La naturaleza es realmente sabia. Sí, se escucha mucho esta frase, pero nosotros no nos cansamos de ello. Y es que todo lo que nos rodea, a pesar de que muchos no se dan cuentan y destrozan a pasos agigantados su entorno, está pensado para que nosotros, como seres humanos, dispongamos de todo lo básico para poder vivir. Y para vivir, cuidar de nuestra salud es primordial.

Precisamente, porque cuidar de nuestra salud es primordial para poder vivir, la naturaleza siempre nos ha brindado, en cada época del año, aquello que mejor nos convenía y el mes de febrero no es una excepción. Déjame que te haga una pregunta con respecto a la salud, ¿de qué se queja más la gente que se encuentra a tu alrededor estos días? Probablemente de la gripe, de la tos, de dolores de garganta…algunos, incluso, puede que se quejen de algún virus gastrointestinal y, todos o casi todos, del frío.

Pues bien, si no eres muy adicto a utilizar frutas, verduras o a consumir en tés e infusiones elaboradas a base de plantas y hierbas medicinales de temporada, seguramente te sorprenderá saber que todo lo que se recolecta o se cultiva en esta época, en concreto, el mes de febrero, está pensado para que tu salud sea de hierro.

Y no, no es gracias a la mano del hombre; es la propia naturaleza la que marca los tiempos reales de cada uno de esos productos. Ahora bien, lo que sí que ha conseguido el hombre, es que se puedan consumir todos o la mayoría de los productos que la naturaleza nos da, en cualquier época del año. En algunos casos será a que se traen de otras tierras donde el clima acompaña a la cosecha o siempre de esos alimentos y, en otros, gracias a los invernaderos o a las técnicas de conserva, cada vez más sofisticadas, que se dan en la industria alimentaria.

Pero, exceptuando el caso en el que se traen de otros territorios, ¿realmente es aconsejable comer frutas y verduras que no sean de temporada? Lo cierto es que aunque no vayan a dañar nuestra salud, está más que demostrado que no conservan las mismas propiedades, sabor, ni aroma que cuando son de temporada. De ahí que no sea extraño que si compramos fresas fuera de época, éstas puedan parecer hermosas de color y aroma, pero que cuando las consumamos no sepan a nada. Y, eso, sin olvidar el precio que tienen fuera de temporada: ¡por las nubes!

¿Y eso cómo se explica? Seguro que no hace falta que te lo diga: debido a ingredientes químicos que le dan color y sabor o a que se han conservado congeladas para ser consumidas más tarde, perdiendo así parte de su esencia, tal y como decíamos.

Por eso, hoy, primer día del mes de febrero, queremos dedicarle un espacio en nuestro blog a las plantas y frutas de temporada con las que poder prepararte un rico té o infusión o, si lo prefieres, elegirlo entre las más de 200 referencias que tenemos en nuestra tienda de té online o cuando nos visitamos en los mercados temáticos que recorremos por España.

Frutas de febrero y sus propiedades

Muchos piensan en los meses de verano como los meses de la fruta por excelencia, pero lo cierto es que en el mes de febrero el listado es realmente amplio, así que vamos a hacer una selección de los más comunes y de los que os será más fácil encontrar en cualquier mercado, tienda ecológica u otros espacios comerciales donde soláis hacer la compra.

  • Arándanos: esa rica mezcla entre dulce y ácido es lo que hace a estos pequeños frutos una de las estrellas de los desayunos healthy que tanto se estilan últimamente entre los instagramers. Sin embargo, tampoco hay que perder de vista las múltiples cualidades que poseen y, por ende, que nos aportan cuando los consumimos. Son ricos en fibra y minerales como el magnesio o el calcio, además de contener vitaminas A, C y K y apenas contienen grasa. Así las cosas, los arándanos son buenos para mejorar nuestra salud digestiva, la de nuestros huesos y boca y para aumentar nuestras defensas, especialmente en épocas de resfriados como la actual.
  • Kiwi: este tipo de fruta resulta muy sencilla de comer y, por lo general, gusta por igual a niños y a mayores. Sin duda, una de sus propiedades más conocidas es que se trata de un alimento rico en fibra, pero también tiene una alta cantidad de vitaminas C y E, lo que contribuye a mejorar nuestra salud, especialmente contra las gripes y catarros.
  • Limones: además de ser refrescantes, también gozan de propiedades antisépticas y son ricos en vitamina C. Si tienes problemas de garganta o voz, el limón siempre será tu mejor aliado, además de poner a punto tu sistema digestivo si tomas el zumo de medio limón con agua tibia en ayunas.
  • Manzanas: además de ser riquísimas de sabor, las manzanas son ideales para mejorar nuestro tránsito intestinal, mejorar nuestras defensas y para adelgazar. Las tienes de muchas variedades, así que elige la que más te guste.

Plantas aromáticas de febrero

En este caso, también encontraremos plantas que nos ayuden a llevar mejor todos los catarros, gripes, dolores de garganta, etc.

  • Cilantro: si lo utilizabas sólo en tus comidas o cócteles, has de saber que una infusión que contenga cilantro te ayudará a reducir el colesterol malo en sangre, así como a reducir los síntomas de la gripe, la halitosis y que te ayudará a perder peso. Todo ello sin olvidar que se trata de un afrodisíaco natural y, ya lo sabes, ¡el sexo es salud!
  • Salvia: esta hierba aromática es un antibiótico natural que, además, contiene grandes dosis de vitamina A y C, siendo ideal para reducir e, incluso, terminar con problemas relacionados con la garganta como la ronquera, la afonía o la faringitis.

Si estas son específicas del mes de febrero, también se cultivan todo el año:

  • Menta: la menta siempre se ha asociado con la mejora de problemas respiratorios gracias a su contenido en mentol. Además, también reduce los dolores de cabeza de manera natural, al igual que la manzanilla y las náuseas, mejorando también el tránsito intestinal y combatiendo la halitosis.
  • Albahaca: además de calmar nuestra mente, la albahaca también es un potente digestivo, reduce la fatiga, los dolores de cabeza, nos ayuda a conciliar el sueño y mejora nuestro sistema inmunológico, algo vital en esta época del año.
  • Tomillo: es ideal para aliviar el dolor de garganta y la tos, así como para reducir los síntomas del resfriado o la gripe. Del mismo modo, mejora nuestra salud intestinal, ayudando a expulsar los gases y reduciendo los síntomas de las digestiones pesadas.

Tés e infusiones ideales para febrero

Teniendo en cuenta los dos apartados anteriores, desde Aromas de Té te proponemos los siguientes tés e infusiones:

  • Té verde manzana con jengibre eco: por la exquisita combinación, en cuanto a propiedades medicinales, de la manzana y el jengibre, los cuales, mejorarán de manera considerable tu sistema inmunológico y reducirán los síntomas de gripes o resfriados. Eso, sin olvidar el rico sabor y contraste que aportan ambos productos.
  • Té verde arcoiris: uno de nuestros clásicos, que te acompaña todo el año, pero que en esta época te cuida especialmente para que puedas hacer frente a catarros, dolores de garganta o de cabeza. Entre sus ingredientes se encuentran el cilantro y la manzana.
  • Infusión Dulces Sueños: para relajarte, conciliar el sueño, reducir los dolores de cabeza o el estrés, la infusión Dulces Sueños contiene, entre otros ingredientes, salvia y menta.
  • Infusión Resfriado: sin duda, la reina de esta época de catarros por excelencia. Contiene tomillo y limón entre otros ingredientes, que te aportan gran cantidad de vitaminas.
  • Infusión Libertad Ecológica: además de ser muy digestiva, si te gustan los sabores fuertes, incluso, algo picantes, la infusión Libertad ecológica te permitirá reducir los tan molestos catarros de invierno, gracias, entre otros ingredientes, a la albahaca y al jengibre.

Y tú, ¿qué otras plantas o frutas de esta época utilizas para cuidarte?