A lo largo de nuestra vida todos sufrimos episodios de estrés o ansiedad, ya sea por exceso de trabajo, por carga excesiva de tareas del hogar o por situaciones personales que nos superan, etc y que hacen que nuestro cuerpo se resienta, reaccionando de una manera determinada y que tiene como resultado efectos nocivos para nuestra salud.

Síntomas del estrés y la ansiedad

Ante estas situaciones y teniendo en cuenta que las mismas son reacciones naturales que tiene nuestro cuerpo como mecanismo de defensa ante circunstancias concretas de la vida, lo mejor es que también lo tratemos de la misma manera: de forma natural. Para ello, tenemos al alcance de nuestra mano un amplio listado de plantas y flores que, tomadas en té o infusión, nos ayudarán a alcanzar el nivel de relajación que necesitamos para actuar frente a los momentos difíciles a los que nos enfrentamos, disminuyendo, además, los síntomas que agravan nuestra salud, como son: nervios, taquicardias, sudoración excesiva, vómitos, diarreas, dolores de estómago, picores, insomnio, dolores de cabeza, musculares o debilidad generalizada, entre los más comunes.

Plantas medicinales como la manzanilla, la pasiflora, la valeriana, la tila o el jengibre, entre otras, que además de brindarnos la tranquilidad que necesitamos, nos ofrecen sabores dulces y agradables, así como momentos únicos cuando las tomemos en té o infusión. Por eso, hoy queremos hablar de estas plantas medicinales, de sus propiedades y beneficios en casos de estrés o ansiedad.

Plantas medicinales contra el estrés y la ansiedad

El listado es muy extenso, ya que la naturaleza es muy sabia y sabe, perfectamente, como cuidar de nosotros, sin necesidad de producir efectos secundarios, como es el caso de ciertos medicamentos elaborados para el mismo fin. Sin embargo, hoy nos vamos a centrar en algunas de las más comunes. Tal es el caso de:

  • Valeriana: que estimula ciertas sustancias del cerebro logrando disminuir el nerviosismo. La misma, además, alivia los dolores, combatir la fatiga y ayuda a descansar, por lo que el insomnio también se puede solucionar gracias a la ella. En Aromas de Té disponemos de dos deliciosas infusiones que la contienen y con las que también podrás relajarte, especialmente si no consigues conciliar el sueño y que son: la Infusión del Sueño y Dulces Sueños. Cabe señalar que estas dos infusiones contienen, por un lado, albahaca (la primera) y melisa (la segunda), plantas medicinales que también se recomiendan para tratar casos de ansiedad y estrés. La albahaca, aunque menos conocida, tiene propiedades relajantes y digestivas, por lo que combate gran parte de los síntomas de los que estamos hablando y, la melisa, por su parte, es un gran relajante y tiene la capacidad de terminar con los espasmos estomacales.
  • Manzanilla: la infusión estrella que no debería faltar en ninguna casa y que en Aromas de Té ofrecemos a granel o en pirámide. Gracias a ella conseguirás reducir el nerviosismo y combatir los dolores de estómago, así como los vómitos. Los dolores de cabeza también disminuyen con la manzanilla y su agradable aroma hace que los músculos y mente se relajen, reduciendo así los dolores o calambres causados por el estrés. Nuestro Rooibos Zen, que también contiene manzanilla, ha sido expresamente creado para vivir momentos únicos y de relax.
  • Tila o tilo: esta planta medicinal es la que siempre se ha recomendado, por excelencia, para tratar los problemas derivados del estrés y la ansiedad. Sus propiedades hacen que la misma reduzca los niveles de nerviosismo, además de ser muy digestiva, por lo que los principales síntomas que se derivan del estrés se ven considerablemente reducidos, por no decir que desaparecen por completo. Puedes tomarla de forma natural en infusión o combinada con otras plantas naturales, como el anís o el hinojo, muy recomendables para tratar problemas digestivos, como es el caso de nuestra rica infusión Rooibos Digestiv.

    Ahora que ya sabes cómo te puedes relajar con plantas medicinales, sólo nos queda desearte que te recuperes muy pronto, descanses y afrontes el día con una sonrisa. ¡Hasta la próxima!