Según reza un antiguo proverbio chino, “es mejor pasar tres días sin comida que uno sin té”. Y es que esta bebida posee innumerables beneficios para nuestro organismo, y en concreto, para el cerebro y la memoria, tal y como evidencian numerosos estudios científicos publicados.

Estudios sobre el té verde

Un estudio español publicado recientemente demostró, por primera vez, que un compuesto presente en el té verde podría ayudar a mejorar la capacidad intelectual en personas con síndrome de Down.

Hasta hace poco se consideraba que el síndrome de Down, causado por una copia extra de los genes que habitan el cromosoma 21, no podía modificarse. Sin embargo, como han demostrado científicos del Instituto Hospital del Mar (IMIM) y el Centro de Regulación Genómica (CRG), ambos en Barcelona, esa afirmación está en entredicho gracias a los resultados de un ensayo en fase 2 con 84 personas con síndrome de Down que se acaba de publicar en la revista ‘Lancet Neurology‘. Según explican los autores del hallazgo, “la clave está en la epigalocatequina galato, un polifenol presente en el té verde, que combinado con un programa de estimulación cognitiva ha demostrado mejoras en las funciones ejecutivas, la toma de decisiones y su plasticidad cerebral.”

También del estudio dado a conocer en la publicación Biological Psychiatry se desprende los increíbles beneficios del té verde en el cerebro, concretamente los polifenoles del té tienen un efecto protector sobre las células del cerebro y tienen agentes “neuroprotectores”, de manera que nos cuidan contra las enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y el Alzheimer.

Paralelamente, hay estudios que han demostrado que el té verde ayuda a mejorar la capacidad de memoria, lo que resulta interesante en jóvenes estudiantes o a lo largo de tu vida profesional en el trabajo.

En este sentido, un nuevo estudio de los profesores Christoph Beglinger y Stefan Borgwardt , de la Universidad de Basilea, en Suiza y publicado en el diario académico Psychopharmacology, evidencia que esta bebida mejora las funciones cognitivas, particularmente la memoria de trabajo. El descubrimiento sugiere prometedoras implicaciones en el tratamiento de deterioros cognitivos como la demencia y trastornos psicológicos.

Los expertos encontraron que el extracto de té verde aumenta la conectividad eficaz del cerebro, es decir, la influencia causal que un área cerebral ejerce sobre la otra, lo que a su vez provoca una mejoría en el rendimiento cognitivo. Durante el estudio, los sujetos tuvieron resultados significativamente mejores en tareas de memoria de trabajo después de tomar extracto de té verde.

La memoria de trabajo es la memoria a corto plazo, aquella relacionada con el almacenamiento temporal de la información que nos permite por ejemplo recordar durante unos instantes, sin necesidad de tomar nota, un número telefónico que nos acaban de decir.

Productos naturales para mejorar la memoria

Existen además del té verde, numerosas plantas que nos pueden ayudar a mejorar nuestra memoria y concentración, presentes en muchos de nuestros tés e infusiones:

  • Ginseng:  contiene componentes estimulantes y vasodilatadoras, mejorando además la circulación de la sangre manteniendo los capilares limpios y dilatados. Es perfecto para mejorar nuestra concentración en las tareas, nos mantiene con energías y suficientemente centrados para ser efectivos. El Té Verde Ginseng Pasión está especialmente indicado, tal y como comentábamos, para épocas de cansancio, pero también de estrés, ansiedad, insomnio, para combatir la anemia y también es buena para los estudiantes en época de exámenes, ya que aumenta la capacidad de concentración. También el Té Verde Sencha Ecológico se caracteriza por ser estimulante, estando especialmente indicado para reforzar la memoria y la concentración en periodos de grandes cargas de trabajo y/o estudios.
  • Té Rojo Pu Erh Cherry es ideal para despertarse bien por la mañana y poder desempeñar las tareas que deseamos realizar durante el día, permitiendo concentrarnos en las mismas y, por tanto, también es bueno para los estudiantes en periodos de exámenes o personas cuyas profesiones requieren de una alta concentración.
  • Jengibre:  sus componentes nutritivos, entre los que destaca una gran presencia de antioxidantes, permiten potenciar el sistema inmune y brindar al cuerpo una buena carga de energía, la cual constituye uno de los principales ingredientes para estar debidamente concentrado. El Té Verde Jengibre Ecológico con cáscaras de naranja, flores de caléndula y aromas naturales de limón será tu perfecto aliado.
  • Melisa: esta hierba posee grandes propiedades para estimular la concentración y la memoria. Además de ello es ideal para resolver los estados de estrés, quienes habitualmente es el culpable de que no podamos concentrarnos. Relajante y suave, la infusión Dulces Sueños te calmará en los  estados de estrés y ansiedad que, en numerosas ocasiones, provocan insomnio y falta de sueño reparador, que es lo que hombres y mujeres necesitamos para poder rendir en nuestra vida diaria.