Si eres amante del té, de las infusiones o del café como lo somos nosotros, seguramente te guste tomarte tu dosis cuando estás fuera de casa. ¡Claro que sí! ¿Por qué no habrías de hacerlo? Siempre puede estar bien poder acercarse a una cafetería o bar y tener su momento de relax. Sin embargo, esta es una opción poco económica y no siempre tan agradable como esperamos: porque no tienen nuestro té o infusión favorita, porque el café que sirven no nos gusta o la forma en el que nos lo preparan. Las razones pueden ser miles.

Por supuesto, no todo el mundo tiene, cuando le apetece, esa suerte de poder cruzar al otro lado de la calle y tomar un té, un café o una infusión si está trabajando o de salida con su familia, amigos o en solitario. Y, sin embargo, poder disfrutar de tu café, té o infusión favorita es tan sencillo como llevártelo contigo donde tú quieras. ¿Cómo? Con termos herméticos o vasos térmicos de calidad, que además de mantener el sabor de nuestra bebida favorita, también conserven, durante largo tiempo, la temperatura, fría o caliente, a la que hemos preparado nuestro té, café o infusión.

Por supuesto, también está la opción, en el caso de hablar de té o infusiones, de llevártelo en pirámides al trabajo y si dispones de un calentador de agua o un microondas, prepararte allí esta bebida. Es otra opción y en Aromas de Té disponemos de una amplia selección de tés e infusiones en pirámides, tal y como puedes ver aquí, pero es cierto tampoco puede todo el mundo hacerlo y, por supuesto, si te vas de escapada o excursión, resulta mucho más complicado.

Sin embargo, los termos herméticos o vasos térmicos los puede utilizar todo el mundo, dónde y cuando quiera.

Cómo preparar tu té, café o infusión para llevar

Si eres de los que te gusta poder beber tu té preferido allí donde vayas, no renuncies a llevarte tu té preparado desde casa. Piensa en la cantidad de tazas que te podrías o te gustaría tomar (no recomendamos más de 4 al día) y prepáralas en base a esa cantidad.

Para calcular qué cantidad debemos llevar de té, así como de endulzante, basta con multiplicar por dos o tres (el número de tazas que vayamos a tomar) el agua, el té/infusión y el edulcorante.

Para llevarlo, lo más indicado, como decíamos, es hacerlo en un termo hermético o  en un vaso térmico, si bien es cierto que esta segunda opción está más bien pensada para tomarte el café nada más sales de casa, mientras vas al trabajo, por ejemplo, o para que el café, té o infusión que hayas preparado se te mantenga caliente durante más tiempo, ya que su contenido se puede volcar si lo llevas en un bolso o mochila y no tienes cuidado.

Tanto unos como otros, conservan muy bien el calor. En el caso de los termos herméticos, al menos aquellos que puedes encontrar en Aromas de Té, donde la variedad es realmente amplia tanto en modelos como en colores, siendo la calidad la característica principal que une a todos ellos, la duración es aún mayor (una media de 5 horas).

Cómo utilizar los termos herméticos

 Sois muchos los que, cada día, nos preguntáis sobre el uso de los termos herméticos de nuestra tienda. Sobre cómo preparar la infusión para llevar, los diferentes usos o beneficios que tiene frente a otros, su fiabilidad…aspectos todos ellos que hemos resumido en este práctico vídeo.