Que no te engañen: a todos, en mayor o menor medida, sea hombre o mujer, nos gusta estar guapos y sentirnos bien. Y no es que lo digamos nosotros, es que lo dicen las cifras del mercado de productos para el auto-cuidado o Consumer Health: en el último año, es el sector de la salud que más ha crecido en España, siendo la farmacia el lugar preferido por la población para hacerse con dichos productos.

Datos positivos que también se ven en la cosmética natural y orgánica. Según datos de la consultora Anna Cano, este mercado crece entre un 8 y un 10% al año y se estima que en 2025 la cifra de facturación supere los 25.100 millones de dólares a nivel mundial.

Una cosmética, la natural, que se ha profesionalizado en los últimos años; no hay más que ver la cantidad de productos de cosmética natural que encontramos en las ferias a las que acudimos, especialmente si hablamos de eventos como Biocultura o Ecocultura, entre otras.

Los motivos son varios, pero principalmente se pueden recalcar 2:

  • La gente joven es consciente de que tiene que cuidarse y quiere hacerlo, pero cada vez exige más que los productos sean completamente naturales.
  • Son más respetuosos con el medioambiente, por lo que siempre será mejor para todo el mundo.

Cosmética natural y sus beneficios

Porque no nos gusta empezar la casa por el tejado, vamos a comenzar por definir qué es la cosmética natural, que no es otra cosa que aquella que ha sido elaborada a base de plantas y otros productos de la naturaleza. Dentro de la misma, también se puede crear productos de cosmética ecológica, que son aquellos que se elaboran con materia 100% ecológica.

Para saber si lo que compramos lo es en realidad, basta con ver si llevan el certificado de calidad, como podéis comprobar en el caso de nuestros tés, infusiones y cafés ecológicos. Si no los llevan y te lo venden así…¡no te fíes del todo! Salvo que sea alguien de confianza, que sabes a ciencia cierta que los productos que utiliza lo son.

El objetivo de la cosmética natural es utilizar ingredientes que se ajusten lo máximo posible a las necesidades de la piel, cabello y uñas. Y, ¿cuáles son las ventajas? Te nombro las más importantes:

  • Su efecto es más suave que el de los productos que tienen sustancias químicas
  • No contiene ninguna sustancia química, es decir, ni utiliza productos derivados del petróleo, ni aditivos, ni conservantes o perfumes artificales: son 100% naturales.
  • No tiene efectos secundarios
  • No contamina el medioambiente
  • La puedes hacer tú misma

Y esto último, es precisamente lo que hoy queremos enseñarte, pero antes vamos a repasar algunas de las plantas naturales que se utilizan, con mayor frecuencia, a la hora de elaborar productos de cosmética natural para piel, cabello y uñas.

Las 8 plantas más utilizadas en cosmética natural

Si bien no son las únicas, es cierto que son las que más encontrarás entre los ingredientes:

  • Azafrán: para tratar los problemas de la piel. Se encuentra en muchas cremas destinadas a eliminar las manchas de la piel.
  • Aloe vera: tanto para hidratar la piel, como para tratar problemas de quemaduras, sequedad o erupciones, entre otras dolencias de la piel.
  • Lavanda: además de para dar un aroma agradable y natural a muchos productos naturales o utilizarla en aceite para masaje, la lavanda también se emplea para reducir los síntomas del acné o la psoriasis, debido a sus propiedades antisépticas.
  • Caléndula: tonifica, suaviza e hidrata, además de reducir la grasa, tanto de la piel como del cabello. Por otro lado, tiene un aroma suave y muy agradable, por lo que, al igual que la lavanda, se utiliza para dar aroma natural a los productos e, incluso, color anaranjado.
  • Salvia: tiene importantes propiedades astringentes y ayuda a recuperar el ácido hialurónico de la piel. Del mismo modo, ayuda a reducir la sudoración, por lo que es ideal para desodorantes naturales. Al pelo le aporta suavidad y ayuda a eliminar la caspa.
  • Manzanilla: si tienes hongos en las uñas, la manzanilla, junto con la caléndula, te ayudarán a terminar con ellos. Además, la manzanilla es ideal para suavizar, limpiar y blanquear la piel y que ayuda a desenredar y dar brillo al cabello.
  • Rosa mosqueta: estoy segura de que conoces los beneficios que esta planta tiene para el cuidado natural de la piel, en concreto, en lo que a reducir o curar cicatrices y estrías se refiere. Pero, además, la rosa mosqueta ayuda a recuperar el cabello seco y dañado, aporta brillo y ayuda a reducir la caspa.
  • Hamamelis virginiana (también conocida como avellano de bruja): tiene propiedades astringentes y antioxidantes, por lo que es uno de los «anti-aging» naturales más empleados, tanto para la regeneración de la piel, cabello y uñas. Además, también ayuda a reducir problemas de ampollas o eczemas.

Cosmética natural para el pelo: champú natural casero anticaspa

En función de la edad o de nuestros propios complejos, nos gusta que el cabello tenga una u otra forma. Además, el mismo sufre diferentes problemas a lo largo de la vida de una persona: caída, canas, caspa, sequedad, que se daña por el paso de los años o el uso de tintes químicos, que tiene mucha grasa, poco volumen, etc.

Hoy quiero que prepares tu propio champú natural casera anticaspa. Para ello, tal y como explican desde Bezzia, para elaborar un champú anti-caspa necesitas los siguientes ingredientes:

    • Salvia
    • Romero
    • Tomillo
    • Champú neutro natural (190 ml)
    • Agua

Una vez tengas todos los ingredientes, lo primero que tienes que hacer es preparar una infusión – con un litro de agua y echar una cucharada grande de cada una de las plantas – que, después de reposar, mezclarás con el champú neutro.

A TENER EN CUENTA: utilízalo en poca cantidad, pero a diario o cada 2 días, porque el champú natural es menos duradero que el de laboratorio. Además, te recomiendo que lo guardes en un bote de cristal, en un lugar donde la temperatura sea suave y la luz no le dé directamente.

Otra cosa, este tipo de champús, a diferencia de los comerciales, no genera espuma, pero no te asustes, porque eso se debe a que no utiliza sustancias químicas, pero sí que limpia y logra el resultado esperado. Sólo tienes que comprobarlo por ti mismo.

Cosmética natural para las uñas: crema casera

El estado de las uñas dice mucho del estado de nuestra salud. Una alimentación saludable y una hidratación correcta te ayudarán a tener unas uñas fuertes, pero si quieres un refuerzo, que nunca viene mal, te propongo que hagas esta sencilla crema casera para uñas que nos recomiendan desde Hacer Cremas. Para ello vas a necesitar:

  • Crema base lanette (150 gr.)
  • Aceite de sésamo (6 gr.)  (puedes sustituirlo por el de rosa mosqueta o caléndula)
  • Tintura de benjuí (5 gotas) (o aceite esencial de palo de rosa)
  • Extracto de avena (22 gotas)
  • Envase
  • 1 recipiente esterilizado
  • 1 pipeta para echar las gotas

Una vez tengas todos los ingredientes cogemos la crema de base y la ponemos en un recipiente esterilizado. A continuación añadimos las gotas de tintura de benjuí (o su sustituto) y las del extracto de avena. Por último, añades el aceite de sésamo, lo mezclas todo bien y lo metes en el envase donde vayas a conservarla.

NOTA: Esta crema es de uso diario; sólo tendrás que echarte un poquito en cada uña, extender bien y dejar que se absorba por completo. De esta manera conseguirás fortalecer y suavizar tus uñas. Es ideal para las personas que las tienen quebradizas.

Cosmética natural para la piel: exfoliante casero

El primer paso para lucir una piel bonita es limpiarla y, en este sentido, la exfoliación juega un papel fundamental. Por eso, hoy queremos proponerte que hagas tu propio exfoliante casero. Para ello, nos hemos fijado en estas 2 opciones. La primera de ellas es de Ecoeosfera. La seguda es de Noticias Tú

Opción 1: lavanda y sal de grano

  • ½ taza de sal de grano gruesa
  • 1/3 de taza de aceite de jojoba, almendra o coco
  • 1 cucharada de lavanda seca
  • 16 gotas de aceite esencial de lavanda

Los pasos a seguir son muy sencillos: mezcla la sal con el aceite de jojoba, almendra o coco (el que hayas elegido) y mezcla bien. A continuación añade los otros 2 ingredientes y vuelve a mezclar. Ya lo tienes listo para aplicar en la ducha. Déjalo actuar durante 2 ó 3 minutos y retira. Cuando salgas, además de tener un agradable aroma a lavanda y al aceite que hayas utilizado, también notarás que está más suave.

Opción 2: exfoliante de té verde

  •  2 cucharadas de té verde
  • Azúcar blanca o morena 1 taza (el azúcar debe ser suave, no grandes gránulos)
  • ½ taza de aceite de oliva (100% aceite de oliva)
  • 2 cucharadas de miel cruda

Cuando los tengas todos reunidos, sigue estos pasos: une todos los ingredientes en el frasco de cristal donde lo vayas a conservar y mezcla bien. Después, guárdalo en un lugar fresco y oscuro.

Ahora te toca a ti

Estas han sido sólo algunas ideas de cosmética natural casera que tú mismo puedes hacer en casa. Pruébalas y nos cuentas el resultado. Por supuesto, si tienes más ideas para compartir con todos nosotros, será un placer saberlo, al igual que valores este artículo. ¡Hasta el próximo post!