Seas mujer u hombre, el cuidado del cabello siempre nos preocupa, especialmente en ciertas épocas o cuando llegamos a cierta edad.  Y es que hay momentos de la vida en los que el cabello se debilita, está más graso o seco de lo habitual y se cae sin motivo aparente. Los expertos recomiendan llevar a cabo ciertas pautas para gozar de un pelo sano y bonito entre los que, por supuesto, no faltan una correcta higiene del cuero cabelludo, para lo cual deberás utilizar un champú acorde a las características de tu cabello.

Además de estos productos industriales, desde Aromas de Té, que apostamos en todo momento por el uso y consumo de productos naturales, hoy queremos hablar de aquellos tés e infusiones que, de una forma u otra, te ayudan a cuidar de tu cabello, sin efectos secundarios y, por supuesto, de forma completamente natural.

Consejos básicos para el cuidado de tu cabello

Antes de pasar a hablar de esos tés e infusiones, nos gustaría ofrecer algunos consejos básicos para lucir un pelo sano y bonito a diario:

  • Cepillado diario: particularmente en el caso de las chicas. Los expertos recomiendan cepillarlo tres veces al día, especialmente antes de acostarse, ya que eso permite estimular la circulación sanguínea del cuero cabelludo y que el cabello crezca más rápido.
  • Uso del acondicionador: y a diferencia de lo que nos han enseñado, utilizar éste en primer lugar y dejar el champú para el segundo lavado. Y es que según los expertos, este cambio permitiría que el cabello estuviera más hidratado y que se cerraran las cutículas del pelo, por lo que este luce más brillante y suave.
  • Fuera calor: los expertos en cuidados del cabello recomiendan, por un lado, que no aclaremos el pelo  con agua caliente, ya que daña el pelo, sino que lo hagamos con agua fría o templada, de manera que estimulemos la circulación sanguínea del cuero cabelludo, consiguiendo así más brillo para el cabello y que crezca más rápido. También desaconsejan el uso indebido o excesivo de planchas y secadores. De hecho, aseguran que una de las mejores terapias para la recuperación de la calidad del cabello es dejarlo secar al aire libre (al menos siempre que se pueda) y sólo quitar la humedad con la toalla o el secador. Eso sí, ¡no te acuestes nunca con el pelo mojado!.
  • No lavar el pelo todos los días: aunque no se ponen de acuerdo en la frecuencia con la que hay que lavárselo, lo cierto es que no se recomienda hacerlo todos los días, ya que si tienes el cabello seco este se secaría aún más y si tienes el cabello graso, este se vuelve dependiente del lavado diario para que luzca bonito.
  • Cortar las puntas cada cierto tiempo: para que el pelo se pueda oxigenar. Y hablando de oxigenación, tampoco se recomienda el abuso de tintes químicos, ya que estos podrían dañar o debilitar el cabello.
  • Alimentación sana y equilibrada: una dieta rica en vitaminas y minerales es esencial para el correcto crecimiento del cabello y de las uñas. Por eso, esto también es importante si quieres disfrutar de un pelo sano y bonito.

Tés e infusiones para el cuidado del cabello

Como ya hemos dicho al comienzo de este artículo hay tés e infusiones que nos ayudan a cuidar de manera natural nuestro cabello, especialmente en esta época del año en la que el frío y el viento nos acompañan casi a diario, pero que también sirven para aplicar el resto del año. Tés e infusiones como los siguientes:

  • Té verde: de sobra son conocidas las propiedades antioxidantes del té verde. Y no es que lo digamos nosotros, es que son numerosos los estudios que así lo han demostrado. Así las cosas, hoy en día no es extraño ver productos para el cuidado del cabello que incluyan té verde y es que el uso del mismo hace que mejore el estado del cuero cabelludo. Por esta razón, los expertos en el cuidado del cabello recomiendan verter una taza de té verde tibia a la hora del enjuagado, especialmente en el caso de los cabellos grasos. Repite este paso cada vez que vayas a lavarte el pelo y notarás cómo mejora la salud del mismo.
  • Manzanilla: habitualmente se ha asociado el uso de la manzanilla al aclarado del cabello y, es cierto, éste es uno de los usos más comunes de esta infusión a la hora de cuidar el cabello de forma natural. Para conseguirlo debes hacer el siguiente preparado: 2 cucharadas de manzanilla, 3 de jabón neutro para el pelo y media taza de agua. Posteriormente hay que hervir los tres productos juntos, colarlo en una botella de vidrio y dejar enfriar. La solución se aplicará durante el enjuagado del cabello. En este sentido, cabe añadir un pequeño apunte: es mejor realizar esta acción durante la época estival o cerca de la misma, que en invierno.

Pero, como decíamos, el uso de la manzanilla no sólo se recomienda para aclarar el cabello, sino que también sirve para dar ligereza, aroma y brillo al pelo. Para conseguirlo, el proceso sería el mismo que el anterior. Eso sí, hay diferentes versiones al respecto: algunos expertos aconsejan utilizar el jabón neutro, tal y como comentábamos antes y, otros, por el contrario, sólo utilizar agua y manzanilla. Puedes ir probando a ver cuál de los dos es el que mejor va a tu cabello.

Por otro lado, la manzanilla, combinada con la cúrcuma, te ayuda a disimular las canas de forma natural en el caso de que tu cabello sea rubio. Para ello deberás realizar un preparado de 4 cucharadas de manzanilla por cada medio litro de agua y repetir la operación con la cúrcuma. Si lo aplicas cada vez que te lavas la cabeza, la manzanilla te dará reflejos dorados al cabello y la cúrcuma, por su parte, le dará una tonalidad tipo a la miel, asemejándola al tono de un rubio muy natural.

  • Té negroté rojo y rooibos: para teñir el pelo de forma natural. Al igual que el té se ha utilizado como remedio casero para teñir ropa, sobre el pelo tiene el mismo efecto. Así que si tienes el pelo negro o pelirrojo, el té negro y el té rojo para el primer caso y el rooibos para el segundo te pueden ayudar a conseguir este tinte natural para tu cabello. Para ello se recomienda utilizar té a granel, como el que encontrarás en nuestra tienda. Sólo tienes que preparar una infusión bien concentrada de uno de estos tés y dejarla reposar. Algunos expertos recomiendan añadir una cucharada de vinagre de manzana por cada taza de té que prepares, de manera que el mismo acondicione e intensifique el color. Posteriormente, la aplicaremos sobre el cabello y la dejaremos actuar durante 20 minutos. Después aclara y nota cómo tu pelo se tiñe de tu color natural.
  • Cola de caballo: la misma te ayudará a reducir la caída del cabello de forma natural. La misma se puede utilizar de tres maneras, para conseguir el mayor efecto posible. Se puede emplear sólo una de ellas o combinar las tres:
    1. Tomar una infusión diaria de cola de caballo nos ayudará a estimular el crecimiento del cabello, gracias a los nutrientes que posee, siendo una de las fuentes naturales más ricas en silicio orgánico, lo que permite dar elasticidad, firmeza y resistencia al pelo, además de mejorar la circulación, disminuyendo la caída del cabello.
    2. Utilizarlo con el champú: para ello debemos hacer un preparado a base de jabón neutro para el cabello y añadirle media taza de agua hirviendo y tres cucharadas de cola de caballo. Una vez se enfríe la fórmula, la aplicaremos sobre el cabello y dejamos actuar.
    3. Utilizarlo como tónico: una vez nos hemos lavado el pelo como lo hacemos de forma habitual, después del champú podemos utilizar la cola de caballo a modo de tónico. Sólo tendremos que aplicar la infusión de la misma sobre el cabello, dejar actuar y aclarar.

Estos son sólo algunos trucos para cuidar el cabello de forma natural con tés e infusiones.

Y vosotros, ¿conocéis alguno más?¡ Nos encantaría conocer vuestros trucos!