Que el té y las infusiones son de las bebidas más saludables que podemos tomar, no nos queda ninguna duda. Pero, al ser remedios naturales, también sabemos que debemos ingerirlas con cierta regularidad para que sus beneficios se noten en nuestro organismo. Esta constancia es clave y determinante para aprovechar las múltiples propiedades que contienen y para que el placer diario de tomarlas se deje notar en nuestra salud.

A continuación te contamos los diez motivos por los que deberías incluir, en tu día a día, algunas de las variedades más conocidas de tés e infusiones:

10 motivos para tomar

Los beneficios de esta bebida natural son de sobra conocidos y difundidos por los amantes del té a nivel mundial. Sea cual sea el tipo de té que tomemos, las hojas que se infusionan pertenecen a un mismo arbusto: Camellia sinensis. Esto hace que todas las variedades de té, o casi todas, posean unas propiedades relativamente comunes.

En Aromas de Té hemos encontrado, al menos, diez razones por las que no renunciaríamos a un buen té o infusión, como mínimo, una vez al día ¿Quieres saberlas?

  1. El té es una fuente inagotable de antioxidantes y ayuda a mantenerte joven. Esto implica que, tomando esta bebida natural, evitamos que la acción de los radicales libres dañe nuestras células.
    Erróneamente se cree que el té verde es el que posee más antioxidantes de entre todas las variedades pero, en realidad, es el té blanco el auténtico rey del poder antioxidante. Estas moléculas activan el sistema de defensa de nuestro cuerpo, siendo de excelente ayuda para combatir también las alergias que tanto nos molestan durante los cambios estacionales. El té verde no sólo nos ayuda a evitar el moqueo y los estornudos, también evita que se nos caiga el pelo en exceso: estimula su crecimiento y alarga los folículos pilosos.
  2. Es un excelente sustitutivo del café por las mañanas. El té contiene teína, que es la misma sustancia que la cafeína, pero carece de nocivos efectos secundarios como la ansiedad o el nerviosismo. El té negro es, sin duda, el que más teína contiene, lo que le lleva a convertirse en tu mejor aliado por las mañanas.
    Otro de los tés que pueden presumir de una elevada cantidad de teína es el té rojo o pu-erh. Si eres de los enamorados de esta variedad, pero no la consumes por su alto porcentaje de teína, estás de suerte: el té rooibos es un té rojo que no contiene nada. Procede de un árbol africano y sus propiedades y sabor son muy parecidos al del té rojo.
  3. El té es una inmejorable opción para controlar la diabetes. Entre las propiedades que hacen del té una opción recomendable para prevenir y tratar esta enfermedad se encuentra la de regular el nivel de azúcar en sangre y aumentar la segregación de las células pancreáticas. El té verde es uno de los mejores reguladores del nivel de glucosa, lo que lo hace especialmente recomendado para la diabetes tipo 1. Mientras que el té negro mejora la segregación de las células del páncreas, lo que lo hace especialmente beneficioso para la diabetes tipo 2.
    Seguramente no lo sabías, pero la infusión de manzanilla es también muy recomendable para tratar y paliar esta enfermedad crónica.
  4. Si quieres adelgazar ¡No olvides tu taza de té diaria! El té es el complemento ideal para las dietas de adelgazamiento, porque facilita y acelera la termogénesis. Sus propiedades también permiten que las reservas de grasa del hígado se reduzcan y la actividad del metabolismo basal aumente.
    Así, uno de los tés adelgazantes por excelencia es el té rojo pu-erh, al que le atribuyen una pérdida de hasta 3 kilos si se toman cuatro tazas al día. Otro de los tés recomendados para la quema de grasa es el té azul, también conocido como Oolong. A pesar de que su popularidad es bastante reciente, su capacidad para quemar grasa es bastante superior a cualquiera de las otras variedades.
  5. Después de una buena comilona, el té es la bebida que no debes pasar por alto. Facilita las digestiones, reduciendo los incómodos gases y la hinchazón de estómago. Los tés con menos teína son los más apropiados para reducir esta sensación de malestar y pesadez, por lo que los mejores para una digestión eficaz y saludable son el té amarillo y el té blanco; bebidas ambas excelentes para evitar aquellos síntomas más molestos como la acidez, el reflujo y la inflamación del abdomen.
    Si eres más de infusiones, la infusión de hinojo es una de las más útiles para tratar estos trastornos, ya que estimula y facilita la expulsión de gases. Por otro lado el jengibre en infusión también tiene propiedades medicinales y estimula la producción de jugos gástricos y biliares, así como de la saliva.
  6. El té y las infusiones también son unos buenos aliados para tu salud bucodental: si lo tomas después de las comidas, tus encías y tus dientes te lo agradecerán. Verás que con el tiempo tu boca se mantiene sana, sin caries y evitarás las enfermedades periodontales más comunes como la gingivitis. Por ejemplo, el té verde es uno de los que no deben faltar en tu sobremesa si quieres proteger y mejorar tu salud bucal.
  7. Es la mejor forma de compartir un momento con tus amigos o compañeros de trabajo. El té es el protagonista de muchos de los usos y costumbres milenarias. Es también un buena excusa para demostrar que conoces y estás al tanto de las últimas tendencias en el mundo del té. El té matcha es una excelente opción, tanto si quieres impresionar a tus allegados como si quieres beneficiarte de todas sus propiedades. ¡Seguro que con estos descubrimientos conquistas a otros amantes del té como tú!
  8. Los tés y las infusiones son muy bajos en grasa y no tienen azúcares. Son las bebidas más sanas que podemos encontrar en el mercado y son muy versátiles: puedes acompañarlas tanto con leche como con agua. Si eres de los más tradicionales, quizá mezclar el té y la leche no va contigo, pero estamos seguros de que eso es porque no has conocido el té chai. Con especias como el cardamomo o la canela, mezclar este té negro con leche es uno de los sabores más especiales que vas a probar nunca.
  9. El té es también es un gran aliado para activar la circulación, por lo que, además de deshinchar las extremidades de tu cuerpo, verás como la aparición de varices y arañas vasculares se reduce. El té verde mejora la dilatación de los vasos sanguíneos ya que mejora la circulación de la sangre por el cuerpo y previene los infartos y los ataques cardíacos.
  10. Son una de las mejores opciones para relajarte y prevenir la ansiedad. Ya sea con una taza de humeante en invierno o helada en verano, te sentirás mucho más desestresado. Las infusiones que contienen melisa o valeriana, como Dulces sueños, también son una buena opción para despejar tu mente y tus sentidos, sobre todo antes de ir a dormir o a media tarde cuando hayas terminado tu jornada laboral.

Algunos tés e infusiones que no debes perder de vista

Si quieres empezar cuanto antes a tomar té e infusiones todos los días o, simplemente, quieres aumentar la cantidad que tomas, te damos algunas ideas que puedes incluir en tu rutina diaria:

Desayuna como un auténtico lord inglés con el té negro. El té negro Breakfast eco que tienes en Aromas de Té es el auténtico y genuino de un buen desayuno británico. Si prefieres algo más dulce y afrutado, entonces el té negro Sonrisa Africana es el ideal ya que contiene té negro plátano y caramelo.

Para después de comer, y con más razón si no puedes lavarte los dientes cuando estás fuera de casa, el té verde con aloe vera en pirámides es tu mejor aliado. Viene en un cómodo formato para que no te cueste nada proteger tus dientes y encías. Además, también se encarga de facilitar y regular las molestias de una mala digestión. O si lo prefieres, puedes optar por el té amarillo o una buena infusión de manzanilla en pirámides durante la sobremesa.

Para media tarde, o si sales del gimnasio, ¿por qué no recuperar fuerzas con un buen té azul? Tanto si has quedado con tus amigos como si quieres reforzar todo el trabajo hecho en el gimnasio, este es el mejor té que puedes beber. El te Oolong Perla Negra hará que disfrutes de un sabor fresco y auténtico mientras quemas calorías y pruebas algo novedoso.

Para cerrar el día, nada mejor que el té blanco Pai Mu Tan Noches Blancas, que contiene muy poca teína y no te impedirá conciliar el sueño por la noche.