Vuelve al trabajo, con infusiones y especias que te recarguen las pilas

¿Te pasaba también a ti que cuando te tocaba volver al colegio, después de largas vacaciones, se te hacían muy cuesta arriba los primeros días? Son pocos los que escapan a esa sensación de no saber dónde estás, adaptarte a los horarios habituales del curso escolar o volver a centrarse para hacer tareas. A los adultos también les pasa.

Si bien es cierto que no tenemos las vacaciones tan largas como las que tienen los niños (salvo que seas profesor y tengas un verano más largo), no es menos cierto que la vuelta al trabajo puede costar los primeros días. Y no tanto acudir al mismo (especialmente si te gusta lo que haces), sino, más bien, volver a concentrarte de lleno y estar al día de todo lo que haya podido pasar en tu ausencia o de aquello que no se haya hecho.

Pautas para una vuelta al trabajo menos dura

¿Te pasa a ti también? Pues tranquilo porque no eres la única persona a la que le pasa. Por eso, los expertos recomiendan las siguientes pautas:

  • No volver de las vacaciones el día anterior: es verdad que a todo el mundo nos gusta exprimir al máximo las vacaciones, pero si te puedes permitir volver, al menos, dos o tres días antes de comenzar de lleno al trabajo, reducirás el estrés que supone deshacer las maletas, lavadoras y el hecho de saber que al día siguiente tienes que madrugar para ir a trabajar.
  • Retomar horarios habituales unos días antes: normalmente, cuando tenemos vacaciones largas y más si son en verano, tendemos a levantarnos tarde y trasnochar. Fiestas de los pueblos, pasar más tiempo en la terraza con los amigos, conversaciones que se alargan más allá de la medianoche…Los expertos recomiendan intentar no dejar estos hábitos hasta el último día, de manera que el cuerpo no se encuentre, de sopetón, con el madrugón.
  • Revisar las tareas: especialmente si trabajas como autónomo. Para que la vuelta no se te haga tan dura, revisa qué cosas han quedado pendientes o tienes por hacer cuando vuelvas. Piensa en aquellas tareas que te quitan más tiempo y hazlas primera; normalmente, el correo suele ser una de estas tareas. Pero, ¡ojo! Ponte un tiempo límite, si no quieres excederte con ello. Esto también hará que lo revises de manera más rápida, porque sabes que tienes unas horas determinadas y no toda la jornada para hacerlo.
  • Armarse de paciencia: la vuelta nunca es plato de buen gusto, por mucho que nos guste nuestro trabajo. Probablemente te encontrarás con tareas que no te agradan, con trabajos que pensabas que se habían hecho y no ha sido así o con algún cliente que está esperando a que entres por la puerta de la oficina para llamarte y meterte en algún «lío». Respira y dale la bienvenida a la rutina. Al fin y al cabo…¡es la que regula nuestra vida????!

Infusiones y especias para una mejor vuelta al trabajo

Hay dos cosas que casi siempre se producen cuando uno vuelve al trabajo: cuesta concentrarse un poco los primeros días y que tienes los nervios a flor de piel. Para reducir estos síntomas e, incluso, evitarlos, además de tener un sueño reparador, hacer algo de ejercicio a diario y mantenerse hidratado, acompañado de una buena alimentación, las infusiones tienen mucho que aportarte.

Por eso, hoy hemos seleccionado para ti aquellas que, tanto a base de plantas medicinales como de especias, te van a ayudar a tener una mejor vuelta al trabajo.

  • Para concentrarte mejor:
    • Té rojo: nada como levantarse y tomarse un té rojo que te ayuda, por un lado, a estimular tus funciones cognitivas, lo que hace que tengas un mejor rendimiento mental, pero también físico. Esto te hará llegar con más energía y estar más alegre. Además, si tienes problemas digestivos, te ayudará a solucionarlos, siempre y cuando no tomes más de 2 o 3 tazas de té rojo al día.
    • Té negro: si el té rojo es excelente para comenzar el día, el té negro es otro excelente complemento para primera hora de la mañana o para reactivar la mente a media mañana o a media tarde. Ideal si tienes trabajos que requieren de gran concentración. Tanto esta variedad de té como la anterior se pueden tomar solo con agua o con una nube de leche.
    • Cúrcuma: gracias a sus propiedades antioxidantes, ayuda a regenerar las células del cerebro y tomar una cucharadita del mismo a diario ayuda a mantener la mente más joven. Para estos casos, te recomendamos comenzar el día con nuestro té negro chai cúrcuma o terminar el día con la infusión cúrcuma relax, para ingerir tu dosis diaria de cúrcuma. ¿Eres de los que les gusta tomar algo dulce después de cenar? Entonces cámbiala por la infusión de cacao y cúrcuma, que te permitirá disfrutar de una infusión saludable, tomar tu dosis de cúrcuma diaria y tomar algo dulce, pero sin engordar. Una infusión, esta última, que puedes tomarla como merienda o tentempié saludable y a la añadiéndole una nube de leche te aporta un efecto saciante.
  • Para reducir el estrés:
    • Tila: la infusión tranquilizante por excelencia. Te recomiendo tomarla la noche anterior a volver al trabajo, así como las primeras noches, tras tu vuelta, de manera que puedas descansar plenamente y al día siguiente llegues de buen humor al trabajo. Ya sabes: el descanso es vital para rendir mejor al día siguiente.
    • Canela: además de ayudarte a mejorar la memoria, también te sumerge en un estado de buen humor que te hará la vuelta al trabajo mucho más agradable. En este sentido, te proponemos, ya sea en el desayuno o a media mañana, un té rojo o negro con canela. Si no puedes o no quieres tomar teína, lo que puedes hacer es tomar un rico rooibos cacao y canela. Un toque dulce y energizante, que puedes tomar en cualquier momento del día.
  • Para mejorar tu salud digestiva: muchas veces, los nervios nos juegan una mala pasada y llegan hasta el estómago de la boca. Si éste es tu caso y los primeros días de trabajo sientes que los nervios te están afectando al estómago, te invito a tomar las siguientes infusiones:
    • Infusión de jengibre: además de aportarte vitaminas y minerales que te harán gozar de un mayor grado de defensas y, por tanto, sentirte más fuerte, el jengibre también tiene propiedades digestivas y sedantes, por lo que es ideal para tomarla antes o después de las comidas copiosas, pero también para reducir los dolores o ardores de estómago que suelen provocar los nervios en muchas personas.
    • Infusión de hinojoademás de ayudarte a reducir la ansiedad y el estrés o aportarte vitaminas y minerales, el hinojo es un excelente digestivo natural. Si acostumbras a tomarlo tras las comidas, enseguida comprobarás cómo tu salud digestiva mejora.

Otras infusiones recomendadas

Más allá de los primeros días de la vuelta al trabajo, hay infusiones que es recomendable tomar de manera regular para tener siempre una mente activa. Entre otras cabe mencionar las siguientes:

  • Menta: porque tiene propiedades antioxidantes y, por tanto, contribuye a que el cerebro se mantenga joven el mayor tiempo posible.
  • Clavo: que reduce el estrés oxidativo, aporta una gran cantidad de vitamina C y su aroma ayuda a activar el cerebro. De ahí que tomar un rico Chai por la mañana, siempre sea una buena idea.

Estas son nuestras propuestas. Y tú, ¿quieres compartir con nosotros otras recomendaciones? ¿Otras infusiones, tés o trucos para afrontar con buen pie la vuelta al trabajo? ¡Nos encantará leerte!

 

Deja un comentario