Tomar el té en Inglaterra es parte de su cultura, al igual que lo son los Beatles, sus famosas cabinas telefónicas rojas o el Big Ben. Por supuesto, dentro de estas tradiciones no podemos dejar de mencionar la famosa ‘hora del té‘. La misma viene de siglos atrás, concretamente del siglo XVII, aunque esta costumbre no se popularizó hasta el siglo XIX ya que, antes que eso, sólo lo tomaban las clases altas o acomodadas de la sociedad inglesa. Hoy día continúa siendo una costumbre que los británicos conservan.

Pero lo más curioso de esta tradición es que, a pesar de ser una de las más internacionales y conocidas costumbres de este país, Inglaterra no es un gran productor de la planta del té, la Camelia Sinensis y, sin embargo, es el segundo país del mundo en consumir más té por persona. Es tal la importancia de tomar esta bebida, que incluso algunas compañías permiten a sus empleados parar en el trabajo para tomar una deliciosa taza de té.

El té negro, el preferido de los ingleses

Dentro de las variedades de té que existen en el mundo, en Inglaterra el té negro es el favorito de los ingleses. De hecho, el desayuno inglés (English Breakfast) es una combinación (blend) de té negro con leche y azúcar, al que añaden otros ingredientes dulces y salados, de modo que el desayuno resulta copioso y nutritivo.

Pero antes de conocer cuáles son los tipos de té negro más consumidos en Inglaterra hay que mencionar algunas características propias de esta variedad. A diferencia del verde, blanco u Oolong, el té negro ha pasado por un mayor proceso de oxidación. Generalmente, tiene, además, un aroma más fuerte y contiene más teína.

Principales variedades de té negro

Existen muchas más variedades de té negro, pero aquellas que los ingleses prefieren son las siguientes:

  • Assam: procedente de la India, se caracteriza por tener mucho cuerpo y sabor fuerte. Es una de las variedades más utilizadas en el desayuno inglés. En Aromas de Té disponemos de algunas gamas y, concretamente, la recomendada en el día de hoy y para disfrutar de un típico desayuno británico es el Té negro breakfast Eco elaborado con variedades de cultivo ecológico Assam y Sumatra, enfatizando las propiedades del té negro.
  • Ceylán: es otra de las más consumidas en Inglaterra y procede de Sri Lanka. Tiene como principal característica que durante su elaboración se enrollan las hojas y se tuestan al carbón. Ceylan es el tercer país productor de la planta del té en el mundo. Para que la variedad del té sea ceylán deber estar plantado, producido y envasado en Sri Lanka, es decir todo el proceso debe realizarse al 100% en este lugar del mundo.

Costumbres inglesas con té negro

En la isla británica estas variedades se pueden tomar de diferentes formas:

  •  English Breakfast: en la que es costumbre mezclar estos dos tipos finos de té. Esta bebida es la ideal para iniciar el día con vitalidad. Se puede beber sólo o con leche y, en muchas ocasiones , va acompañado con repostería.
  • Irish Breakfast: también es una mezcla de varios tés. Principalmente se emplea la variedad Assam. Al igual que el anterior, se toma para iniciar la jornada con vitalidad.

Son varios los beneficios que tiene tomar esta variedad del té. Entre los más destacables hay que mencionar que aporta una cantidad importante de teína, estimulando los músculos y el sistema nervioso y de ahí que es el ideal para comenzar el día. Otra de las ventajas es que diurético y ayuda a los riñones a eliminar líquidos.

Tras mencionar algunas de las características del té negro y sus beneficios, no nos podemos olvidar de comentar algunos datos curiosos de esta bebida y su relación con Inglaterra como por ejemplo que:

  • Fue la duquesa de Bedford, en el siglo XI,  quien, tras un desfallecimiento, ordenó que le dieran una taza de té que tras tomarla se recompuso. A partir de ese momento, la duquesa comenzó a reunir a sus amigos a la tarde para tomar esta bebida y desde entonces, este acto se conoce como “Afternoon tea”.
  • La hora del té es entre las 15 y 17 horas y esta bebida suele ir acompañada de sándwiches salados y también dulces y repostería.
  • Nunca hay que soplarlo para que se enfríe y se remueve con una cucharilla.