diabetes

El pasado 14 de noviembre se celebraba el Día Mundial de la Diabetes. Una enfermedad que, sólo en España y según la Federación de Diabetéticos Españoles (FEDE), alcanza a más de 5.300.000 personas, “es decir, el 14% de la población, aunque el 6% de las personas lo desconoce”, tal y como explican en su web.

Una dieta sana, equilibrada y controlada, hacer ejercicio, así como diferentes tratamientos médicos (especialmente el de la insulina) hacen que los diabéticos puedan llevar una vida normal. Desde Aromas de Té queremos rendir un homenaje a todas aquellas personas que luchan cada día contra ella y hablar de tés o infusiones elaboradas con plantas naturales que, según diversos estudios, contribuyen a reducir los niveles de azúcar en sangre y, por tanto, a mejorar la salud de los diabéticos.

Por supuesto, como siempre decimos cuando tratamos temas médicos, la mejor opinión es la de su médico o especialista, por lo que si tiene cualquier duda al respecto, nada mejor que resolverla con él. Nosotros sólo ofrecemos algunas pequeñas pinceladas de estudios científicos.

¿Qué es la diabetes?

Según la Federación Internacional de Diabetes (IDF), se trata de “una afección crónica que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia“. De la misma existen tres tipos principales: diabetes mellitus tipo 1; tipo 2 y gestacional. En el primer caso y tal y como explican desde la IDF, “si la persona no tiene insulina, muere. En el caso de las personas con tipo 2, pueden pasar años sin ser diagnosticadas. En el caso de las personas con diabetes gestacional, las posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2 tras el embarazo, son altas, así como de que el bebé padezca obesidad o diabetes tipo 2, en un futuro”.

Además, añaden desde dicha federación, que una “diabetes mal curada, puede traer muchas consecuencias para la salud, por lo que se recomienda  la constante colaboración tanto por parte del paciente, como del médico que le trata”.

En cuanto a los síntomas, en el caso de la diabetes tipo 1 son los siguientes:

  • sed anormal y sequedad de boca
  • cansancio extremo/falta de energía
  • lentitud en la curación de heridas
  • pérdida de peso repentina
  • micción frecuente
  • apetito constante
  • visión borrosa
  • infecciones recurrentes

En el caso de la diabetes tipo 2, los síntomas pueden ser los mismos, si bien es cierto que muchas personas no son diagnosticadas hasta que los síntomas derivados de la misma son más patentes. Una diabetes de tipo 2 puede ser causada por: obesidad, falta de alimentación sana y equilibrada, así como de deporte, antecedentes familiares u origen étnico, principalmente.

Para el primer caso, como decíamos, es vital la insulina. Para el caso de la diabetes tipo 2, depende de las dosis que le recomiende el médico, lo mismo que en el caso de la diabetes gestacional, aunque, por lo general, se controla con dieta y ejercicio.

Son precisamente estas dos últimas pautas, las más importantes para lograr reducir los niveles de azúcar en sangre,que el páncreas no ha conseguido absorber debido a la mencionada enfermedad. Caminar entre 30 minutos o 1 hora diaria es importante en este sentido.

En cuanto a los alimentos, además de los saludables y que el médico indicará cuando le sea diagnosticada la enfermedad, también existen tés y plantas naturales que reducen estos niveles de azúcar, tal y como se extrae de varios estudios como: el té verde, el té negro o el ginseng, entre otros.

Té verde contra la diabetes

Rico en catequinas, son diversos los estudios que han concluido que la más potente de las que aporta el té verde, el galato de epigalocatequina (EGCG) es la que ayudaría a reducir los niveles de colesterol en sangre y, por tanto, a mejorar la vida de las personas diabéticas. Dichos estudios concluyen que el té verde podría reducir la glucemia en ayunas.

Además de los tés verdes que podrás encontrar en dicha sección de nuestra tienda on line, son varios los estudios que hablan de los beneficios concretos de beber té matchaya que contienen 137 veces más de catequinas que los tés verdes regulares y, por tanto, su efecto en la reducción de los niveles de glucosa en sangre es mayor.  Un té que, además es muy fácil de preparar y que puedes incluir en tus comidas, para hacerlas aún más saludables.

Té negro: aliado contra la diabetes

Como bien sabéis, el té negro y el té verde proceden de la misma planta y su principal diferencia radica en el tipo de fermentación que, en el caso del primero, es completa. De ahí que tenga ese sabor fuerte y ese color tan oscuro, además de otras propiedades que se le asocian. Entre ellas, la de reducir los niveles de colesterol en sangre, tal y como aseguran en una investigación del Data Mining International de Ginebra, gracias a los flavinoides de este tipo de té.

Por su parte, desde el Institute of Food Technologists estudian los beneficios que los antioxidantes que contiene el té negro aportan en la reducción de los niveles de glucosa en sangre.

Además, un tercer estudio realizado en China por el Tianjin Key Laboratory en el que comparaban las propiedades del té negro, verde y oolong para controlar la diabetes concluyó que los niveles de polisacaridos del té negro son mayores que los del resto de los tés y son los que ayudan a reducir los niveles de glucosa. En este caso, así como en el resto, se recomienda no tomarlo con leche, ni añadir azúcar cuando tomemos el té negro. Para potenciar los niveles de polisacaridos, también recomiendan mezclar té negro, con té oolong. 

Mate contra la diabetes tipo 2

Un estudio realizado por la Universidade Federal de Santa Catarina, en Brasil, y publicado en el medio especializado Journal of the American College of Nutrition, asegura que tomar de forma regular mate reduce la obesidad, así como los riesgos de padecer diabetes tipo 2, los niveles de glucosa en sangre y de grasa (los lípidos).

Como bien sabes, en Aromas de té puedes hacerte con  mate de primerísima calidad para tomarla en infusión. Además, también contamos con la famosa calabaza para que el kit de toma de esta deliciosa hierba sea toda una experiencia de salud y placer.

Ginseng contra la diabetes tipo 2

En este caso, también tenemos que basarnos en otro estudio, el del St. Michael’s Hospital de Toronto, Canadá, en el que realizaron una investigación en pacientes no diabéticos y diabéticos de tipo 2 para analizar los efectos del ginseng en los mismos. La conclusión fue que en el caso de los primeros no se notaban diferentes a la hora de controlar la glucosa, pero en el caso de los segundos, se logró reducir en un 20% los niveles de glucosa en sangre, con las ventajas que esto tiene para los mismos. Eso sí, los autores del estudio, por supuesto, no recomiendan sólo tomar ginseng para conseguir reducir estos niveles de azúcar en sangre, sino atender también a las pautas médicas recomendadas, ejercicio y dieta controlada.

En nuestro caso y a modo de complemento en las pautas que hemos venido hablando desde el principio y que acabamos de mencionar, os recomendamos nuestro té verde ginseng pasión que, además, también os ayudará a mejorar vuestro estado anímico general y olvidaros del cansancio que produce la diabetes en muchas personas.

Estos son sólo algunos ejemplos de estudios que se han realizado hasta el momento, pero estamos convencidos de que serán muchos más y que tendrán que ver con productos que la naturaleza nos brinda cada día, ya que es una de las mejores vías para hacer frente a todo tipo de enfermedades.