Café para desayunar, té para después de comer y una infusión antes de dormir. Esa es la pauta más general de la mayoría de las personas a la hora de decantarse por una bebida natural u otra. ¿Tú también eres igual? ¿Te gusta innovar? ¿Sólo tomas una de las tres cosas?

Sois muchos los que nos escribís para daros consejo sobre qué tipo de té, café o infusión tomar en diferentes momentos del día. Una pregunta difícil de responder si tenemos en cuenta que hay que tener presentes varios factores: estado de salud, en primer lugar, gustos, en segundo lugar y modo de vida o agenda de ocio y laboral, como tercer aspecto importante.

Sin embargo, a través de las siguientes líneas queremos daros algunas ideas para que, por qué no, cambiéis, combinéis, mejoréis o, por supuesto, sigáis con los hábitos de tomar té, café o infusión. Y es que si bien es cierto que hay unos productos que son más indicados que otros según el momento del día en el que nos encontremos, tampoco hay que perder de vista los tres puntos que antes hemos mencionado.

Entonces, ¿nos acompañas en este recorrido? ¡Empezamos!

Si no puedes vivir sin café

Por todos es sabido que el desayuno es la comida más importante del día. Los cereales, lácteos y frutas no deben faltar si seguimos una dieta equilibrada. Muchos no desaprovechan la oportunidad de tomar un café bien cargado para despertarse y ponerse las pilas, para rendir durante el día. Si eres de los que disfrutan de un café genuino y puro puedes probar el café verde en grano, un gran aliado si también quieres cuidar tu línea.

Al contrario de lo que muchos puedan pensar, el café no es orihundo de Latinoamérica, sino que fueron los europeos, durante la conquista de este territorio, quienes llevaron el grano de café hasta esas tierras. Un café que habían descubierto en el continente Africano tiempo antes. Desde entonces, muchos de los cafés de Latino América están considerados cafés gourmet. ¿A quién lo le apetece desayunar un buen café de Brasil o Costa Rica?

Por ejemplo, el Café ‘Carmo’ de Brasil está galardonado con la Copa Excelencia y tiene un sabor suave, con leves toques de chocolate. Para los golosos, el café ideal es el Café Sao Vento de Brasil, ya que su sabor tiene toques a chocolate y caramelo.

Costa rica es otra de las tierras de América del Sur que destaca por la producción de café y, sin duda, uno de los indispensables por las mañanas es el Café Costa Rica Naranjo Altura. Con su gusto cítrico y sabor a nuez, hace que sea una de las mejores opciones para desayunar durante los meses de verano; con leche o agua, como prefieras.

Si por el contrario quieres una gama superior de café para tus mañanas de tipo arábico, quédate con el Café Boquete Panamá Volcán Barú y su sabor a chocolate y toques florales.

Los tés también te ayudan a estar más despierto

Si quieres renunciar al café, pero buscas una bebida que despierte tus sentidos, prueba el té con leche. Los beneficios del té por las mañanas no sólo pasan por mantenerte despierto, sino que ayudan a reducir la diabetes, el riesgo de cáncer o la obesidad, ya que tu metabolismo se acelera y quema las grasas más rápidamente. Los tés que te ayudan a seguir el ritmo del día a día son, a priori,  el té negro y el té rojo (los mejores para tomar con leche), pero también hay otras opciones.

En cuanto al té negro, entre sus propiedades destaca la cantidad de teína que estimula cuerpo y mente, por lo que es altamente recomendable por las mañanas. También es diurético, por lo que te ayudará a eliminar líquidos durante el día. Del mimo modo se le atribuyen propiedades saciantes, lo que contribuirá a que mantengas el hambre a raya durante más tiempo.

Siéntete como un inglés tomando en el desayuno el té negro breakfast eco. Sólo se tarda entre tres y cinco minutos en prepararlo y lo puedes acompañar con leche, de manera que el efecto saciante sea aún mayor. Si eres de los que prefieren un poco de dulzor en el desayuno y no quieres recurrir a azúcares, puedes disfrutar de un té negro con canela o con praliné, para disfrutar de su aroma a cacao y fresas.

Té negro sonrisa africana es uno de los que tienes que probar si no puedes prescindir de la leche durante el desayuno: al té negro se le suma el sabor característico del coco y los trozos de caramelo. Tomas el té a la vez que fruta, ya que contiene plátano. ¡Querrás que el desayuno no termine!

Sustituye la cafeína por la teína en la oficina

Si por el contrario estás en una dieta de adelgazamiento y quieres ayudar a tu cuerpo a quemar grasa más rápidamente acelerando tu metabolismo basal, el té rojo es el ideal. Además, es estimulante y a media mañana te ayudará a afrontar lo que queda de jornada con otro ánimo, disfrutando de los pequeños detalles y encarando los contratiempos que te puedan surgir en le trabajo. Sin duda, la variedad de té que debes escoger a mitad de mañana es el Pu-erh, ya que este tipo de hoja ha pasado por una doble fermentación y se han potenciado así sus propiedades, haciendo que sea más concentrado y rico en teína.

Si prefieres un sabor afrutado en el té prueba el gusto a cereza que tiene el té en pirámides Pu Erh Cherry  que, además, aporta un extra de comodidad al estar presentado en pequeñas bolsitas. Así que si no es tu opción durante el desayuno puedes llevarlo a la oficina y tomarlo a media mañana, en sustitución del café. Sólo tienes que hundir las pirámides en el agua o leche caliente y dejarte llevar por su delicioso olor. Con esto no queremos decir que no tomes café, porque ésta también es una opción excelente, sólo te presentamos otra alternativa saludable.

Siguiendo con los frutos rojos, puedes saborear los trozos de fresa y mora en el Té Rojo Pu Erh Frutas del Bosque. Las propiedades de los frutos rojos son diversas y éste, al contener trozos de fresa, posee una gran cantidad de antioxidantes.

Hay vida más allá de la manzanilla

Seguro que después de una comida abundante has pedido una infusión de manzanilla y, por supuesto, es una excelente opción ya que entre todas sus propiedades, destaca la de ser una infusión que ayuda al sistema digestivo y facilita la expulsión de los gases. Pero la manzanilla no sólo es para después de grandes comidas, sino que si los efectos duran mucho más allá de la misma puedes tomar esta infusión para aliviar las gastritis, el dolor de tripa y los retortijones. Para que sea más cómodo puedes infusionar la manzanilla en pirámides o a granel, en una tisanera.

La planta que también nos ayuda con la digestión es el hinojo. Es una buena opción para prevenir y curar la acidez, la hinchazón abdominal y los aires que nos ha producido el comer deprisa.

Si después de comer te apetece una bebida con especias y relajante puedes tomar hinojo, anís y menta con pétalos de rosa en la infusión Rooibos Digestiva y dejarte llevar por su efecto relajante, si quieres (y puedes) echarte una buena siesta.

Si por el contrario te apetece algo más fresquito con toque cítrico puedes combinar el limón, la manzanilla, el hinojo y la manzana en la infusión Secretos del Tiempo.

Tardes de té helado

Ahora que empieza el verano, y el calor hace su aparición, también puedes tener en tu despensa unos buenos tés para refrescar esas tardes en las que sólo te apetece estar a la sombra. ¿Qué te parecería trasladarte al caribe con una combinación de frutas exóticas? Prueba el té verde y blanco sorbete de fresa que contiene mango, piña, rodajas de naranja y fresas combinadas con té blanco Pai Mu Tan y té verde Sencha; estarás deseando que llegue la hora de la merienda.

Si eres de los que cree que el limón con hielo es uno de los remedios infalibles para combatir el calor y, a la vez, también quieres beneficiarte de las propiedades diuréticas y antioxidantes del té verde y del té blanco, el granizado de té verde y blanco sorbete de limón es una de tus opciones ideales: contiene té verde y blanco, capullos de rosa blanca, limón y granulado de yogur.

Quizá no siempre te apetece un té helado, así que si eres más de los que a la hora de la merienda siempre picotea alguna galleta o algo dulce te proponemos tomarte un café con chocolate y naranja o un café a la crema de chocolate. Cafés de gran calidad y sabor único que no necesitan de más ingredientes para tener una gran experiencia gustativa y olfativa.

Para relajarse antes de ir a dormir

Entre los beneficios que aporta dormir a nuestro organismo está el de proteger el sistema cardiovascular, perder peso y mejorar la creatividad y la memoria. Para que nuestro cerebro descanse y pueda rendir al máximo por la mañana debemos entrar en un estado de relajación máximo, momentos antes de ir a la cama.

Para ello, una buena opción es la infusión Dulces Sueños. La misma combina, entre otros ingredientes, menta, melisa, cardamomo, lemon grass, valeriana y nuez moscada. Además de riquísima, te ayuda a entrar en un estado de relajación física y mental total. La combinación de plantas como valeriana, muy útil para prevenir estados de insomnio, depresión y ansiedad leve, y la melisa, que a su vez es sedante, hace de la infusión Dulces Sueños una buena opción si estamos atravesando un período de intenso estrés emocional en nuestra vida.

Si por el contrario te apetece un sabor afrutado e intenso, pero quieres relajarte antes de ir a la cama leyendo un buen libro en el sofá prueba la infusión Buenas Noches. Su combinación de honeybush, piña, jengibre, regaliz y pimienta rosa te ayudará a descansar cuerpo y mente, ya que el honeybush, poco conocido por el momento, ayuda a combatir la depresión y no contiene apenas teína.

Al igual que el honeybush, el rooibos no tiene teína y es una excelente opción para acompañar tus últimos momentos antes de ir a la cama, mientras disfrutas de una serie o un programa de televisión. En este sentido, la Infusión del Sueño contiene éste té, además valeriana y manzana. Toda una delicia para terminar el día. ¡Dulces sueños!