El té es uno de los productos naturales más beneficiosos para nuestro organismo. En algunas culturas esta bebida es una de las más importantes y su vida social se realiza alrededor de ésta. Así, por ejemplo, en Inglaterra, la hora del té es vista como una excusa para socializar y hacer un parón a media tarde para relajarse con las amistades mientras se degusta un excelente té negro y unas pastas u otros dulces y bocaditos salados típicos.

En China, al igual que en el país de los británicos, la gente se reúne en casas de té para degustar y observar su preparación, a la vez que juegan a juegos de mesa o se unen en una animada conversación. Al menos así ha sido siempre la tradición, con el tiempo, también se van relajando algo en las formalidades, pero tomar el té sigue siendo todo un ritual. En nuestro país, por el contrario, las infusiones como la manzanilla han formado parte de los remedios caseros tradicionales para curar dolencias leves, así como el té rojo.

Si eres cafetero o no has probado nunca todos los beneficios y satisfacciones que aporta tomar tés e infusiones y todavía sigues pensando que es lo único que te despierta por la mañana es la cafeína, te conviene saber que el té contiene teína, una sustancia con el mismo efecto estimulante y que comparte con la cafeína la misma molécula. ¡Ya no tienes excusa para incluir el té en tus desayunos o descansos de media mañana!

Si te parece y nos quieres acompañar, te invitamos a conocer las principales variedades de té y cómo iniciarte en este maravilloso mundo. Estamos convencidos de que, una vez empieces, no vas a dejar de tomarlos.

Iníciate en el mundo del té y las infusiones

A pesar de que todos los tipos provienen del mismo árbol, la Camelia Sinensis, la forma en la que son elaborados es lo que confiere el color y el sabor final de cada uno de los diferentes tipos de té que se comercializan en el mundo y, por supuesto, en Aromas de Té. Durante el proceso de elaboración se altera la forma química de la hoja dando lugar a los diferentes tipos de tés que conocemos.

Existen 6 grandes variedades de té: el té verde (el más conocido), el blanco o Pai Mu tan, el negro y el té oolong o té azul, el té rojo o Pu Erh, el té amarillo. Dentro de estas variedades existen diferentes tipos que se diferencian por las características, el origen, el sabor… Vamos a hablar de algunas de ellas y luego nos dices qué te parecen.

Propiedades del té verde

Sus hojas no se han fermentado, simplemente, se han secado y han sido sometidas a calor para que no se descompongan. Al estar intactas, las hojas mantienen todas sus propiedades antioxidantes, sus vitaminas y minerales. Es uno de los más consumidos del mundo y los países asiáticos como China, Vietnam y Japón son los principales productores.

Para tomarte una taza de té verde puedes adquirir sus hojas o sus flores cosidas a mano: las flores de té verde son una experiencia para la vista y tu paladar, ya que al infusionarse se abren aportando más sabor a nuestra bebida. Existen otros formatos más cómodos y menos vistosos como el té verde en pirámides: puedes disfrutarlo en combinación con otras plantas como el aloe vera o el jazmín o con reminiscencias a especias como la canela, que ayuda a endulzar su sabor. De esta manera, además de introducirte en el té verde, suavizarás el sabor natural del mismo.

Para preparar una infusión de té verde tienes que procurar que el agua esté a una temperatura adecuada: entre 65 y 85 grados. La temperatura varía dependiendo de la variedad de té verde que queramos infusionar y, por ello, siempre viene bien el uso de herramientas como los termómetros para controlarla. Después de 2 ó 3 minutos, dependiendo de si queremos un sabor más suave o más fuerte, ¡estará listo para tomar!

Una de las variedades de té verde que está ganando cada vez más popularidad es el té matcha: una bebida en polvo, propia del ritual del té japonés y que se obtiene al moler las hojas. Se cultiva a la sombra y así mantiene toda la clorofila, los nutrientes y los antioxidantes. Para elaborarlo se necesita un kit que contiene un batidor especial y un medidor de bambú, así como un cuenco.

Entre los beneficios que aporta el té verde a nuestra salud están el de acelerar el metabolismo, reducir el riesgo de padecer diabetes. Además, el té verde es estimulante y también reduce el colesterol.

Conoce las propiedades y beneficios del té blanco

Es uno de los menos procesados y, por tanto, uno de los más delicados. El nombre de esta variedad viene dado por los pequeños pelitos blancos de sus brotes sin abrir. Nada más recolectarlo se deja marchitar y secar. Es uno de los tés que más rápido se producen ya que, debido a su corto proceso de oxidación, se dan de forma natural en muy pocos días. Es una bebida que se produce en China y es el té que menos teína contiene. Para tomar este tipo de bebida, y al igual que el té verde, puedes elegir en diferentes formatos para tomarlo: a granel o en pirámides. Como sugerencias, para iniciarte en el mundo del té blanco te proponemos: té blanco pai mu tan cherry, con un agradable sabor a cereza, tal y como su nombre indica o el té blanco pai mu tan fresa.

La forma de prepararlo no dista mucho de otras variedades de té: lo diferente es la temperatura a la que se infusiona cada uno. Dependiendo de la persona verás que se realizan unos pasos previos diferentes: hay quienes primero preparan una tetera y las tazas con agua calentada a 90 grados.

Durante los pocos minutos de preparación es necesario que el agua no llegue a hervir, ya que perdería el oxigeno necesario. Al terminar, es conveniente dejarlo reposar durante varios minutos y servir en la tetera de cristal o de hierro.

Entre los beneficios a destacar de esta variedad se encuentra la de ser un potente antioxidante, gracias a los polifenoles que evitan las agresiones de los radicales libres en nuestras células. Nos ayuda a eliminar la retención de líquidos, y produce elastano y colágeno para frenar las arrugas de la piel.

El té Oolong o té azul

Es uno de los tés que más procesado requieren y es considerado un té verde semifermentado. Después de su recolección, sus hojas se enrollan y se dejan oxidar; este proceso se realiza varias veces y así se crean los aromas y sabores frutales y florales que lo caracterizan.

Se produce mayormente en Taiwán y en China y, a pesar de que las propiedades son más parecidas a las de los tés verdes, su sabor es más parecido al de los tés negros.

Es un té que en la preparación requiere de unas condiciones un tanto diferentes: A pesar de que se prepara en agua hirviendo, ésta debe estar en una temperatura ligeramente superior que para el té verde y blanco: entre 90 y 100 grados. El agua también hay que elegirla con cuidado: debe ser fresca y lo más natural posible. El tiempo de reposo que debe estar es de tres minutos y lo recomendable es no excederse ya que se puede oxidar, malogrando el sabor de este tipo de té. Puedes probar el Té Oolong Perla Negra con reminiscencias a frutas tropicales y aroma a rosas, el té Mariposa de Taiwán con aroma a vainilla o el té Oolong a Frambuesa

Entre los beneficios del té azulado podemos destacar el aumento de las defensas, el refuerzo del sistema inmunológico, la regulación de azúcar en sangre y el aumento de la actividad de nuestro metabolismo.

El té negro

Es también una de las bebidas que más proceso requiere tras su recolección: se recolecta y se deja marchitar para después enrollar las hojas y oxidar o fermentar. Por último una vez completado el proceso de la oxidación se dejan secar. Su elaboración se da principalmente en las regiones de la India y África y es el té ideal para alternar con el café por las mañanas, ya que contiene casi la misma cafeína que una taza de café, y además su sabor es muy marcado por lo que se puede tomar junto con leche por las mañanas.

Para disfrutar de una buena infusión de té negro conservando todas las propiedades, se debe poner a hervir el agua a 100 grados. Esta temperatura tan elevada tiene su razón en que las sustancias activas de este té no se elaboran a menos de 90 grados.

Después de dejar reposar la bebida durante más de cuatro minutos (y un minuto como minimo) podemos disfrutar del sabor de sólo el té, o probar otras variedades como el té negro praliné ecológico, que contiene un marcado sabor a cacao y un ligero toque ácido de pétalos de rosa y fresas. Para los amantes de los sabores cítricos el té negro es uno de los más recomendables para tomar con limón: el té negro limón ecológico viene en pirámides y es más fácil para preparar. Si lo que quieres es que éste te aporte la cantidad necesaria de energía por las mañanas, prueba el té negro suprem: contiene vainilla lo que resalta su aroma y le da un sabor muy agradable si lo mezclamos con leche.
Entre los beneficios del té negro, cabe destacar la aportación de un amplio número de vitaminas y minerales esenciales para el organismo como el cinc, calcio, magnesio, manganeso, hierro, potasio o flúor. Es un dilatador de los vasos sanguíneos, lo que ayuda a nuestro sistema cardiovascular.

Las infusiones

No sólo los tés, sino que las infusiones también nos ayudan a aportar a nuestro organismo sustancias con propiedades sedantes, estimulantes, relajantes o terapéuticas. Generalmente se le llama infusión a las bebidas que contienen frutas deshidratadas, flores, especias, o hierbas y que no provienen de la planta del té, por lo tanto tampoco tienen teína. Los beneficios que aportan son múltiples, dependiendo de cuál sea.

Para preparar una buena infusión y que ésta conserve todas las propiedades de sus ingredientes debemos llevar el agua al punto de ebullición (entre 90 y 100 grados centígrados) y dejar reposar durante cinco minutos, como mínimo.

Entre las tisanas más conocidas están la infusión de manzanilla, de poleo menta o de hierbaluisa. Un ejemplo de la variedad de infusiones que podemos encontrar en el mercado es la infusión dulces sueños: la bebida ideal para tomar antes de ir a la cama si estamos pasando por un período de mucho estrés, ya que contiene plantas como el hinojo, la menta, la melisa, el cardamomo, lemon grass o la valeriana, que tienen un efecto relajante y sedante. El conocido como roiboos no contiene teína y tiene un sabor muy agradable, siendo, sin duda, otra buena opción para iniciarte en este mundo.