¿Sabías qué hay ciertas enfermedades que se reflejan en el aspecto de nuestra piel? Especialmente aquellas relacionadas con las hormonas o algunos órganos internos como el intestino, el hígado o los riñones. Por esta razón, tener siempre presente el aspecto de nuestra piel es importante. El cuidado facial ya no es solo una mera cuestión estética, sino de salud. Y para mejorar los problemas de salud, nada como cuidarla de forma natural, a diario.

Llegados a este punto y salvo problemas mayores indicados por el médico, nada como cuidar nuestra salud y llevar a cabo el cuidado facial diario a base de plantas y flores naturales naturales que podemos tomar en tés e infusiones naturales, como los que podrás encontrar o preparar con productos de Aromas de Té donde, como bien sabes, disponemos de un buen número de productos ecológicos, aumentando así la calidad y eficacia de los mismos.

Tés e infusiones que te ayudarán, como bien decíamos, no sólo en tu cuidado facial diario, sino también a mejorar las funciones del organismo creando un perfecto balance del funcionamiento hormonal, además de aportarnos vitaminas, minerales y antioxidantes, nutrientes, todos ellos, imprescindibles para lucir una piel joven y bonita.

Cuidados básicos de la piel

beauty-treatment-163540_640

Antes de pasar a hablar de los mejores tés e infusiones para el cuidado facial de manera natural, consideramos que es importante recordar los tres pasos básicos que todo el mundo, mujeres y hombres, deberían realizar a diario para conseguir los mejores resultados y mejorar el aspecto de la piel del rostro. Pasos que se dividen en las siguientes fases:

  1. Limpiar: una limpieza por la mañana y por la noche permitirá eliminar las impurezas de la cara como puede ser la suciedad, el sudor, el sebo y el maquillaje. Pero no sólo eso, limpiando la cara, también la estamos preparando para absorba, de manera más eficaz, los componentes de los productos que utilizaremos en los siguientes dos pasos.
  2. Tonificar: de manera que podamos eliminar cualquier resto de limpiador que hayamos aplicado anteriormente, además de purificar y refrescar la piel. Este segundo paso del cuidado facial también ayuda a restablecer el ph de nuestra piel. Se recomienda hacerlo por la mañana y por la noche.
  3. Hidratar: una piel hidratada es una piel que puede respirar tranquilamente, pero tendremos que tener muy en cuenta qué producto empleamos, en base al tipo de piel que tengamos. No es lo mismo una piel seca que una piel grasa o pieles mixtas, que también requieren de otro tipo de cosméticos. En este sentido, tampoco podremos aplicar la misma crema de día que de noche, si bien este paso sí que hay que hacerlo, al igual que los dos anteriores, de día y de noche, aunque es cierto que existen cosméticos que se pueden aplicar en ambos momentos, pero son los que menos.

Y, por supuesto y, aunque no forme parte del ritual básico del cuidado facial de la piel, también hay que tener en cuenta la protección solar durante todo el año y no sólo en verano, haga sol o no, ya que éste, de una manera u otro, está siempre presente y, por tanto, no podemos dejar que dañe nuestra piel. Por esta razón, cada vez son más las cremas hidratantes de uso diario que incluyen diferentes niveles de factor solar, aunque en verano o los días de más sol debamos reforzar esta protección con cremas para tal fin, es decir, la crema o protector solar.

Tés e infusiones para el cuidado facial

Como hemos venido diciendo al comienzo de este nuevo post, se ha demostrado que hay ciertos tés e infusiones que son realmente eficaces a la hora del cuidado facial. Además de ser productos naturales y, por tanto, sin efectos secundarios (en principio, salvo alergias o causas poco comunes), también cuidarán de nuestra salud interior, dejando un agradable aroma en nuestro rostro y una inmejorable sensación de bienestar. Y es que no hay que olvidar que el objetivo de un buen té o infusión siempre es este último.

Volviendo a los tés e infusiones más recomendables para el cuidado facial tenemos que mencionar, principalmente, los siguientes:

  • manzanilla_dolor_gargantaManzanilla: ya que es un gran regenerativo celular, además de sus propiedades antiinflamatorias y relajantes, sin olvidar las digestivas que, como ya hemos mencionado antes, si nuestro organismo funciona bien, también se refleja en nuestra piel. En este sentido, los expertos en dermatología natural recomiendan tomar una taza de manzanilla 20 minutos después de comer y de cenar.
    Además, también puedes utilizar manzanilla en pirámides para realizar el primer paso del ritual básico del cuidado facial: limpiar tu cara cada noche. Sólo tienes que infusionarla como haces siempre, dejarla enfriar y aplicarla sobre la cara con un algodón limpio. De esta manera tu piel descansará y se hidratará.

 

  • tilaTila: un efecto similar al de la manzanilla es el que logra la tila. Además de ayudarnos a mejorar nuestro sistema gastrointestinal y, por tanto, cuidar el aspecto externo de nuestra piel, en lo que al cuidado facial se refiere, si se toma de forma regular este tipo de infusión (pero no más de 2/3 tazas al día) consigue que la piel esté más descansada, limpia y serena.

 

 

  • comprar-te-rooibos-eco-onlineRooibos ecológico: esta bebida sin teína procedente de África, también contribuye a mejorar el estado de nuestra piel, especialmente si se toma de forma regular. Al igual que sucede con la manzanilla, se puede tomar en infusión (desayuno o después de comidas y cenas), pero además, también se puede aplicar sobre la cara con un algodón humedecido en rooibos infusionado que, previamente, habremos dejado enfriar. El rooibos es bueno para retardar, los efectos del envejecimiento celular, gracias a su poder antioxidante. Por otro lado, este té sin teína se utiliza para tratar problemas de la piel como el picor, la dermatitis, urticaria o combatir la aparición del herpes simple en los labios.

 

  • infusion-de-jengibreJengibre: que ayuda a rejuvener la piel y a cuidar la salud del hígado que, como mencionábamos al comienzo de este post, puede afectar al aspecto externo de la piel de la cara, por lo que se recomienda tomar, todos los días, una infusión de jengibre en ayunas, para que el efecto sea mayor. Para que los resultados sean aún mejores, hay expertos que también recomiendan, además de tomar la infusión, masticar durante unos segundos los trocitos de raíz de jengibre. También explican que unas gotitas de limón o miel, que además reducirán el sabor fuerte del jengibre, resultan buenos para el cuidado facial, ya que mejora el tránsito intestinal y cuida el hígado. Si unimos el jengibre, el limón y el rooibos tenemos nuestro delicioso y aromático rooibos jengibre y limón ecológico, que te resultará de utilidad para el cuidado facial diario. Por otro lado, si quieres rebajar la inflamación de la piel, por ejemplo, las ojeras o regenerarla y curar las cicatrices que puedas tener, te recomendamos realizar una infusión de jengibre y manzanilla y aplicarla sobre el rostro, una vez templada, con un algodón limpio. Repetir esto de día y de noche y verás cómo mejora el aspecto de tu cara.

 

  • te-verde-sencha-ecologicoTé verde:  tanto para rejuvenecer la piel como para reducir el aspecto cansado de la cara, gracias a su alto contenido en antioxidantes. En este sentido y para el cuidado facial se recomienda tomar un té por la mañana o a media tarde. Algunos expertos recomiendan añadir unas gotas de limón y de miel de abeja pura para aumentar la eficacia del mismo. Gracias a este último producto también conseguiremos depurar el intestino y, por tanto, también repercutirá en la imagen que proyecte nuestra piel. Como bien sabes, en Aromas de Té disponemos de una amplia variedad de tés verdes, pero para este caso, los más recomendables serían los puros, como el té verde Sencha Ecológico, el té verde Gyokura Asahi japonés o el té verde China Gunpowder. Además y dentro de los tés verdes, la combinación del mismo con aloe vera, que sana y regenera la piel también es una buena opción a la hora del cuidado facial. No nos olvidamos de nuestro té verde jengibre ecológico, que puedes utilizar para el mismo fin.

 

  • yunnan-pu-erhTé negro y té rojo: ambos son potentes antioxidantes. El primero, el té negro, se distingue, además, por su gran aporte en minerales, además de los flavinoides, que son los que dan el efecto antioxidante a este té, ayudando a regenerar las células de la piel. Se puede tanto tomar en infusión, como aplicar a modo de tónico/limpiador por la mañana y por la noche, si bien hay que tener cuidado con las pieles más secas. En cuanto al té rojo, además de su efecto antioxidante, también sirve para el cuidado facial ya que mejora el metabolismo hepático si se toma en infusión, así como la secreción de jugos gástricos y, por tanto, mejora el aspecto externo de nuestra piel.
    En este caso, al igual que con el té verde, os recomendamos, comprar-te-negro-breakfastprincipalmente, que para el cuidado facial toméis tés puros, como el Yunnan Pu Erh, el Pu Erh 1st grade Eco para los tés rojos, o el té negro Breakfast Eco o el Earl Grey en el caso de los tés negros. Té negro Suprem o el té negro Darjeeling Himalaya también son una excelente opción.

 

 

  • comprar-te-blanco-pai-mu-tanTé blanco: considerado el té de la belleza, contiene el triple de polifenoles que el té verde, siendo un antioxidante mucho más eficaz que el té verde, si bien no se utiliza tanto en la elaboración de productos destinados a la cosmética o estética. Gracias a este té podrás retrasar el envejecimiento de la piel, especialmente el prematuro que se produce, en muchas ocasiones, por una exposición inadecuada al sol, además de aumentar tus defensas. Emplea tés blancos puros, como el té blanco Pai Mu Tan 1st Grade de producción ecológica.

 

Estas son sólo algunas de las ideas que os podemos aportar para vuestro cuidado facial diario, pero, en realidad, con la combinación de los tés e infusiones mencionados, unidos a otras plantas, hierbas y aceites como pueden ser la lavanda, el romero o el eucalipto, entre otros productos naturales, se pueden realizar cremas naturales para tratar problemas como el acné, cicatrices o manchas en la piel. Pero eso ya lo dejamos para otro post. ¡Feliz día!