MONDAYS

Desagradable para las personas que lo sufren y para aquellas que les acompañan, pero un problema del que nadie está exento. Así es la halitosis. De hecho, según el ortodoncista González Cuver, la mitad de la población mundial la ha sufrido en algún momento de su vida y el 30 por ciento, de manera crónica. Por tanto, a todos nos puede pasar y nadie se libra del mal aliento, que no perdona ni tan siquiera a estrellas de Hollywood como Brad Pitt, Julia Roberts o a cantautores como Miguel Bosé o el mexicano Juan Gabriel.

El mal aliento tiene un fuerte impacto en las relaciones sociales y comunicativas de quienes lo sufren y en la mayor parte de los casos, también consecuencias psicológicas. Éstas llevan a quienes lo padecen a comportarse de forma diferente al entablar conversaciones: evitan el contacto físico, se ponen la mano al hablar o evitan dar dos besos.

Todos tenemos la imagen del galán que antes de besar echa mano de su spray bucal. Este sencillo gesto, sólo lo realiza un pequeño porcentaje de las personas que son conscientes de ese mal olor bucal. No está al alcance de todas aquellas personas que lo padecen darse cuenta de ello y este hecho tan curioso, se conoce como “el fenómeno de adaptación”; es un fenómeno causado por una especie de “fatiga olfativa”, que hace que el individuo esté tan acostumbrado a ese olor que no lo note.

Qué es la halitosis

CuerpoPero antes de examinar nuestro aliento y saber si podemos padecer halitosis o no, necesitamos saber qué es y cómo se define esta alteración de nuestro cuerpo. La halitosis es un término relativamente nuevo en medicina y en su etimología de origen latino no significa nada más que: aliento desagradable. Como curiosidad podemos contar que ese término científico apareció en los años veinte en Estados Unidos y fue estratégicamente escrito en un anuncio de enjuagues bucales.

El aliento humano, no necesariamente el mal aliento, es un gas que tiene una composición compleja con más de 200 compuestos diferentes; desde el Instituto del Aliento aportan algunas claves para explicar la aparición de la halitosis “la presencia de mal aliento es un indicador de una actividad bacteriana anormal o de un mecanismo fisiológico alterado”.

La halitosis se puede clasificar según diversos rasgos como la intensidad (que va desde el mal aliento poco perceptible hasta el muy intenso) o la frecuencia, que comprende el mal aliento ocasional, intermitente, reactivo, constante o crónico.

Muchos son los factores que pueden influir en el desarrollo de esta patología y alguno de ellos los explicamos a continuación:

  • Nuestro estado de salud y la condición física en la que nos encontremos: los hábitos como el alcoholismo y el tabaquismo ayudan a desarrollar el mal aliento.
  • Otras patologías que tengamos, no necesariamente detectadas previamente y de causa interna como pueden ser los problemas en el hígado o riñones o los cambios hormonales.
  • Por supuesto el tipo de alimentación poco saludable como la comida basura.
  • Tomar medicaciones, un ejemplo son los antidepresivos.
  • Factores ambientales concretos.

Causas de la halitosis

Como ya hemos adelantado, las causas vienen determinadas por diversos factores pero la gran mayoría de las veces, la halitosis tiene su origen en la cavidad bucal y es más simple de lo que parece: una mala higiene bucal. Desde la web del Instituto del Aliento añaden que “en un 90% de los casos, el mal olor proviene de la propia cavidad oral y se debe principalmente placa bacteriana en la lengua, y en menor medida es debido a problemas periodontales, caries dentales o hábito de fumar, entre otras. En el 10% restante de los casos, es debida a problemas del tracto respiratorio superior o inferior, problemas del sistema digestivo, así como enfermedades hepáticas o renales”.

Existen alrededor de 80 causas para la halitosis, pero como ya hemos adelantado, la falta de hábitos higiénicos evitan la descomposición bacteriana de restos de alimentos entre los dientes que no se han eliminado previamente al beber agua o masticar un chicle. Dicha descomposición, transforma esos restos en compuestos sulfurados.

Cabe añadir que la saliva juega un papel fundamental a la hora de la aparición del mal aliento: es sencillo, si su secreción no es suficiente, no es posible que se puedan llevar estos restos hacia el estómago. Esto también explica el mal aliento que todos tenemos por la mañana al levantarnos.

Otras causas de la halitosis se encuentra en las mucosas de nuestra boca, donde las bacterias presentes en nuestra lengua o pequeñas acumulaciones de sangre. Si la halitosis es grave, puede pasar de ser una patología a una enfermedad, desde El Instituto del Aliento informan que “en odontología, la halitosis tiene el rango de enfermedad, pues en el 90% de los casos se debe a problemas de la cavidad bucal”.

El estrés es otra de las causas que el mencionado Instituto cita como causa de la halitosis: “Se debe a la influencia del sistema nervioso en la disminución de la secreción salival” o por la menstruación “Los compuestos del mal olor, generados a partir de la descomposición de la sangre, son absorbidos por la mucosa vaginal y entran en la corriente sanguínea, siendo expulsados posteriormente por el aire expirado”.

Muchos remedios naturales que se creían causantes del mal aliento como el café, resultan ser en realidad beneficiosos para luchar contra esta patología. Como explica la publicación Muy Interesante, Científicos de la Universidad Tel Aviv han completado un estudio, donde se explica y demuestra que el extracto de café puede y ayuda a inhibir el desarrollo de esas bacterias bucales que están detrás de la halitosis.

Identificar los síntomas de la halitosis

infusiones_contra_la_halitosisDesde Misremedios.com nos dan algunas claves para identificar si tenemos mal aliento de dos formas muy sencillas:

Por un lado, podemos tocar con la punta de la lengua varias veces una de nuestras muñecas de la mano y dejar secar la saliva durante treinta segundos. Después, debemos acercar nuestra nariz para olerla. Para los menos puntillosos, también podemos frotar la lengua en una toalla o pañuelo y repetir la misma operación.

Si tampoco nos convence esta opción, siempre podemos y debemos acudir a un especialista para medir electrónicamente el mal olor bucal. El aparato utilizado por el personal sanitario es el halímetro y hace una lectura de los gases del aliento.

En España, existen también productos lanzados al mercado que miden el nivel de halitosis; se llama Tanita Fresh Kiss y en tan sólo 4 segundos nos indica el nivel de aliento. Este sistema ha sido incluido en el libro Guiness de los Records por sus altas ventas en Japón.

Tratamientos naturales contra la halitosis

Para prevenir la aparición del mal aliento, una de las acciones fundamentales que no pueden faltar en nuestra rutina diaria es la higiene bucal. Los expertos aconsejan un cepillado efectivo, aproximadamente, cada ocho horas y el uso de colutorios o enjuagues bucales.

Como ya sabemos, la alimentación adecuada es importante en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana pero también para combatir la halitosis y lo mejor es no incluir esos alimentos que la producen.

Lo más recomendable es seguir una dieta variada y rica en vitamina C, que es una de las responsables de mantener la halitosis a raya. Podemos encontrar esta vitamina en los cereales, en diferentes frutos secos como las castañas y nueces y también en verduras.

Por otro lado, es aconsejable mascar y mantener en la boca hierbas como perejil, el hinojo, o el cardamomo o hacerlo de una forma más sencilla: tomando una infusión de hinojo o una infusión con cardamomo. Como en Aromas de Té nos encanta, no sólo deleitar vuestro paladar, sino también cuidar de vuestra salud de manera natural, en este caso concreto os proponemos Té blanco Pai mu Tan Chai o la infusión Hechizo Herbal ecológica que, además, está encantando a todo aquel que la prueba. A nosotros, en particular, nos tiene enamorados.

También podemos combatir esta patología tomando alimentos ricos en clorofila. Por si no lo sabías, la manzana en una de las frutas que contiene más clorofila y que es beneficiosa en múltiples sentidos: limpia nuestros dientes de forma natural, refuerza las encías y ayuda a eliminar esos incómodos restos en la boca. Además de las piezas de fruta, puedes encontrarla en confituras como la rica mermelada de manzana con canela de Mermeladas Don Ramiro que encontrarás en nuestra web o en dulces y aromáticas infusiones como el rooibos chocolate menta.

Nos gustan las manzanas, pero se nos ocurren formas mucho más placenteras para remediar y prevenir la aparición de esta patología. Aquí te adelantamos los mejores remedios caseros en infusiones para la halitosis que hemos encontrado.

  • Infusiones con Anís en grano
  • Tomar un té rojo con canela
  • Como sabrás las hojas de menta también son un buen remedio para la halitosis. Como una infusión muy especial y diferente os proponemos la Infusión Atenea Ecológica.
  • La combinación de la menta, el anís y el regaliz también es una buena forma de prevenir el mal aliento , y para ello tenemos todos los ingredientes en una sola infusión que además es digestiva y aromática.
  • La infusión de jengibre, además de acelerar el metabolismo basal, esson una buena opción para combatir esta patología.

Gracias a los científicos de Tel Aviv, ahora también sabemos que el café es una de las bebidas que más benefician y previenen la aparición de la halitosis, en aromas de te tenemos una gran variedad para que no te aburras ¿Te apetece un café ecológico?

Ahora sí, ya sabes cómo prevenir o cuidar tu salud digestiva, evitando la halitosis o terminando con ella en caso de que la padezcas.