No sé si te pasa a ti también, pero yo me quedo embobada viendo como los camareros preparan los cócteles con soltura y hasta haciendo «malabares». ¡Es increíble! Si a ti te pasa lo mismo, seguro que también recuerdas la mítica escena de la película interpretada por Tom Cruise, «Cóctel» o la elegancia de James Bond al preparar su Dry Martini.

Pues bien, hoy quiero compartir contigo una serie de recetas de cócteles con té o con infusiones. Recetas que he ido recopilando con el tiempo y que, estoy segura, te van a interesar si a ti también te gustan este tipo de combinados. Cócteles que puedes preparar en cualquier época del año y sorprender a tus invitados.

Estoy segura de que si lo haces te vas a sentir el rey de la fiesta. Eso sí, te aviso que te los van a pedir en más de una ocasión, porque están buenísimos. ¿Te apuntas? ¡Empezamos!

Cócteles con té verde

Gold Rush Tea (Visto en Vix.com). Diferente, exótico y, sin duda, no recomendado para menores. Para elaborarlo vas a necesitar:

  • 50 ml de té verde y blanco sorbete de mango
  • 2 trozos de mango
  • 30 ml de ginebra
  • 15 ml de licor de hierbas
  • 2 cubitos de hielo
  • A modo opcional: 1 rodaja de pepino y 2 trozos pequeños de zanahoria para decorar

Una vez tengas todos los ingredientes, el primer paso es el de pasar por una licuadora o batidora en su defecto, los trozos de mango y el alcohol. A continuación, añade el té – tendrás que prepararlo previamente y que ya esté frío- y revuelve. Por último, añade los hielos y decora con el pepino y la zanahoria. El resultado es un cóctel con un ligero toque dulce. Es digestivo, por lo que puedes servirlo para terminar una comida o cena.

Flor de albaricoque (visto en theshakerandthejigger.com). Un cóctel muy refrescante y que, sin duda, va a sorprender a más de uno. Necesitas:

¿Tienes todos los ingredientes? Entonces, el resto es muy sencillo. Sólo tienes que añadir hielo al gusto en una coctelera y, poco a poco, el resto de ingredientes. Recuerda que el té matcha, al ser en polvo, sólo tienes que disolverlo en agua. En este caso, al ser un cóctel frío, no necesitas ni calentarlo. ¡Más fácil, imposible!

Cócteles con té negro

Tratado de París (visto en theshakerandthejigger.com). Una combinación seca y espumosa, con un toque ácido. Los ingredientes que necesitas son:

  • Una copa de champán (unos 3 dedos)
  • 44 ml de coñac
  • 22 ml de zumo de limón
  • 37 ml de té Earl Grey
  • Una clara de huevo
  • Media taza de azúcar

Una vez tengas todos los ingredientes, lo primero será preparar el té. Para ello, pon a calentar media taza de agua y cuando empiece a hervir, apagas y añades el té y dejas infusionar durante 5 minutos. A continuación, cuela las hojas del té y añade el azúcar. Vuelve a calentar el cazo hasta que el azúcar esté disuelto por completo. Una vez listo, apaga y deja enfriar.

El siguiente paso es el de coger una coctelera, añadir la infusión, el limón, el coñac y la clara de huevo. Cierra y agita fuerte durante 20-30 segundos. A continuación, añade el hielo y repite el paso anterior. Por último, coge una copa ancha y baja, añade la mezcla y, poco a poco, viertes el champán. ¡Voilà!

Mai-Tea Chai (visto en elle.com). Si eres de los que disfruta con el té chai y las bebidas especiadas, ésta es la tuya. Anota los ingredientes que necesitas:

  • Té chai (te recomendable el soluble, por ser más fácil su uso)
  • Zumo de piña
  • Zumo de media lima
  • 3 cl de ron blanco y otros tantos de ron negro
  • 1,5 cl de Cointreau
  • 1 cl de azúcar líquido
  • 1 ramillete de hierbabuena (para decorar y aromatizar)

Si ya tienes todo el listado de productos, sólo tienes que seguir los siguientes pasos: en una coctelera, mezcla el té chai con los 6 cl de ron. Deja reposar durante 1 minuto. A continuación, añade el zumo de lima, el azúcar y el cointreau y agita. Por último, añade el zumo de piña y los hielos y vuelve a agitar intensamente durante 20 segundos. Y, ahora sí, ¡disfrútalo!

Cócteles con infusiones

Elvira (visto en Vix.com). Ideal para tomar después de una comida copiosa y en especial, por la noche. Necesitas:

  • 3 cucharadas soperas de manzanilla
  • 1 cucharada de café de miel pura
  • 25 ml de zumo de limón
  • medio dedo de amaretto
  • 25 ml de vodka
  • 35 ml de licor de hierbas
  • 3 cubitos de hielo
  • Para decorar (opcional) pétalos de rosa

Una vez lo tengas todo, lo primero que tienes que hacer es preparar la infusión, dejarla reposar y enfriar y cuando se pueda, meterla durante 30 minutos al frigorífico. Una vez fría, añádela a una coctelera, donde también verterás el resto de ingredientes. Añade el hielo, cierra y agita con fuerza durante 20 minutos. Ya tienes la preparación lista para servir en las copas o en una jarra y que la gente se sirva directamente.

Cosmogin (visto en elle.com). Vamos con la última receta de cócteles, esta vez con un rooibos. Para elaborarlo necesitas:

  • Rooibos bosque encantado
  • 5 cl de ginebra floral
  • 2 cl de Cointreau
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 granada
  • 4 dedos de Bitter
  • hielo picado

Cuando reúnas todos los ingredientes, lo primero que tienes que hacer es preparar el rooibos y dejar que se enfríe (no es necesario meterlo en el frigorífico, pero siempre ayuda) y una vez listo, lo viertes en una coctelera a la que también añades, la ginera, el Cointreau y el hielo. Deja que la mezcla macere durante 1 minuto y añade el bitter y el azúcar. Cierra la coctelera y agita enérgicamente durante 10 segundos. Retira los hielos. ¡Ya lo tienes listo para servir!