Tenemos la fortuna de vivir en un mundo donde las tradiciones y costumbres pasan de generación en generación. Es cierto que algunas se van perdiendo, pero otras, las más relevantes, se mantienen, pasando incluso a formar parte del patrimonio cultural del lugar en el que se celebran y también, por qué no decirlo, del mundo entero, ya que vivimos en un mundo globalizado.

Precisamente por eso, tenemos la suerte de conocer las tradiciones y cultura de otros países, como por ejemplo China y Japón, desde donde nos llegan las famosas ceremonias del té. Pero no es sólo en estos lugares del mundo donde se celebra dicho acontecimiento: Marruecos y Gran Bretaña también lo realizan, pero claro está, cada uno a su manera.

Cuatro puntos del planeta, cuatro tradiciones diferentes y un elemento en común: el té, cuya variedad será diferente de un país a otro. En todos ellos, esta bebida milenaria forma parte de su cultura y lo consideran mucho más que una simple bebida.

En este nuevo articulo nos gustaría explicaros las diferencias que existen de unas ceremonias a otras, así como daros algunas pequeñas ideas para que podáis celebrar vosotros mismos y en vuestra propia casa, la ceremonia del té. ¡Comenzamos!

El poder del té

Teacup-and-pot

El té es, junto con el agua y el café, la bebida más consumida del mundo, si bien es cierto que en cada rincón del planeta se toma de forma diferente, tiene usos dispares y el tipo de té que se emplea en unos lugares y en otros, por tradición, no siempre es el mismo, el objetivo si que lo es: el té es una fuente de salud y de bienestar y, por tanto, se emplea como tal. Eso sí: con el paso del tiempo, se han ido descubriendo nuevos usos gracias a las propiedades que se desprenden de él y hoy en día también se emplea el té como remedio casero o truco en lo que a apartados como la belleza, la limpieza o la higiene se refiere.

Así, no es de extrañar que esta bebida (que según la leyenda china, fue descubierta de forma casual por el emperador  Shen Nung cuando una hoja de té cayó sobre una taza de agua hirviendo) forme parte de las tradiciones de muchos países, especialmente de aquellos donde se produce, como es el caso de China, Japón, India o Marruecos, así como de Inglaterra, que trajo el té de sus colonias indias.

La ceremonia del té en China

Seguramente, si alguno de nuestros lectores ha tenido el placer de conocer el país asiático, habrá tenido la ocasión de ver en vivo y en directo cómo se celebra una ceremonia del té. Y es que, como sucede en todos los países, las tradiciones también forman parte del ocio que se ofrece a los turistas. Sin embargo, cuando a nivel individual se celebra en China una ceremonia del té, el objetivo puede ser el de pedir perdón, celebrar la unión de dos familias (en el caso de una futura boda, por ejemplo), como señal de respeto a los mayores o como una parte del ritual de las bodas de este país.

Esta ceremonia, que recibe el nombre de ‘Cha dao’ (camino del té), se celebra en China desde los siglos  XIV-XVII, durante la dinastía Ming. Para la misma se emplean tres tazas y una tetera de barro. En la primera se colocarán las hojas de té (que varían según la provincia China, pero el Oolong y el té verde suelen ser los que predominan), en la segunda el agua hirviendo y en la tercera será en la que se sirva el té. 

Cabe señalar la destreza que deben adquirir las personas que realizan este ritual, a los que se les considera auténticos sumilleres de té. Las tazas sólo podrán rellenarse hasta la mitad, ya que en la cultura china se considera que la otra mitad se llena de amistad y buena voluntad. Otro dato curioso es que las tazas en las que se sirve este té, no tienen asas y la misma debe ser sujetada con los dedos índice y pulgar.

Todos ellos son aspectos que deberás tener en cuenta si tú también quieres celebrar una ceremonia del té en casa. Además, tendrás que tener muy presente que la primera persona a la que deberás servir el té será a la más mayor de la mesa y que, antes de tomarlo, los invitados deberán oler el té, para sentir toda su esencia. Si al mayor o a la persona a la que se rinde «homenaje» (por el motivo que sea), le gusta el té, a modo de agradecimiento deberá golpear la mesa, suavemente , tres veces.

Ceremonia del té en Japón

Y pasamos de un país asiático a otro. De hecho, fueron los monjes budistas de China, quienes dieron a conocer el té en Japón, aunque hoy en día esta bebida forma parte de su cultura, tradición y, por supuesto, de sus cultivos.

Con respecto a la ceremonia del té, existen dos diferencias principales con respecto a la de China. La primera de ellas es el té que se emplea, ya que en el país nipón utilizan té matcha en polvo. La segunda diferencia es la del significado que tiene esta ceremonia, cuyo objetivo no es otro que el de aportar paz a las personas que forman parte del ritual. Un ritual que se puede hacer de forma individual, lo que en Japón llaman: Cha-no-yu, (que quiere deciragua caliente para el té) o en grupo y que recibe el nombre de sadō o chadō (que quiere decir ‘el camino del té’) y que también hace referencia al estudio de esta doctrina. A través de ella, además de aportar la paz, las personas también aprenden a ser más valientes y fuertes, adquieren buenas maneras y mejoran las relaciones humanas.

El Cha no yu no se celebra en cualquier rincón, sino que se realiza en la Sukiya (que quiere decir casa del té) y que es un lugar espiritual especial de las casas de Japón, que se sitúa, generalmente, en el jardín de las mismas. Y no sólo eso: los invitados deberán lavarse manos, boca y cara, antes de iniciar la ceremonia como símbolo de pureza y se inclinarán, para mostrar respeto a la persona que va a celebrar la ceremonia y al propio té.

Para celebrarla se necesita: té verde matcha, así como unas tazas en las que servir el té, un cuenco en el que moler el té y que se hará con un agitador llamado chasen. El matcha se servirá con un cucharón de bambú que lleva por nombre Chasaku. En este caso y a diferencia de la ceremonia china, sólo se servirá el té en una taza que deberá probar el anfitrión y que, tras pasar el dedo por el borde para limpiarlo, lo pasará al resto de los invitados para que lo prueben. Esto se hace dos veces (normalmente con diferentes intensidades de té matcha) y en silencio.

La ceremonia del té en Marruecos

Cambiamos de lugar y de continente para irnos hasta África, país del rooibos por excelencia, pero en el que se consumen todo tipo de tés y también se celebra la famosa ceremonia del té, en este caso, con té verde Gunpowder y que tradicionalmente se acompaña de una cantidad importante de azúcar y hojas de menta.

El objetivo de esta ceremonia no es otro que el de dar la bienvenida al visitante, ya sea familiar o extranjero y para ello se emplean unos hermosos vasos de cristal, adornados con bordes dorados. Tanto el azucarero, como la bandeja y la tetera con la que se sirve el té deben ser metálicos.

Lo que más llama la atención de esta ceremonia es la altura desde la que se sirve el té, a bastante con respecto al vaso y que se realiza hasta tres veces, hasta que se rellena el vaso y se crea una bonita capa espumosa. Después, el té se acompaña de dulces típicos del país, así como miel o dátiles. El sabor del té y de la ceremonia es realmente dulce.

La ceremonia del té en Inglaterra

 

Esta es, sin duda, la que nos resulta más cercana y la que estamos más acostumbrados a ver.  Aseguran los historiadores que esta tradición, también conocida como ‘el té de las cinco’, la instauró la duquesa Ana Russell de Bedford en el siglo XVIII. Parece ser que esta aristócrata siempre pedía el té a esa hora y deseaba que fuera acompañado de algo dulce y así se ha trasladado hasta nuestros días.

A diferencia del té verde u oolong que se emplea en los países que hemos mencionado hasta el momento, en Inglaterra, el té que se emplea habitualmente en esta ceremonia suele ser negro, ya que es el té que más se produce en India, antigua colonia del país europeo y desde donde se exportó, por primera vez, esta bebida hasta Inglaterra.

Más allá de tener una simbología especial, el té de las cinco forma parte de las tradiciones o costumbres culturales de los ingleses. Por supuesto, no todo el mundo lo toma, pero sí que se suele preparar en ocasiones o meriendas especiales y se acompaña de dulces, en concreto, de plumcake, muffis, scoones o magdalenas. De hecho, en algunas cafeterías y hoteles donde se celebra esta tradición, se suele servir el té, junto con un carrito repleto de estos dulces.

Una de las características de la ceremonia inglesa es que la taza de té (que será de porcelana, al igual que la tetera) tiene que contener una rodaja de limón y deberá haber otra pequeña tetera con leche, para que la gente puede mezclar la infusión del té con ese otro líquido. Además, en la tradición inglesa se le da mucha importancia al aspecto de la mesa, que deberá estar realmente cuidado.

Material para la ceremonia del té

Ahora que ya te hemos contado cómo se celebran las ceremonias del té más conocidas del mundo, tú mismo puedes celebrar tu particular ceremonia del té en casa y puedes hacerlo ciñiéndote a un ritual concreto, mezclando varios o incorporando ideas propios, ¡qué para eso es tu ceremonia del té! En Aromas de Té tenemos todo lo que necesitas para celebrarlo.

  • Tipos de té. Tal y como hemos explicado hasta ahora, los tipos de té que se emplean en las diferentes ceremonias del té son los siguientes: té verde matcha ; té verde gunpowder del que tenemos dos tipos: por un lado el té verde gunpowder y por otro, el té verde Gunpowder Temple of Heaven. Y si prefieres decantarte por los otros tipos de té que hemos mencionado, también disponemos de té oolong y, por supuesto, de té negro del que encontraréis una gran variedad de tés, pero nosotros os invitamos a celebrarlo con tés negros puros como el Breakfast Eco , el Earl Grey (que es el que habitualmente emplean los ingleses) o el té negro suprem.
  • Utensilios para la ceremonia. Como sabemos que a nuestros clientes no sólo les gusta el té, sino todo lo que deriva de él, tradiciones incluídas, en www.aromasdete.com no sólo encontrarás los tés especiales para la ceremonia del té, sino que también encontrarás los utensilios necesarios, como una tetera de hierro , así como un completo set de matcha pensado especialmente para celebrar la ceremonia al más puro estilo japonés y que incluye el cuenco, la cuchara medidora, el batidor y su caja para que puedas guardarlo correctamente para la próxima ocasión. Y todo ello sin olvidarnos del calentador para taza de té, de manera que si alguno de tus invitados desea el té más caliente, lo podrá tomar a la temperatura que desee.