Se habla mucho la astenia primaveral, pero pocas veces se menciona el hastío, el cansancio y todos los catarros que se producen con la llegada del otoño. Esa en la que cuando sales de casa hace mucho frío, pero en cuanto el sol comienza a brillar con fuerza, a eso de las 11 o 12 de la mañana dependiendo del punto en el que te encuentres, la temperatura sube entre 10 y 15 grados.

¿Resultado? Catarros y bajadas de defensas. Y si a eso le sumamos que a muchos les cuesta volver a la rutina (muchas empresas alargan su horario de verano hasta el mes de septiembre incluido) y que los días cada vez son más cortos, a la bajada de defensas también se une la del ánimo.

Así que si estos días a tu alrededor parece que todo el mundo está cansado, catarroso o de mal humor, no te extrañes: son las consecuencias de la llegada del otoño. Una llegada que puede ser mucho más llevadera y que te ayudará a enfrentarte mejor al invierno – mucho más duro, sin duda- si cuidas tus defensas de manera natural.

¿Cómo? De esto es precisamente de lo que hoy te quiero hablar. Por eso, voy a abordar el tema de la alimentación y plantas medicinales que mejoran los síntomas que acabo de mencionar, pero también quiero hablarte de hábitos tan comunes y saludables como descansar las horas necesarias o incorporar el ejercicio a tu rutina semanal.

¿Te apetece saber más? Entonces, sigue leyendo porque esto empieza en 3, 2, 1….

Alimentación en otoño

Siempre lo decimos, pero es que es realmente cierto: la naturaleza es muy sabia. Por esta razón, en cada época la misma nos ofrece los alimentos que necesitamos para cuidar de nuestra salud. Si en verano nos encontramos ante alimentos mucho más ligeros, en otoño comienzan a ser algo más contundentes y repletos de vitaminas C y D o de minerales como el zinc, el selenio o los carotenos. 

El objetivo de los mismos es que puedas hacer frente a los temidos catarros otoñales, pero también al cansancio por la vuelta a la rutina. Además, también se recomienda tomar probióticos o alimentos que nos ayuden a desintoxicar el cuerpo de todas las toxinas que hemos acumulado durante el verano; algo que cuesta mucho evitar, teniendo en cuenta que se trata de una época donde los actos sociales están a la orden del día y donde se come fuera de casa y, por tanto, siempre hay más tentaciones y es difícil encontrar lugares de comida saludable o, al menos, platos saludables en bares y restaurantes.

Teniendo todo esto en cuenta, en tu cesta de la compra no pueden faltar alimentos como:

  • El brócoli, la coliflor, las naranjas, limones o mandarinas, así como los frutos rojos de la época, que te aportarán la cantidad de vitamina C diaria que tu cuerpo necesita.
  • Espinacas, coles de bruselas, ajo o chocolate, entre otros, que te aporten flavinoides y zinc.
  • Por supuesto, semillas de chía, de lino, algas o nueces que te ayuden a mejorar tu tránsito intestinal y te aporten ácidos grasos omega 3.

Por supuesto, se recomienda que reduzcas o elimines por completo los azúcares refinados, las comidas procesas y todo aquello que se con fritura. Si lo consumes de vez en cuando no pasa nada, pero mejor si no forma parte de los platos que consumen semana a semana. Y es que todo este tipo de alimentos te restan energía y son los responsables de aumentar el colesterol malo, las grasas y de que engordes; y como tú y yo sabemos que no son necesarios, los puedes ir eliminando, poco a poco, de tu dieta y sustituirlos por otros más saludables.

Plantas medicinales y especias para el otoño

Porque las mismas nos acompañan durante todo el año, pero es en esta época cuando nos sientan mejor que en otras, toma nota de las mejores plantas medicinales y especias para cuidar tu salud este otoño:

  • Equinacea: si eres asiduo a los jarabes del herbolario, ésta es una de las plantas que más se utilizan en medicina natural para cuidar la salud. En concreto, en el caso de los otoño esto se debe a que es antiinflamatoria, antisespasmódica e inmunoestimulante, entre otras de sus propiedades.
  • Cúrcuma: muy similar al jengibre, del que te hablaré más tarde, la cúrcuma es una de las especias que más se ha venido utilizando en la medicina tradicional asiática. Entre algunas de sus propiedades cabe mencionar las siguientes: ayuda a proteger el hígado, es digestiva, reduce los problemas relacionados con los bronquios, al mismo tiempo que actúa como antiinflamatorio natural.
  • Canela: especialmente utilizada como especia medicinal en la India y países colindantes, la canela, además de dar un sabor y un aroma muy agradable a infusiones, cafés y platos de nuestra cocina diaria, también es digestiva, ayuda a mejorar el estado de ánimo, mejora los problemas del sistema respiratorio y reduce el colesterol malo, entre otros beneficios para la salud.
  • Jengibre: si hace tiempo que nos sigues, sabes que el jengibre nos encanta porque se podría decir que es bueno para todo y para todas las edades y épocas del año. Sin embargo, si algo hay que destacar de sus beneficios de cara al otoño, estos son los siguientes: ayuda a reducir los síntomas de gripes y resfriados, es antiinflamatoria, digestiva y reduce los dolores internos y externos, de manera natural.
  • Cardamomo:  ideal para cuidar nuestro sistema digestivo, el cardamomo es una una planta medicinal que mejora el sistema inmunitario ayudando a combatir los virus más típicos del otoño. Del mismo modo, es expectorante y reduce los problemas de gases.

A tener también en cuenta en otoño

Que la alimentación es muy importante es algo que en Aromas de Té tenemos muy claro. Pero además de cuidar este apartado, para mejorar las defensas en otoño y hacer frente a esta época del año es importante:

  • Reducir el estrés: elimina todo aquello que sea tóxico en tu vida. Aprende a delegar y a organizarte mejor. Ni todo es tan urgente como parece, ni nadie es tan esencial como podrías pensar.
  • Realiza ejercicios de relajación o meditación: del mismo modo, los estiramientos u otro tipo de técnicas naturales que te ayuden a conectar con tu cuerpo y cuidarlo, siempre serán bienvenidas.
  • Descansar: y hacerlo de manera completa y durmiendo las horas que sean necesarias. Al menos, de 7 a 8 horas diarias y si haces mucho ejercicio, recuerda tenerlo en cuenta a la hora de descansar y de alimentarte.
  • Hacer ejercicio: es muy importante incorporar la rutina de hacer ejercicio en tu calendario semanal. No es necesario que acudas a ningún gimnasio; hoy en día tienes muchas clases online gratuitas para que puedas hacer ejercicio en casa, pero también puedes salir a caminar a buen ritmo. Haz ejercicio, al menos, 2 o 3 veces por semana.

Aromas de Té te cuida este otoño

En esta ocasión y teniendo en cuenta todo lo que hemos dicho hasta ahora, los tés e infusiones que te proponemos son los siguientes: