Uno de los problemas más frecuentes, sobre todo en las mujeres, es la retención de líquidos que se produce cuando el organismo no elimina la suficiente agua de forma natural, tanto por el sudor como en forma de orina y en consecuencia, se acumula. La sensación de hinchazón, piernas inflamadas, calambres, malestar general, etc, son sus principales síntomas y en algunos casos, la retención de líquidos puede ser la causa de esos kilos de más o de la molesta y antiestética celulitis.

Es entonces cuando podemos recurrir a compuestos o alimentos que aumenten la capacidad del organismo para eliminar el exceso de líquido acumulado y favorecer la eliminación de sustancias dañinas de nuestro cuerpo: los llamados diuréticos.

Existen diversos medicamentos que favorecen, efectivamente, la eliminación de líquidos, pero si buscas una solución natural te explicamos cuáles son los alimentos, plantas e infusiones naturales más diuréticas. Como siempre solemos recordar desde Aromas de Té, este artículo es puramente informativo y no pretende sustituir ningún tratamiento médico si fuera el caso.

Cuándo incluir estos alimentos en nuestra dieta

Según hemos comentado, se deben incorporar, principalmente, cuando se produce retención de líquidos, además en caso de mala circulación, colesterol, piedras en el riñón, celulitis, hipertensión o sobrepeso.

Son varias las causas por las que retenemos líquido en nuestro cuerpo, como una mala alimentación, el beber poco agua al día, el uso de algunos medicamentos, una mala circulación o un consumo de sal en exceso, entre otras. Sin embargo, cambiando algunos de nuestros hábitos diarios podemos llegar a evitar y prevenir estas patologías, como beber más agua (si estamos deshidratados el cuerpo va a retener el agua que necesita); realizar ejercicio (el sudor también ayuda a eliminar el agua del organismo) y cambios en la dieta:  alimentos como la piña, la sandía, la cebolla, el tomate, la alcachofa, el perejil, el apio y los espárragos, entre otros, se consideran diuréticos y drenantes, esto es, estimulan el funcionamiento del riñón, encargado de filtrar la sangre y eliminar las toxinas del organismo mediante la orina.

Tés e infusiones con plantas diuréticas

Asimismo, existen determinadas plantas e infusiones naturales que pueden ser de gran ayuda para estimular el funcionamiento renal, aumentar la eliminación de sustancia dañinas, favorecer la eliminación de líquidos y eliminar el exceso de sodio. En definitiva, aliviar los síntomas y hacer que te sientas bien.

  • La cola de caballo está entre las infusiones más diuréticas y populares que podemos encontrar para combatir la retención de líquidos. Sus propiedades diuréticas hacen que una persona pueda aumentar hasta en un 30% las veces que micciona al día.
  • El hinojo, al igual que la alcachofa, es una planta comestible que también puede prepararse en infusión. Se le atribuyen multitud de propiedades beneficiosas, como el alivio de las molestias menstruales, la tos o la bronquitis, es también una excelente infusión diurética, como la Infusión Hechizo Herbal Ecológica, o la Infusión secretos del Tiempo Ecológica, indicada asimismo para combatir procesos catarrales y dolores de garganta.
  • Té verde. Se trata de una infusión con múltiples beneficios para nuestra salud, entre los que destaca su gran poder diurético, ayudando a expulsar líquidos del organismo y a evitar el malestar general. El Té verde Sencha Ecológico se recomienda especialmente a aquellas personas que se encuentran haciendo régimen, ya que les ayudará a adelgazar, a ser un diurético natural muy saludable. Además, ayuda a reducir el colesterol malo y a mejorar la circulación sanguínea.
  • Otra de las infusiones diuréticas altamente efectivas es la salvia, que además de contar con propiedades antiinflamatorias  es también una buena aliada para reducir la retención de líquidos. Nuestra infusión de bienestar Dulces Sueños es diurética y te ayudará a eliminar toxinas de tu cuerpo.

Antes de recurrir a cualquiera de estas infusiones diuréticas es muy importante tener en cuenta que también tienen efectos secundarios. Por eso no se recomienda su ingesta si consumes otros diuréticos o si consumes medicamentos para la hipertensión o la circulación.