Si tienes niños en casa o alrededor, seguro que por estas fechas has escuchado aquello de “necesitan vacaciones; ya están cansados”. Y, es cierto, los niños tienen demasiadas horas de actividades al día y cuando se acerca el final de trimestre, se nota que están más cansados.

Pero esto no es algo que les pasa sólo a los niños; también a los adultos; mucho más cuando estamos en primavera, donde los cambios de temperatura, las alergias y la imposibilidad de conciliar el sueño por la noche debido al cambio de horario, hacen mella en nuestro cuerpo.

Por eso, es muy probable que mientras estés leyendo estas líneas, estés pensando que tú, ahora mismo, estás en esa misma situación: agotado. Y si es cosa de un día o dos, a lo sumo, no pasa nada, pero si llevas ya así una temporada (hablo de unas semanas, por ejemplo), lo primero que te recomiendo es que eches un vistazo a tu rutina diaria, porque es probable que tengas que cambiar algunas cosas.

Consejos básicos para tener más energía

Son realmente muy simples, pero, a veces, con el trajín del día a día, se nos olvidan y nos enfrascamos en una rutina que no nos conviene nada:

  • Cuida tu alimentación: recuerda que es mejor hacer 5 comidas diarias, que 2 o 3 al día, porque repartimos mejor la cantidad de alimentos que ingerimos, tendemos a picar menos y, por tanto, también es más fácil que comamos mejor. En este sentido, cabe mencionar que es esencial que la mitad de lo que consumimos en la comida y en la cena sean verduras, que nos aportan energía y 0 grasas (salvo que las prepares con demasiado aceite). A esto hay que añadir un cuarto de proteína y un cuarto de cereales. Además, los desayunos y meriendas han de ser saludables: cereales integrales y sin azúcar, lácteos, fruta, infusiones o café. Podemos añadir también algo de frutos secos a media mañana, por ejemplo, un yogur o una pieza de fruta, al igual que por la tarde. Evita comer comidas muy grasas o con mucho azúcar, lo mismo que la bollería industrial o las comidas procesadas. Éstas nos llenan antes,pero nos restan energía.
  • Hidrátate bien: de 1,5 a 2 litros de agua al día es lo común, pero en función de tu estado de salud y del deporte que hagas, la cantidad puede variar. Lo mejor es que consultes a un especialista si tienes dudas. Las infusiones también te ayudan a consumir la cantidad de agua que tu cuerpo necesita; eso sí, que sean naturales y no añadas azúcar. Aunque parezca extraño, un cuerpo deshidratado está más cansado.
  • Duerme las horas que tu cuerpo te pide: se supone que un adulto debe dormir entre 6 y 8 horas, pero cada cuerpo es diferente y también el nuestro en función de nuestra carga diaria. Por eso, es importante hacerle caso; a veces merece más la pena dejar las tareas por terminar, pero descansar para rendir más al día siguiente.
  • Haz ejercicio: sí, porque aunque pueda parecer que hay que hacer todo lo contrario si estás cansado, hacer deporte viene genial para nuestro cuerpo y mente, nos ayuda a liberar endorfinas y a dormir mejor. Así que, al menos 3 veces por semana haz ejercicio intensivo. El resto de los días, si puedes, sal a caminar 30 minutos diarios o ponte algún vídeo en casa para hacer algo de deporte.

Infusiones naturales para tener más energía

Además de los consejos que te he dado antes, tomar infusiones naturales a base de plantas medicinales te ayudará tener más energía en tu día a día. A continuación te doy un listado de las que mejor te van a venir:

  • Mate: además de ayudarte a terminar con los dolores de cabeza, el mate cuenta con unos componentes específicos que contribuyen a aportar energía a tu cuerpo. Rica en vitaminas y minerales, no conviene abusar de ella, pero puedes tomarte, por ejemplo, una taza por la mañana y otra a media mañana o después de comer.
  • Regaliz: más que aportarte energía, lo que te ayuda es a reducir el cansancio mental, mejorando tu estado de ánimo y, por tanto, te ayuda a afrontar el día con más alegría y energía el día; contribuye a aumentar la presión arterial. Además, se puede tomar en cualquier momento del día porque no contiene teína.
  • Jengibre: que gracias a las vitaminas y minerales que contiene, te ayuda a reducir el cansancio. Además, si lo tomas por la mañana, antes de ir a trabajar, también te ayuda a concentrarte más, por lo que serás más productivo. Un consejo: si le añades un poco de canela, los efectos de la infusión de jengibre se potencian, además de darle un toque dulce, por lo que reducirás ese toque picante que caracteriza al jengibre.
  • Aloe vera: que además de aportarte energía, te ayuda a cuidar tu piel. Lo mejor es que tiene un sabor muy agradable. Hay gente que a esta infusión le añade un rodajita de limón para aportar más vitamina C al cuerpo y potenciar sus efectos.
  • Guaraná: es una planta medicinal que te estimula y te motiva.
  • Maca: originaria de los andes, se trata de una planta vigorizante que te aporta energía; de hecho, son muchas las personas que lo utilizan como sustituto de la cafeína, ya que la misma se puede tomar en cualquier momento del día.
  • Ginseng: utilizado en medicina tradicional asiática desde hace siglos, las bondades del ginseng para combatir el cansancio son de sobra conocidas. Además, te ayuda a reducir el estrés y a mejorar tu sistema inmunológico.
  • Romero: más allá de utilizarse como planta aromática para muchos platos, especialmente carnes y pescados, son pocas las personas que saben que el romero te ayuda a potenciar tu energía. Por esta razón, te vendrá genial tomar a primera hora de la mañana o después de comer, una infusión de romero o, al menos, una que la contenga. También cabe señalar que si estás pasando por algún proceso catarral, te ayudará a recuperarte.
  • Té verde, rojo y negro: te aportan un gran chute de energía, además de ayudar a despejar la mente y concentrarte mejor, en el caso del té rojo y negro.

Infusiones energizantes para ti

Teniendo en cuenta todo lo que te acabamos de contar, te invitamos a que en casa siempre tengas a mano alguna. Además, en Aromas de Té contamos con una sección específica de infusiones energizantes donde encontrarás:

  • Té verde ginseng pasión: tiene un sabor muy refrescante y además de aportarte energía, te ayuda a mejorar tu sistema inmunológico.
  • Infusión cúrcuma y cacao: que no tiene teína y, por tanto, se puede tomar a cualquier hora del día, que tiene un agradable sabor a cacao que te aporta energía, junto a la cúrcuma que, además, cuida de tu sistema inmunológico.

Además de estos 3 te proponemos:

Me despido. Pero estaré encantada de que me cuentes qué te ha parecido este post y que compartas con nosotros tus trucos para tener energía o recuperarte cuando te falta. ¡Te espero en comentarios!