se asocian a la misma es que: reduce los niveles de colesterol malo y triglicéridos en sangre, ayuda a conciliar el sueño y en casos de personas que tienen problemas para alimentarse o niños que comen mal, también se suele utilizar como complemento alimenticio tradicional.

Tipos de moringa

Se conocen hasta 13 tipos de variedades de moringa, entre las cuales, la más famosa y utilizada es la moringa oleifera; la que procede de India. Otra de las más utilizadas es la variedad africana, moringa stenopetala, procedente de Kenia. Lo cierto es que ambas son tienen unas propiedades y un aspecto muy similar

Cómo tomar la moringa

Ya he dicho más arriba que uno de los primeros beneficios de la moringa es que de esta planta se aprovecha casi todo. Por esta razón, también hay muchas maneras de consumir la moringa y obtener así sus beneficios:

  • En hojas: se utilizan sus hojas secas o amarillas (no se suelen utilizar las verdes) y, al igual que otras infusiones elaboradas a base de plantas medicinales, se hierben en agua y se cuelan para tomarlas. La temperatura ideal para hacerlo son los 100 grados y es bueno dejar reposar entre 5 y 7 minutos para que podamos obtener el máximo de propiedades de la moringa.
  • En polvo: al igual que el té matcha, también existe la opción de tomar la moringa en polvo. En estos casos se suele utilizar para tomarla como infusión, añadirla al café o a los batidos y smoothies. También hay personas que la utilizan en recetas (sopas, cremas o caldos, suele ser lo más habitual, pero también hay quien la añade a las gachas del desayuno), por la facilidad de su uso y todas las propiedades que esta planta medicinal aporta a nuestro organismo. En medicina natural, también se elaboran cápsulas con el polvo de moringa.

Los expertos aconsejan, en caso de que se tome en infusión, café o como suplemento en el desayuno, utilizar 1/4 de cuchara de café para cada ocasión y, a ser posible, por las mañanas, de manera que el cuerpo se beneficie de sus propiedades desde primera hora de la mañana. Si llevas ya un tiempo tomando moringa, puedes echar una cucharadita de café entera. Si utilizas las hojas, depende del sabor que le quieras dar.

¿Tiene contraindicaciones?

Es cierto que los estudios que existen al respecto no son tan numerosos como los de otras plantas medicinales, pero, a priori, los que existen explican que se trata de una planta segura para tomar. De ahí que también la puedan tomar niños. También se puede tomar durante la lactancia, por supuesto, de manera moderada.

Eso sí, en caso de que tengas alguna enfermedad y estés tomando medicación para ello, siempre resulta recomendable consultar a tu médico, por si hubiera algún tipo de incompatibilidad con los medicamentos.

Dónde comprar moringa

Como ya sabes, en Aromas de Té somos unos enamorados de las plantas medicinales que cuentan con propiedades beneficiosas para la salud. La moringa es una de ellas y por esta razón, en nuestra tienda podrás adquirir hojas de moringa ecológica para elaborar una rica infusión.

Además, hemos elaborado una infusión a base de moringa, frutos secos y otros ingredientes como las pasas, la flor de hibisco, flor de saúco o las pipas de albaricoque, que harán las delicias de toda la familia. Sin duda, una de esas infusiones naturales que sirven para introducir a los más pequeños de la casa en el mundo del té, de manera segura, rica y aportándole beneficios para su sistema inmunológico.