Aumenta tus defensas con tés e infusiones naturalesAsegura el naturópata Josep Masdeu, que el sistema inmunológico “es la defensa natural del cuerpo para hacer frente a las infecciones“. Un término, el de ‘sistema inmunológico’ que, asegura, proviene del romano ‘estar libre’, es decir, de la capacidad que tiene el ser humano de no sufrir enfermedades que ocasionan los microorganismos. Por esta razón, cuidarlo es esencial desde que nacemos, hasta el último día de nuestras vidas. En este sentido, las defensas juegan un papel muy importante y deben estar presentes en nuestro cuerpo en su justa medida, ya que ni la falta ni el exceso de las mismas son buenos para nuestra salud.

Los minerales y vitaminas, es decir, los nutrientes que ayudan a poner nuestro sistema inmunológico a ponerse a punto y, por tanto, que nuestro organismo disponga de las defensas que necesita para su correcto desarrollo y funcionamiento desde que nacemos las encontramos, principalmente, en los alimentos que ingerimos. Alimentos sanos y naturales que debemos tomar de forma equilibrada y entre los que no pueden faltar las frutas, verduras, cereales, pescados y carnes, principalmente blancas. Además, en el caso de las frutas, muchas de ellas contienen fibra, por lo que son esenciales para el buen funcionamiento del sistema digestivo. A estos productos y a modo de complemento diario, por supuesto, es bueno añadir plantas naturales y especias que aportarán, también de manera natural, los minerales y vitaminas que necesitamos en nuestro día a día.

Por eso hoy nos queremos centrar en las principales plantas, especias y frutas que ayudan a mejorar nuestras defensas, especialmente en las épocas más duras, como suelen ser el invierno y la primavera, pero también durante el resto del año. Productos naturales que, si lo deseas, puedes consumir en deliciosos tés e infusiones como los que elaboramos, de forma artesanal, en Aromas de Té.

Aumenta tus defensas

Como ya hemos dicho, hoy nos centraremos en mencionar algunas de las plantas, frutas y especias más relevantes e indicadas para aumentar, de forma natural, las defensas de nuestro organismo, de manera que lo pongamos a punto, por supuesto, sin abusar de ellas y, en caso de duda, consultando a nuestro médico de cabecera o especialista en naturopatía, que será quien mejor nos conoce y nos puede dar indicaciones de nuestro caso concreto.

  • Regaliz: la infusión de regaliz se emplea en medicina natural para inhibir el crecimiento de los microorganismos (ya sean virus, bacterias u hongos). En este sentido, cabe mencionar que se trata de una planta antiespasmódica, antiinflamatoria y está considerada como uno de los mejores antitusivos naturales que se conocen hoy en día.
  • Ginseng: uno de los ingredientes de muchos jarabes de herboristería que tienen como objetivo aumentar nuestras defensas. El mismo ayuda a combatir la fatiga, el estrés, el cansancio o el bajo estado de ánimo que hacen que nuestras defensas se vean mermadas. Puedes consumir ginseng en nuestro suave té verde ginseng pasión.
  • Té verde: con un alto contenido en Vitamina C y antioxidante, el té verde ayuda a prevenir muchas enfermedades. Enfermedades infecciosas propias de esta época del año, como la gripe, con la que, tomando de 2 a 3 tazas al día de este té, podrás comprobar como mejoras más rápido. Entra en nuestra sección de té verde y elige el que más te guste.
  • Jengibre: el mismo ayuda a prevenir la gripe, los dolores musculares y las infecciones, contribuyendo, del mismo modo, a mejora la salud celular gracias a sus propiedades antioxidante. Compruébalo con nuestra infusión de jengibre, el rooibos jengibre y limón ecológico , este último, además, con doble aporte vitamínico al contener limón, que contiene mucha vitamina C, vital para nuestra salud. En el caso de los niños, seguro que les encanta la infusión Children Fruit que, además de los beneficios del jengibre, también se harán con los de las frutas con los que se elabora esta bebida que tanto les gusta y que se puede infusionar con agua o leche, a modo de batido de frutas, por ejemplo o como complemento de un buen desayuno. Por supuesto, tenemos más opciones de té con jengibre. Puedes comprobarlo aquí.
  • Alga wakame: utilizada en Japón desde hace cientos de años, la misma cuenta con importantes dosis de vitamina C, A, B1, B2 y B3, por lo que contribuye a la regeneración celular y protege al organismo frente a agentes infecciosos. Del mismo modo, ayuda a regular los nervios, que son tan nocivos para nuestra salud y al ser rica en minerales como hierro, potasio, calcio y yodo es remineralizante y ayuda a cuidar de nuestros huesos y dientes. Puedes consumirla en nuestro té verde con algas.
  • Limón: como decíamos un poco más arriba, el limón es rico en Vitamina C e ideal para curar catarros o síntomas de la gripe. Además, se puede tomar de forma diaria en infusiones como nuestro té negro limón ecológico,  el té verde y blanco sorbete de limón, el té oolong lima-limón o el rooibos resfriado, entre otros.
  • Fresas: que contienen vitamina C y B y están cargadas de antioxidantes para regenerar nuestro sistema celular. Además, son bajas en calorías, antiinflamatorias, contienen magnesio y potasio para mejorar nuestra salud ósea. Además de consumirlas por piezas, también las encontrarás en nuestro té verde y blanco sorbete de fresa, en el té negro paraíso frutal ecológico o en el rooibos bosque encantado que, además, contiene otras frutas que aportan grandes dosis de vitaminas y minerales, como las grosellas, las pasas o las cerezas.

Otros productos naturales para mejorar tus defensas

El propóleo, la equinácea, la miel, el boldo o la jalea real, también son plantas que son ideales para mejorar nuestras defensas, por lo que si las puedes incorporar a tu vida diaria, tu organismo te lo agradecerá. Además, los expertos también recomiendan dormir las 8 o 10 horas que nuestro cuerpo necesita para descansar (esto varía en función de la edad), evitar el estrés, la ansiedad o situaciones que puedan disminuir nuestro estado de ánimo, ya que todo ello contribuye a disminuir nuestras defensas. Por otro lado, la vida sedentaria tampoco es buena, pero el ejercicio en exceso o demasiado agresivo, tampoco lo son, por lo que tómatelo con calma.

¡Disfruta de la vida y cuida de tu salud de forma natural!