Como hemos mencionado en otras ocasiones, la relación de la cultura del té con China es muy estrecha. En un país como este, con una gran extensión y mucha población, no resulta extraño que haya numerosas variedades y formas de tomar el té. Hoy viajaremos hasta la isla de Taiwán para conocer el Lei Cha.

Historia y curiosidades de Lei Cha

El Lei Cha significa, literalmente , “té machacado” y es que una de sus características es que hay que moler antes varios ingredientes para tomarlo. En relación a esta bebida hay varias curiosidades.

  • El Lei Cha es una bebida que está asociada al pueblo hakka que son chinos que se les identifica así porque hablan el idioma hakka. Esta población se asentó en el sur de China y Taiwán, siendo en esta isla el 15% o 20% de la población. Por ello, muchas de sus costumbres se han extendido por esta zona del país, incluida la forma de tomar el té.
  • Algunos expertos datan el origen del Lei cha entre el 618-907, con la dinastía Tang, ya que la población Hakka utilizaba este brebaje para paliar el hambre en esta época. Sin embargo, otros consideran que el origen es del período de los Tres Reinos (220-280) para hacer frente a la peste.
  • El Lei Cha es una infusión en la que, además de hojas de té, se mezclan frutos secos, arroz y otros condimentos. Por lo tanto, aporta una gran cantidad de nutrientes.
  • Para el pueblo hakka ofrecer al invitado tomar y preparar Lei Cha supone un honor, ya que es considerado como un amigo. Además, lo curioso de su preparación es que los participantes se tienen que turnar para moler y machacar los diferentes ingredientes y es un proceso que sirve para trabajar en equipo y conocerse mejor entre las personas.

Modo de preparación

Para poder disfrutar de esta bebida lo máximo posible, se recomienda prepararla a la manera tradicional y para ello se necesita:

  • Un mortero y pilón de madera
  • Hojas de té. Las más utilizadas para esta mezcla son té verde u Oolong. No hace falta viajar hasta China para obtenerlas. En nuestra tienda on line ofertamos numerosas variedades de este tipo. Como por ejemplo, Té Oolong Mariposa de Taiwán. Es un tipo de té de sabor suave, de color de cobre y más brillante que otros que se producen en esta isla.
  • Frutos secos o semillas como cacahuetes, sésamo, piñones, lentejas, etc.
  • Granos como trigo u arroz.

Hierbas u otros condimentos

Los ingredientes se machacan en el pilón de madera. La idea es que todas las personas que vayan a disfrutar de esta bebida se turnen para hacerlo, ya que al final de este proceso de molido debe quedar un polvo fino.
Esta especie de “harina” fina se pone en un recipiente y a continuación se sirve el agua caliente, quedando al final como una sopa y es lo que se conoce como Lei Cha.

Como se puede apreciar en esta preparación hay una gran cantidad de ingredientes y los hakka consideran esta bebida como un sustituto de alguna de las comidas, ya que aporta numerosas proteínas y energía. En algunos casos, a esta bebida en el proceso del machacado también se le suelen añadir otro tipo de plantas con fines medicinales.

Sin duda, Lei Cha es una forma de tomar el té muy distinta a la que podemos conocer en occidente. ¿Te atreves a invitar a tus amigos a preparar y tomarla?