Seguro que a ti también te ha pasado alguna vez: vas paseando por la calle tranquilamente o estás sentada cómodamente en el asiento del autobús o tren y, de pronto, te fijas en una chica o un chico que te llama la atención por su cabello. ¡Menudo pelazo!

Esta última suele ser la reacción más habitual cuando nos encontramos ante esa chica o chico que tiene un pelo fuerte, cuidado y natural. Esos cabellos que parecen de anuncio de champú televisivo, pero que existen realmente. ¿Cómo lo consiguen? Aunque parte de ese resultado es debido a la genética, hay otros factores que influyen.

La alimentación, un correcto cepillado o la manera de lavarse el pelo tienen mucho que ver. Pero es que, además, hay ciertas plantas medicinales que nos ayudan a conseguir esos resultados que tanto deseamos. Por supuesto y como ya hemos dicho, la genética también influye. Pero hoy quiero compartir contigo algunos consejos, de manera que hagas todo lo que está en tu mano para conseguir el resultado que deseas. ¿Te apuntas?

Consejos básicos para cuidar el cabello

En una entrevista concedida a la revista ¡Hola! la profesional del sector de la peluquería Lorena Morlote asegura que la alimentación influye en gran medida en el aspecto de nuestro cabello.

Por esta razón, el primer consejo básico es el de llevar a cabo una dieta sana y equilibrada, donde las verduras supongan el 50% de nuestras comidas (mediodía y noche), acompañada también por frutas (recuerda: 5 al día), que se pueden tomar en forma de batido (sin añadir azúcar), aunque siempre será mejor la fruta entera, especialmente si hablamos de la manzana, la zanahoria, la naranja o el pomelo, entre otros, que velan por la salud de nuestro cabello.

Otros alimentos que también ayudan a cuidar el cabello son: pescados azules y salmón, que son ricos en Omega 3 y vitamina D; almendras, porque incitan a la producción de queratina, mejorando así el aspecto del cabello; los huevos, que son ricos en vitamina B y fomentan el crecimiento del cabello.

En segundo lugar hay que mencionar el cepillado. Ni se puede estar todo el día peinando el pelo, ni cuando se hace se puede hacer de cualquier manera y, mucho menos, con cualquier tipo de cepillo. Esto es lo que dicen los expertos. Entonces, ¿cómo hay que hacerlo? Vamos por partes.

Para comenzar, lo ideal es cepillar cada noche el cabello (independientemente de que lo hagas antes de salir de casa para estar guap@) y hacer entre 10 y 20 pasadas de manera delicada, en función del tipo de cabello que tengas. De esta manera se consigue exfoliar el cabello, además de eliminar los restos de productos y estimular la circulación sanguínea, tal y como asegura Eduard Boldova, responsable de las peluquerías Termix, en una entrevista concedida a Vogue.

Y, ¿qué tipo de cepillo recomiendan los expertos? Principalmente que sea de púas anchas y naturales. Lo ideal es cepillar el cabello cuando esté seco, si bien se suele desenredar en pelo mojado.

En tercer lugar, hay que saber cada cuánto es recomendable lavar el cabello. Lorena Morlote explica que si tienes cabellos secos, estos se deben lavar cada 3 o 4 días, siempre con champús lo más naturales posibles y que estén específicamente elaborados para este tipo de cabellos.

Si hablamos de cabellos grasos, se pueden lavar cada día o cada dos días y al igual que en el caso anterior, que se haga con champús expresamente pensados para este tipo de pelo. Este tipo de champús suelen ser más suaves que los primeros, de manera que no dañen nuestro cabello.

Además, los expertos recomiendan lavar la cabeza con agua tibia todo el tiempo y no frotar el cabello cuando apliquemos el champú, sino que lo apliquemos en las puntas y, a partir de ahí, lo extendamos por el resto del cabello.

Un último apunte con respecto al lavado: el acondicionador se puede utilizar a diario en caso de que tu pelo se enrede con facilidad (basta con una pequeña medida) y la mascarilla, por el contrario, una vez a la semana, con el objetivo de reparar los posibles daños del cabello.

¿Más consejos? Sí, algunos apuntes más que me gustaría compartir contigo:

  • Siempre que puedas, deja que el pelo vaya suelto (una inocente coleta ensucia más el cabello)
  • Evita utilizar planchas o abusar del secador, porque el calor que emiten daña el cabello.
  • Cortar las puntas para sanear el cabello cada cierto tiempo (depende del tipo de cabello y de cómo sea tu actividad diaria)

Plantas medicinales para cuidar tu cabello

Ya sabes lo mucho que nos gusta lo natural en Aromas de Té, por esta razón, siempre que podemos utilizamos los productos naturales en nuestra vida diaria. En el caso del cabello, estas son las mejores plantas medicinales para que lo cuides:

  • Manzanilla: su uso se asocia a cabellos rubios, pero lo cierto es que la manzanilla también ayuda a desenredar el cabello, así como a combatir la sequedad del cuero cabelludo. Puedes hacer una infusión con un par de cucharadas de manzanilla, unidas a una de caléndula y otra de azafrán y aplicar la mezcla durante 30 minutos.
  • Tomillo: para aquellas personas que tienen problemas de caspa, tomar una infusión de tomillo o aplicarla sobre el cabello durante 30 minutos ayudará a reducir la aparición de la caspa, gracias a sus propiedades antisépticas. Además, también potencia el crecimiento del cabello.
  • Salvia: al igual que en el caso anterior, también reduce la aparición de la caspa, pero esta planta se asocia especialmente al retraso de la aparición de las canas, además de fortalecer el estado del cabello. Aplícala de manera natural, al igual que en el caso del tomillo.
  • Cola de caballo: si lo que quieres es fortalecer tu cabello, tomar una infusión de cola de caballo al día te vendrá genial, además de ayudarte a cuidarte también por dentro. Si quieres, puedes unirla con la manzanilla, para que el sabor sea más suave.
  • : en principio, todas las variedades de té te ayudarán a lucir un cabello más fuerte y brillante, pero es que, además, con el té negro, el té rojo y el rooibos, puedes hacer tintes naturales que no dañan tu cabello. En función de tu color natural el resultado será más o menos oscuro. Para ello tendrás que hacer una infusión fuerte de alguno de estos tipos de té y aplicarlo en el cabello, dejando actuar unos 30-40 minutos, dependiendo del resultado que quieras. Algunas personas añaden un chorrito de vinagre de manzana para potenciar el efecto.

En resumen

La alimentación es básica para el cuidado del cabello. Recuerda que el 50% de la misma debe componerse de verduras y no olvides pescados azules, cereales integrales y fruta, especialmente manzana, naranja o limón, entre otros.

Además, hacer infusiones de plantas medicinales también te ayudará a tener un cabello más fuerte, reduciendo la caspa y mejorando su aspecto. Y tú, ¿qué otros consejos nos das? ¿Te ha gustado el artículo? Será un placer para nosotros que lo compartas en tus redes.