fbpx

India y el jengibre: propiedades, usos y recetas que tú también puedes hacer

De digestivo a conservador de alimentos, producto para curaciones y, por supuesto, ingrediente estrella de algunos de sus platos más característicos. Así es el jengibre, una especia originaria de La India y de la que queremos hablarte en detalle, para que tú también la puedas utilizar en casa

Caos, gente a raudales y unos mercados donde el aroma de las especias se entremezcla y es protagonista de sus puestos. Esa es la imagen que me viene a la cabeza cuando pienso en la gastronomía hindú. Eso y algunos de sus platos y bebidas más tradicionales, como el Masala Chai.

Precisamente, tanto las especias, como, en concreto, el jengibre, son parte fundamental de esa bebida que se toma caliente, que es uno de sus símbolos más internacionales y de la que hoy, por supuesto, vamos a hablar en este post.

Un post dedicado al jengibre, originario de La India, y a los platos y recetas que se elaboran con los mismos.

Por supuesto, quiero hacer un pequeño repaso de sus beneficios, de manera que cuando lo vayas a cocinar, tengas en mente todos los beneficios que te va a aportar a ti y a todas las personas que consuman esos platos que con tanto cariño sabemos que vas a preparar.

Por qué es bueno consumir jengibre

¿Sabías que el nombre originario del jengibre era sringavera? Menos mal que se cambió este vocablo sánscrito por el término actual, porque no sé si sería capaz de pronunciarlo ahora mismo.

En todo caso, lo que no cambian, se llame como se llame, son las propiedades que tiene esta especia hindú y de las que cabe señalar las siguientes:

  • Reduce las náuseas
  • Mejora el tránsito intestinal
  • Mejora las defensas
  • Mejora el estado de ánimo
  • Aporta energía
  • Reduce los dolores de garganta
  • Reduce los dolores musculares
  • Reduce el estrés
  • Reduce los dolores de cabeza
  • Reduce los niveles de colesterol malo en sangre, así como el azúcar
  • Activa el metabolismo, por lo que ayuda a quemar grasas

Probablemente, por todas estas características es por lo que el jengibre forma parte de la vida diaria de los hindús y es uno de los productos que más se recomiendan en medicina ayurveda.

Cómo se cocina el jengibre

La raíz del jengibre es la parte que consumimos del mismo y al tener un sabor bastante fuerte, basta con cortar unas lonchas de jengibre y utilizarlo así o tronzar esa loncha, de manera que podamos tomarlo en menor cantidad.

Para tomarlo en infusión, no siempre se pela el jengibre, sin embargo, en la cocina asiática y en concreto en la de La India, sí que se suele pelar para utilizarlo en su cocina.

Por ejemplo, se pela y se corta en finas lonchas para darle sabor al aceite, al igual que nosotros hacemos con el ajo. De esta misma manera también se utiliza para ponerlo en guisos y que desprenda su sabor.

Otra de las opciones es el jengibre molido, que nos sirve de condimento para algunos de los platos más tradicionales de La India o seco y en trozos, para la infusión. Es verdad que en este caso pierde parte del peso que tendría su raíz fresca, pero el sabor se concentra más y, por tanto, con menor cantidad se puede aprovechar mucho más la raíz de jengibre.

Cómo se conserva el jengibre

Una de las cosas que más echan atrás a la gente es comprar la raíz de jengibre que nos venden en la tienda, porque la vemos muy grande y sabemos que, salvo que tomemos jengibre a diario, es grande.

Sin embargo, hay varias ideas para que lo puedas conservar bien y, además, lo puedas utilizar de manera mucho más cómoda:

  • Guárdalo en papel de aluminio, pero sin apretarlo, es decir, que haya espacio para que el jengibre respire. Y déjalo en la parte baja del frigorífico.
  • Rállalo y mételo en bolsitas de congelador, en función a la cantidad de jengibre que utilices habitualmente. Lo sacas cuando lo necesites.
  • Sécalo y muélelo. Después lo guardas en un tarro de cristal.

Bebidas y recetas tradicionales de la India elaboradas con jengibre

Todas las que vamos a citar a continuación son muy conocidas, pero no siempre se elaboran de manera correcta. Por eso, te invitamos a que sigas, paso a paso, las recetas:

Dhal de La India

Rica en fibra y proteínas, esta sopa de lentejas rojas es muy típica en la gastronomía tradicional del país. A pesar de la gran cantidad de ingredientes que se utilizan para su elaboración, es muy fácil de preparar.

En esta ocasión nos hemos basado en el blog de Conasi, que nos indica que necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 250 g de lentejas rojas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 2 tomates blandos
  • 1 cebolla
  • 200 ml de leche de coco
  • 30 g de coco rallado
  • 1 cucharada de cúrcuma
  • 5 cm de jengibre cortado en finas rodajas
  • 1 cucharada de café de jengibre en polvo
  • 1 cucharada de café de comino en grano
  • 1 cucharada de café de comino en polvo
  • 1 cucharada de café de pimentón dulce
  • ¼ de cucharada de pimienta negra
  • 1 rama de canela
  • Sal al gusto
  • Hojas de cilantro para decorar (aunque la receta tradicional también se le añade para comerla, pero eso ya depende del gusto tuyo).

El primer paso es poner a cocer las lentejas rojas que, a diferencia de las marrones, se cuecen mucho más rápido, por lo que solo necesitarás unos 20 minutos.

Mientras tanto, vas cortando los tomates y la cebolla en pequeños trocitos, lo mismo que la raíz de jengibre y sofríes todo. Cuando empiece a dorar, añades  el ajo picado, la pimienta, la cúrcuma, el comino en polvo y el pimentón y remueves. A continuación, añade las lentejas y vuelve a remover.

Por último, añade la leche de coco al cazo y los siguientes ingredientes: los cominos, la rama de canela, el coco rallado y la sal. La sopa estará lista cuando se haya evaporado la leche (tarda alrededor de 15 minutos).

La textura que se queda es como una especie de puré o sopa espesa. A la hora de servir, puedes hacerlo esparciendo un poco de pimentón sobre el dhal o añadiendo un chorrito de limón, sin olvidar el cilantro.

Receta de cardamomo Chai

Uno de los errores más típicos que se cometen, fuer de la India, a la hora de preparar esta deliciosa bebida caliente o el Masala Chai, es que se tiende a echar solo un poquito de leche, cuando, en realidad, la leche es más protagonista que el agua en este caso.

En este caso hemos querido optar por el cardamomo chai, por daros una variante al tradicional Masala. ¿Qué necesitarás?

  • 3 cucharadas de té negro Suprem
  • 2 tazas de leche
  • 1/4 de taza de agua
  • 3 vainas de cardamomo
  • Azúcar al gusto (o sustitutivo), si bien es cierto que la receta tradicional lleva bastante azúcar (4 cucharadas, ni más ni menos).

Para su elaboración (te llega para 4 tazas de té con estos ingredientes), el primer paso es poner a calentar el agua, junto con el cardamomo y el jengibre, hasta llevar a ebullición.

Llegado a este punto lo bajas un poco y añades la leche y el azúcar y lo vuelves a dejar hasta que comience a hervir.

Por último, añades el té negro y repites la operación. Para servirlo solo tienes que colar los ingredientes. Puedes servir directamente en taza.

Sabores de La India en Aromas de Té

Ahora es tu turno. Toca ponerse manos a la obra y disfrutar de estas dos recetas en tu casa. ¿Las quieres acompañar de otras bebidas de inspiración hindú? Pásate por Aromas de Té y no te pierdas las variedades de:

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.