fbpx

Té amarillo: mini guía de uno de los tés más especiales de China

Por lo delicado de su proceso y por la baja cantidad de teína, el té amarillo se asocia muchas veces con el té blanco. Sin embargo, ambos guardan algunas diferencias de las que hoy te vamos a hablar. Descubre uno de los tés más misteriosos de China y todas sus características, en este artículo

Si alguna vez tienes la ocasión de hablar con algún maestro del té, seguro que si le preguntas por el té amarillo te responderá que serás muy afortunado si puedes probar una verdadera variedad de té amarillo. ¿Por qué? Porque el procesado de esta variedad de té es tan delicada, que son muchos los productos de las mismas, los que han abandonado su cultivo, frente al té verde.

Otra de las razones por las que se dice que este té se cultiva en tan pocas cantidades, es porque a la vista puede no resultar tan atractivo como otras variedades de té y que por eso mucha gente las rechazaba. Sin embargo, la realidad es que, a día de hoy, sigue siendo uno de los tés más apreciados por los verdaderos amantes del té, a pesar de la escasez del mismo.

Por suerte, en Aromas de Té contamos con una de las auténticas variedades de té amarillo que a día de hoy se siguen cultivando. Y suerte también la que han tenido los clientes que ya lo han probado, que destacan del mismo que «es excelente», «digno de los paladares más exigentes» y «muy suave», entre otros comentarios que puedes ver cuando compras té amarillo.

Origen del té amarillo

La historia que se esconde tras algunas variedades de té es realmente curiosa y la del té amarillo no lo es menos. Aunque nunca se sabe si son ciertas del todo, se dice que el té amarillo derivó de un cambio de procesado del té verde, ya que las tierras donde se cultiva siempre han tenido mucha tradición y fama de cultivo de esta variedad de té.

En concreto, este té se cultiva, principalmente, en la provincia montañosa de Hunan, al sur de China, así como en la de Anhui, situada al este del país y donde se encuentra la famosa montaña amarilla. En ambas se elaboran las principales variedades de té amarillo que se siguen comercializando a día de hoy y de las que más tarde te hablaré.

El té amarillo, cuyo nombre original es Huang da Cha, también es conocido como té dorado o té de «las 5 dinastías», porque durante muchos años, solo podían acceder a él los monjes y los miembros de la familia del emperador.

Cómo se elabora el té amarillo

Ya lo hemos dicho desde el inicio: este té es especial en todos los sentidos, también en su cultivo y recolección. Aunque depende un poco de las variedades, la mayoría de ella se recogen en primavera y tiene una fermentación muy corta, muy similar a la del té blanco.

Para que las hojas puedan tener ese tono amarillento que da nombre este tipo de té, es necesario que se haga un proceso de secado para, finalmente, tostarse y que el resultado sea el de una hoja entre marrón y amarilla, aunque algunas de ellas son más claras y otras más oscuras. Todo depende de la variedad de té amarillo que hayamos elegido.

Propiedades y beneficios del té amarillo

Sorprender. Eso es lo que siempre consigue el té amarillo a todas aquellas personas que lo prueban por primera vez. De hecho, gracias a las características que tiene, son muchos los que lo consideran un té perfecto, pues tiene un sabor suave como el del té blanco, el aroma del té oolong y un toque especiado, similar al del té negro, pero sin tener la cantidad de teína que tiene esta variedad.

Además se trata de un té diurético, con alto contenido en vitaminas y minerales, sobre los que destaca el calcio, el fósforo y el hierro. Del mismo modo es un excelente antioxidante natural y vigorizante, por lo que es perfecto para tomar a primera hora de la mañana o tras la comida principal del día, ya que también es digestivo.

Entre algunos de sus beneficios, cabe señalar que el té amarillo:

  • Favorece la eliminación de la retención de líquidos
  • Cuida nuestra salud bucal y ósea
  • Ayuda a regenerar los tejidos de la piel
  • Contribuye a retrasar problemas de visión causados por la vejez
  • Aumenta la capacidad intelectual

Té amarillo para adelgazar

Debido a las propiedades que antes hemos mencionado, este té es perfecto para acompañar en dietas de adelgazamiento, a modo de complemento natural, pero jamás como sustituto. Puede ser parte del desayuno, del snack de media mañana o de media tarde, o de digestivo tras la comida principal del día.

Al ser un diurético natural, facilita que vayamos más veces al baño, además de reducir la retención de líquidos que, muchas veces, hace que las cifras de nuestra báscula varíen, además de eliminar toxinas y ayudar a depurar el organismo.

Té amarillo para embarazadas

Uno de los problemas más comunes de las embarazadas es que suelen tener retención de líquidos y por eso se les suelen recomendar infusiones diuréticas. ¿Qué ocurre con el té amarillo? Que aunque es cierto que es un té bajo en teína, sí que la contiene, por lo que nuestra recomendación es que no tomes más de una taza al día y, a ser posible, que esta sea la de la mañana.

De todos modos, no hay nada como consultar a tu ginecólogo para que te confirme si puedes tomar esa taza al día o, en tu caso concreto, es mejor optar por otras infusiones que son diuréticas y no contienen teína. Además, también te podría ayudar a aliviar las náuseas matutinas de los primeros meses y la sensación de ardor de estómago que sufren algunas mujeres a lo largo de su embarazo.

Principales variedades de té amarillo

Si bien es cierto que durante un tiempo sí que hubo más variedades de té amarillo, en la actualidad se comercializan las siguientes:

  • Junshan Yinzhen: es uno de los más famosos de China y también uno de los más valorados. Su precio es elevado porque entra dentro de la categoría de «agujas de plata», lo que garantiza la calidad del mismo. Un dato curioso sobre este té es que, en la actualidad, gran parte de la producción de esta variedad se la queda el gobierno chino, con el objetivo de agasajar a mandatarios y diplomáticos de otros países.
  • Huoshan Huang Ya: su nombre significa, literalmente, «Brotes amarillos de Huoshan», que es el nombre de la montaña donde se cultiva. Se caracteriza por su aroma a bambú, un sabor a flores, castañas y paja y el color de su infusión es verde amarillento.
  • Song Yang Ying: que significa «el té del mono plateado» y cuyo aroma tiene toques florales y su sabor es una combinación de frutos secos y un pequeño toque terroso, pero que resulta muy agradable al paladar.

Cómo se prepara el té amarillo

Lo más importante a la hora de preparar una taza de té amarillo es que tengas bien medida la temperatura del agua. En concreto, tiene que estar a 85 grados. Cuando el agua alcance esta temperatura, solo tendrás que verterla sobre tu taza de té, a la que habrás incluido una o dos cucharadas de té y esperar de 2 a 3 minutos para empezar a a disfrutar de esta maravilla.

Cuéntanos, ¿conocías esta variedad y todas sus características? ¿La has probado o te gustaría hacerlo? Te esperamos en comentarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.