fbpx

Mini guía para iniciarte en el mundo del té

5 preguntas y respuestas que toda persona que se introduce en el mundo del té debería de saber para poder disfrutar al máximo de esta bebida milenaria; la segunda más consumida del mundo, por detrás del agua

Seguro que no te sorprende si te decimos que, en España, cada vez son más las personas que consumen té. Según la consultora Quartz, está previsto que en los próximos años, el consumo de té en nuestro país aumente un 4% cada año.

Desde nuestra experiencia, también te podemos decir que tenemos la suerte de tener nuevos clientes, casi a diario. Clientes que prueban, se quedan y, por supuesto, nos dejan sus dudas y preguntas sobre las características de determinados tés, sobre cómo prepararlos, para que les ayudemos a elegirlos en función de sus gustos o de su día a día, etc.

Por eso, si tú también eres nuevo en el mundo del té o llevas poco tiempo, este artículo está especialmente dedicado a ti. Pero, ¡ojo! si también llevas un tiempo, incluso años, no dejes de leerlo, porque estamos seguros de que alguna de las respuestas te puede resultar de utilidad.

¿Por qué? Por un lado, porque todos somos personas de costumbres y muchas veces tomamos un producto porque nos gusta, pero no nos detenemos a conocer nuevos.

Por otro, porque a veces podemos estar preparando infusiones de forma errónea o de aquella manera en la que no somos capaces de sacarles todo «su jugo» o, simplemente, porque las investigaciones sobre estas plantas avanza cada día y siempre hay nuevas noticias.

En cualquier caso, hemos preparado 5 preguntas muy frecuentes y que te vendrán genial si quieres conocer mejor el mundo del té.

5 preguntas sobre el mundo del té

En el siguiente listado vas a encontrar todas las preguntas que las personas que se inician en el mundo del té o que llevan poco tiempo en él, se hacen.

1. ¿Cómo se prepara una infusión?

No te puedes imaginar la cantidad de veces que nos hacen esta pregunta. Muchas veces con algo de vergüenza, pero como de ella no se come, aquí va la respuesta. Tienes dos opciones:

  • Si utilizas bolsitas/pirámides de té, lo más recomendable es calentar el agua y después introducir la bolsita en el agua caliente. También hay quien la mete directamente en el microondas, pero te aconsejamos hacer lo primero.
  • En el caso de que utilices té a granel, lo primero que tienes que hacer es calentar el agua. Cada una de las infusiones necesita agua a una temperatura concreta. Para ello viene siempre genial tener a mano un termómetro, pero si no lo tienes, piensa que debes retirar el agua del fuego cuando empiece a hervir. Una vez esté caliente, en una tetera con infusor (todas las tisaneras de cerámica que tienes en Aromas de Té lo tienen incluido) añades una cucharada de la infusión que quieres, viertes el agua y esperas el tiempo de infusión que corresponda. En todas nuestras infusiones te indicamos tanto la temperatura del agua, como el tiempo de infusión, así que ya ves que no hay pérdida.

2. ¿Cómo se prepara una infusión con leche?

El proceso es exactamente el mismo que el anterior, con la diferencia de que no añadiremos todo el agua que necesita una taza de té, sino que dejaremos un pequeño espacio para la leche.

¿Cuánta leche? Poquita, una nube que se le llama o, si hacemos referencia al café, como el café cortado, que ya sabes que no lleva casi nada de leche.

¿Qué tipo de leche? La que a ti más te guste, puede ser de animal o vegetal. Es cierto que si consumes de las dos, hay algunas infusiones que pegan más con un tipo de leche que con otra, pero realmente es cuestión de gustos.

Lo que sí que es cierto (aunque también entra en juego algo de gusto) es que hay infusiones que casan mejor con leche que otras. De hecho, estas infusiones son el té rojo y el té negro, así como algunos rooibos.

¿Todos los tés rojos, negros y rooibos? Yo diría que sí. ¿Y por qué no el té verde, blanco o amarillo? Porque tienen un sabor más suave, que no casa especialmente bien con esos sabores.

¿Te doy alguna infusión que casa a las mil maravillas con leche? Toma nota de las siguientes:

Estas son algunas, pero hay muchas más. Si quieres que te las pasemos, escríbenos y te damos más opciones. Por lo general, todas las que sean especiadas, lleven chocolate o vainilla, frutos secos y algunas frutas (no las cítricas) suelen ir muy bien (dentro de las 3 variedades que te he mencionado).

3. ¿Cuántas tazas de té puedo tomar al día?

Aquí va a depender de tu estado de salud y de cuánto te afecte o no la teína, pero déjame que te cuente algunas cosas:

  • Si tu salud es buena, los expertos aseguran que se pueden tomar de 3 a 4 tazas al día.
  • ¿Qué pasa si tú necesitas tomar más? Tienes dos opciones:
    • Reinfusionar el té. ¿Cómo? Utilizando las mismas hojas del té de la primera taza. Por ejemplo, te tomas un té rojo para desayunar y, después, puedes reinfusionar esas hojas una o dos veces más. El sabor es algo más suave, pero está igual de bueno y la cantidad de teína se reduce muchísimo.
    • Combinarlo con infusiones sin teína o con teína casi inexistente, como es el caso del té blanco.
  • ¿Y si necesito espabilarme? Ojo, porque una cosa es espabilarse y otra muy diferente ponerte nerviosa. Puedes tomar una taza de té, pero luego combínala con un rooibos, por ejemplo, que aporta un montón de vitaminas y minerales, así como una infusión de jengibre y/o cúrcuma, que siempre van genial. Recuerda que, en este sentido, una correcta y variada alimentación, unida al descanso, un poquito de deporte y una buena hidratación.

4. ¿Cuál es el té que más me ayuda a adelgazar?

Esta es una pregunta «trampa» y te cuento por qué. El té, por si solo, no te va a ayudar a perder peso, pero acompañado de una dieta saludable, un buen descanso y una correcta hidratación te ayuda a:

  • Quemar grasas
  • Reducir la retención de líquidos
  • Limpiar toxinas

Es por estos tres motivos por los que siempre se asocia el té a las dietas, pero como bien digo, milagros no hace por sí solo, aunque sí que ayuda mucho si llevas una vida saludable.

Por supuesto, hay infusiones que ayudan más que otras:

5. ¿Qué utensilios necesito para disfrutar del té?

Una vez más, va a depender de cuánto quieras invertir. Lo mínimo es tener una taza de té con su infusor o comprar uno por separado. A partir de ahí, siempre viene genial:

  • Tener una lata de té para conservar tus infusiones favoritas. ¿No se puede conservar en la bolsa en la que los compramos? ¡Por supuesto! Le pones una pinza y aguantan a la perfección. Otra opción es aprovechar las latas de las pirámides, pero el cierre no es tan hermético como el de las latas, aunque también va bien y así reaprovechas ese material.
  • Un termo hermético: si eres de las personas que te gusta tomar tu té allá donde vas, es una excelente opción.
http://rusbankinfo.ru

El resto de accesorios, que son unos cuantos, van a depender de cuánto te guste el mundo del té o cuántos artículos relacionados con él quieres tener. Échale un vistazo a esa sección y nos cuentas si tienes dudas.

Déjanos las tuyas

¿Quieres dejarnos alguna pregunta más? Será un placer poder respondértela. Déjala en comentarios y te la responderemos encantados. 

займы онлайн без отказа

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.