Sangrado e inflamación de encías, halitosis, pérdida de los dientes o caries son algunas de las consecuencias de no llevar una correcta higiene bucal. Por supuesto, otros factores como enfermedades, ciertos medicamentos o el embarazo también puede influir en tu salud bucal, pero serán mucho menores si, de base, llevas a cabo unas pautas muy básicas a la hora de cuidar dientes y encías.

Y, precisamente, de eso es de lo que queremos hablar hoy en este post. ¿Por qué si no somos dentistas? Porque al igual que a ellos nos interesa tu salud general y poder ayudarte en lo que esté en nuestra mano para conseguirlo. Pero también porque los consejos que te vamos a dar, aunque basados en información de los propios dentistas, también incluye cuidados a base de plantas naturales que, tomados en infusión principalmente, contribuyen a ese cuidado bucal.

Por tanto, en este nuevo post te voy a hablar de: consejos para cuidar tu higiene bucal a nivel general, de cómo evitar que los dientes se pongan amarillos con remedios naturales, de cómo fortalecerlos a base de plantas medicinales y de cuáles son las mejores infusiones, en general, para disfrutar de unos dientes y encías sanos. ¡Empezamos!

4 consejos para cuidar tu higiene bucal

Según información recopilada en diferentes blogs de dentistas y laboratorios dedicados a la elaboración de productos destinados al cuidado de la salud bucal, hemos recopilado las siguientes pautas a seguir en una correcta higiene bucal:

  • Lavarse los dientes a diario: y hacerlo de manera adecuada, pasando varias veces por todos los dientes, así como por la lengua, donde también se acumulan bacterias y es la gran olvidada. El cepillado debe durar entre 1 y 2 minutos y lo ideal es hacerlo 3 veces al día o después de cada comida.
    • Una vez te lavas los dientes, conviene completar ese lavado con un colutorio acorde a nuestra salud bucal, así como pasar un cepillo interdental o hilo dental en su defecto.
    • En este sentido, también es recomendable que el cepillo sea de cerdas suaves para que no dañe tus dientes. Si lo prefieres, puedes utilizar un cepillo eléctrico, que llega más fácilmente a las zonas donde no es fácil que llegue el cepillado manual. Los cepillos (o los recambios en el caso de los eléctricos) han de cambiarse cada dos o tres meses, aproximadamente.
  • Cuida tu alimentación: como siempre decimos, es necesario llevar una dieta sana y equilibrada, rica en verduras, pescado y carnes (principalmente blancas), así como fruta y hortalizas.
    • Por supuesto, tampoco nos olvidamos de una correcta hidratación.
    • Se recomienda evitar al máximo posible la ingesta de azúcar, así como de productos que sean muy ácidos, puesto que dañan tus dientes.
  • Evita el alcohol y el tabaco: porque además de ser nocivos para tu salud general, también lo son para tus dientes. Aquello de que una copita de vino en las comidas es bueno, en realidad, no lo es tanto.
    • Además, el tabaco incrementa las posibilidades de sufrir halitosis
  • Visita al dentista: lo ideal es hacer una revisión, al menos, cada seis meses, pero si no se pudiera, hacerlo una vez al año, de manera que se puedan evitar problemas graves.
    • Además de las revisiones, tu dentista te recomendará también realizar limpiezas bucales cada cierto tiempo, especialmente si eres propenso a que se te acumule mucho sarro en los dientes, ya que esto puede llegar a ser muy peligroso y derivar en una gingivitis.

Soy consciente de que estas pautas son muy básicas, pero los dentistas coinciden en señalar que, a pesar de ello, todavía son muchas las personas que no consiguen llevar a cabo unos buenos hábitos de higiene bucal.

Plantas medicinales para tu salud bucal

Por supuesto, siempre que hablamos de salud, sabes que nos gusta introducir los nombres de aquellas plantas medicinales que, se ha demostrado, son efectivas para mejorar o ayudar a cuidar un ámbito concreto de la salud; en este caso, de tus dientes y encías.

Así que aunque el listado podría ser más amplio, nos quedamos con las más comunes y recomendadas por naturistas:

  • Té verde: según un estudio de Oral Biology, el té verde reduce la aparición de caries, puesto que el fluoruro que aporta ayuda a eliminar las bacterias, además de reducir la halitosis.
  • Regaliz: la raíz del mismo contiene la licoricidina y licorisoflavina, lo que hace que se eliminen más fácilmente las bacterias de la boca y, por tanto, sea más fácil cuidar de dientes y encías.
  • Menta: para reducir el mal haliento. Se recomiendo el uso de la infusión de menta a modo de enjuague bucal
  • Romero: que posee propiedades antisépticas y aromatizantes, por lo que, al igual que la menta, se recomienda su uso como colutorio natural. Cuando está presente en pastas de diente, ayuda a reforzar las encías y reducir el mal aliento.

Remedios naturales para evitar que los dientes amarilleen

Es cierto que, en este sentido, no hay mucha información al respecto, al menos, no información probada y que sea realmente eficaz. Sin embargo, varios estudios apuntan a:

  • Vitamina C: se ha demostrado que la falta de vitamina C hace que los dientes amarillen de manera más rápida o pierdan su color blanco. Por tanto, aquellas plantas medicinales que lo contengan podrán ayudar de manera positiva a reducir que esos dientes estén más sensibles y pierdan su color blanco.
  • Bicarbonato: asociado al blanqueamiento natural de los dientes, es peligroso utilizar este producto natural sin control, ya que puede tener un efecto corrosivo. Por esta razón, se recomienda o bien seguir unas pautas que te pueda indicar tu dentista o naturista especializado de confianza, además de utilizar pastas naturales que lo contengan.
  • Vinagre de manzana: utilizado en pequeñas dosis, podría contribuir a blanquear los dientes, según un estudio publicado en 2014 por el Journal of Sichuan University (FUENTE: Muy Interesante)

Cómo fortalecer las encías de manera natural

Más arriba ya he mencionado algunos remedios o plantas medicinales para cuidar el estado general de tu boca, pero ahora quería pararme a analizar aquellas que te ayudan a fortalecer tus encías, porque cuando éstas se inflaman o están en mal estado, los problemas de salud que pueden acarrear son,además de engorrosos, graves, como puede ser el caso de la gingivitis.

Por eso, el consumo de las siguientes plantas medicinales en infusión te ayudará a evitar o reducir estos problemas:

  • Salvia y tomillos: juntas o por separado, ayudan a frenar el sangrado de las encías cuando te cepillas los dientes, ya que tienen efectos antisépticos naturales. Si prepararas una infusión con ambas y lo utilizas como enjuague bucal dos veces al día, también evitarás el avance de la piorrea (cuando las encías supuran).
  • Agrimonia: no es muy difícil de encontrar en herbolarios o tiendas especializadas en plantas medicinales. La misma tiene aceites esenciales y es rica en taninos, por lo que preparar una infusión que luego utilizarás como enjuague bucal 2 veces al día, te ayudará a reducir las posibilidades de sufrir una gingivitis, ayudando a tener encías más fuertes.
  • Agua con sal: para reducir el dolor que producen las encías inflamadas. Su efecto es casi inmediato, ya que la sal tiene propiedades antiinflamatorias.

Y, ahora sí, ya me despido, pero no sin antes recomendarte tomar de forma moderada el té amarillo, ya que es el que más cantidad de flúor contiene y contribuye a mejorar el estado general de los dientes.